Un siglo sin tren y sin muchos manifestantes

Las plataformas a favor de una mejor conexión ferroviaria piensan ya en un Plan B para la Algeciras Bobadilla

El pasado viernes a las 19 horas. Plaza Alta de Algeciras. Esa era la cita, la convocatoria puntual de la Plataforma Un Siglo Sin Tren, que lleva movilizándose desde 2018. Cargada de argumentos, cargada de razones, pero con escaso respaldo público, como da muestra la fotografía de Juan Moya que acompaña a esta información. Sin embargo, no arrojan la toalla. Y sacan pecho por el goteo de manifestantes tras la pancarta: más de 1.200 ya, entre ellos numerosos responsables públicos.

«¿Alguien se atrevería a dar una fecha en la que se pueda enviar una composición ferroviaria con tracción eléctrica de 740 m de longitud cargada de contenedores desde el Puerto Bahía de Algeciras hasta Madrid? ¿Ponemos por ejemplo, el 28 de diciembre de 2040? Sólo faltan menos de 20 años», se preguntan con ironía los promotores de esta iniciativa.

Cabría preguntarse si el resto de la ciudadanía no secunda esta protesta es porque no confía en que sirva para algo o es que no sirve para mucho porque la gente no se suma a ella. Contra viento y marea, al menos, esa plataforma mantiene la dignidad y la esperanza. Entre el Ramal Central y el trazado del Corredor Mediterráneo, Algeciras aparece como la eterna estación término en todos los presupuestos oficiales: “El Corredor Mediterráneo tiene dos ramales que comienzan ambos con el tramo Algeciras-Bobadilla. El Corredor Atlántico también comienza con el tramo Algeciras-Bobadilla. Es decir, el tramo Algeciras-Bobadilla es el tramo inicial de los dos ramales del Corredor Mediterráneo, y del Corredor Atlántico. Y a pesar de eso, los respectivos Gobiernos de España lo tienen abandonado”, afirman desde la Plataforma.

  Y acusan a los sucesivos gobiernos de España, de uno o de otro signo, de “sufrir una terrible competencia desleal por parte de Valencia, Barcelona y Bilbao. Así como por Sines, Tánger Med y Gibraltar”.

«Seguimos aislados y esto es competencia desleal. El techo de cristal que limita el futuro del Campo de Gibraltar sólo se romperá si nos unimos todos; trabajadores, sindicatos, empresarios, instituciones y sociedad civil de todos los municipios. Seguimos aislados y esto es competencia desleal. Nuestro principal competidor somos nosotros mismos, porque un puerto no son sólo pantanales, diques y muelles. Un puerto es un eslabón de la cadena de transporte y, por ello, un puerto también son los accesos y sus conexiones terrestres. La realidad de un puerto no sólo son las inversiones en infraestructuras portuarias, sino el que tenga buenas carreteras y ferrocarriles. En este sentido, tenemos que poner el grito en el cielo, porque a la altura que estamos, en pleno siglo XXI, y después de cinco años moviendo más de 100 millones de toneladas, ya es hora de que la Administración se dé cuenta de las posibilidades de este puerto”.

Es el mismo argumento que enarbola andaluciabay 2.0, que viene desarrollando desde hace años una campaña activa para la mejora ferroviaria, que hasta ha incluido el compromiso de numerosos parlamentarios a favor de sus iniciativas.

Así que, nada extraño, empieza a tomar cuerpo la idea de un Plan B, ante los plazos estrictos que fija el actual proyecto: “Hay que esperar a que se plantee el estudio informativo, el EIA, las alegaciones, contraalegaciones, dictamen, audiencia, dictamen final y publicación en BOE… Todo eso puede durar entre 3 y 5 años. Y puede suceder que en 2025 la DIA concluyente sea negativa, y a empezar de nuevo”.

 “¿Por qué no empiezan ya con la variante, y se ahorran la DIA?”, se oye ya decir, dado que “actualmente, nadie se atreve a dar la solución técnica, ni las fechas, ni el presupuesto de las obras”.  Y concluyen: “Sólo quieren tenernos entretenidos. Debemos plantear un Plan B”.

Por el momento, en este largo laberinto kafkiano, Renfe ha puesto en circulación un billete integrado entre Algeciras y Sevilla, un trayecto a cubrir en casi cinco horas y con una escala en la provincia de Málaga, cuando por carreteras apenas se tardan dos. Para ello, utilizarán  trenes Media Distancia y Avant con enlace en Antequera. Con la actual infraestructura y la electrificación pendiente, más valdría utilizar alfombras mágicas.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *