Un trabajo universitario analiza el narcotráfico en La Línea

Un trabajo fin de grado realizado para la Universidad Pablo de Olavide analiza la estructura de los narcos en la comarca

Un trabajo fin de grado presentado en Ciencias Políticas y de la Administración Política Internacional y Seguridad, en la Universidad Pablo Olavide de Sevilla aborda un análisis sobre las circunstancias actuales del narcotráfico en el Campo de Gibraltar. Bajo el título de “El Narcotráfico en la línea de la concepción: Un estudio sobre el estado actual de las organizaciones”, el informe se basa tanto en testimonios personales recogidos por el autor del documento, como en hemerotecas.

El texto asegura que se trata de “un problema estructural que está presente en la comarca desde hace más de 30 años, en el campo de Gibraltar siempre ha existido el contrabando, de cualquier tipo de mercancía pero es un fenómeno desarrollado durante décadas, podemos citar en lo que respecta a las drogas, cuando se comenzó con el contrabando de tabaco, medicinas (como la penicilina), para continuar con el contrabando de heroína, para pasar al tráfico de hachís y posteriormente añadir a ello el tráfico de cocaína”.

“La Línea –asegura– además vive una realidad particularmente compleja, hablamos de una de las ciudades con una mayor tasa de desempleo de España, que se ha visto abandonada por el Estado durante más de 30 años, y en la que los jóvenes y quienes se encuentran en esta situación ante el abandono por parte del estado, acaban cayendo en las manos de estas organizaciones de narcotraficantes, que aparecen como salvadoras de una población en exclusión social, en donde conseguir mucho dinero es: fácil, sencillo y rápido.  El problema es que como siempre, los narcos como cualquier organización mafiosa nunca ayuda de manera desinteresada, pero ya han logrado el objetivo de ocupar el lugar en el que debería estar el estado español”.

El estudio habla de la reacción cívica contra los narcotraficantes, pero también del aumento de la violencia entre los narcos: “El principal objetivo de este informe es realizar un estudio para conocer de manera precisa. Otro de los objetivos será conocer y dar una explicación al aumento de violencia por parte de estas organizaciones que se ha producido en la última década. Por último y para concluir, tras conocer todo lo anterior, intentaremos abordar la situación, estableciendo las bases de lo que sería lo más apropiado realizar para llevar a cabo una buena gestión y solución del problema en el que nos encontramos”, afirma el autor del trabajo.

Entre otros testimonios, el estudio cuenta con entrevistas realizadas a José Chamizo, Francisco Mena, Miguel Alberto Diaz, de las coordinadoras contra la Droga, Sindicato Unificado de Policía o Policía Local de Algeciras.

“Debido a ello, la sociedad de dicho municipio y en gran medida condicionada por la precariedad laboral a la que se encuentra sometida, sin percibir ningún tipo de alternativa social por parte del estado español, mafia medidas de integración social, medidas de apoyo, de prevención o de fiscalización que sean eficaces, está en su gran mayoría sujeta a la actividad ilícita que predomina en la zona. En palabras del alcalde de la Línea y que arrasó con una mayoría absoluta aplastante en la última elección, no siendo ni PP ni PSOE, Juan Franco dice lo que evidencia la situación que se vive «Que un vecino que se levanta a la una de la tarde y haciendo cuatro cositas gane más que un trabajador honrado es un modelo que atrae mucho a los jóvenes».

La situación que vive La Línea –se asegura en dicho trabajo– cambia radicalmente en torno a los años 2014-2015, “cuando se produce un relevo generacional, en donde estas organizaciones dedicadas al narcotráfico en La Línea pasan de estar controladas por los adultos entre los que imperaban unas leyes no escritas, de respeto hacia los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, es decir cuando la policía procedía a interceptar una descarga los narcos abandonaban la embarcación y huían dejando la mercancía”.

“Pero todo cambia cuando se produce ese relevo generacional del que hemos hablado en el que estas organizaciones pasan a ser controladas por jóvenes, quienes no respetan a la autoridad, enfrentándose a ella, y con una sensación de impunidad tremenda. Hay una diferencia fundamental entre los Narcos de hoy y los de décadas atrás, y es lo que los hace especialmente peligrosos y corrobora ese acercamiento a las mafias exteriores que siempre han sido más violentas y sangrientas. Otra diferencia que hace que los narcos de hoy sean mucho más violentos y peligrosos que los anteriores es que ser narcotraficante en una capa muy extensa de la población, ya no está mal visto, sino que por el contrario es a lo que aspiran una gran cantidad de jóvenes, muy influenciados por series populares que han llegado a toda la población como “Narcos” o “El Chapo” entre otras”.

Narcos muy organizados, pero desestructurados, describe el estudio. Con enlaces externos con la mafia colombiana, gallega, marroquí, turca, italiana o irlandesa.

“La Asociación Unificada de Guardia Civil habla de tres mil personas implicadas y de más de 30 bandas organizadas. Según José Chamizo esto habría que matizarlo. El número de personas es adecuado, pero decir que existen más de 30 bandas organizadas parece excesivo. De hecho, la pretensión de los Narcos siempre ha sido unificar sus grupos para no diversificar sus esfuerzos y así ostentar más poder. Parece razonable decir que en un principio podrían estar atomizadas, pero hoy día no es así·.

Se subraya una pauta fundamental, el intento de soborno a miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, “así como de personas indispensables seleccionadas tras un estudio minucioso, además de a los trabajadores seleccionados de los puertos y aeropuertos de los lugares por dónde entra la droga”.

“Además de ello, uno de los objetivos de estas organizaciones es el acceso al poder político como salvaguarda de su estatus. Instrumentalizará convenientemente su apoyo a favor de aquellas iniciativas políticas que beneficien sus propios intereses.34 Así como poner a un candidato en la esfera pública regado con miles de millones de euros para que acceda al poder y así ostentar el poder político para manejarlo a su antojo. Cuentan con cuerpos policiales, con miembros dentro de los puertos, con miembros en los juzgados que avisan antes de ordenes de registro, con personas que se dedican únicamente a vigilar para controlar a la policía, lo tienen todo perfectamente controlado”, sentencia el informe, que podrá descargarse al completo, en breve, en esta misma página.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *