Seis meses después, sigue siendo Nochevieja en Gibraltar

El Gobierno español considera que la fecha de junio como cierre de la negociación del Tratado con el Peñón era "orientativa" y que el mismo podría estar suscrito antes de terminar el año

Seis meses después del llamado Acuerdo de Nochevieja, que fijaba la negociación de un Tratado en torno a Gibraltar que habría de suscribirse este mes de junio, ese documento aún sigue en el aire. Así, el Gobierno español, en una respuesta parlamentaria, ha reconocido lo evidente. Y es que aún no se ha cerrado el mandato negociador en base al cual la Comisión Europea y Reino Unido pactarán el futuro acuerdo sobre Gibraltar, por lo que tampoco hay una fecha prevista para su culminación.

En contestación a una pregunta formulada por el Grupo Popular en el Congreso y que ha difundido la agencia Europa Press. Fue la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, quien anticipó que el Tratado podría cerrarse en seis meses.

«España y Reino Unido depositaron oficialmente, el 31 de diciembre de 2020, este principio de acuerdo ante las instituciones de la Unión Europea» con lo que se inició «el procedimiento para la elaboración de unas directrices de negociación», explica el Gobierno en su respuesta a las diputadas Marta González y Valentina Martínez, del Partido Popular.

En este sentido, el Gobierno asegura que «estas directrices, que están siendo elaboradas por los servicios de la Comisión Europea, tendrán que ser adoptadas por los estados miembros de la Unión Europea, con el concurso específico de España, y deberán servir de base para la negociación» de la UE y Londres, precisa el texto.

Europa Press, en su despacho, asegura que “fuentes europeas” confirman que aún continúa el trabajo para «preparar el borrador del mandato» negociador, si bien han confiado en que este pueda estar ultimado «pronto». Así las cosas, el Gobierno aclara que «una vez adoptado, el acuerdo deberá seguir los cauces previstos en el Derecho de la Unión Europea, sin que por el momento sea posible determinar plazos exactos».

La propuesta que está encima de la mesa es que Gibraltar pase a formar parte del espacio Schengen aunque el Reino Unido no lo esté. Todo ello supondría la supresión de la Verja, y el Gobierno español sería el responsable último del cumplimiento por parte del Peñón de las normas relativas a este espacio sin fronteras. Durante el periodo de transición de cuatro años, está prevista la asistencia de Frontex en los controles en el puerto y el aeropuerto, aunque existe controversia sobre qué servicio asumirá dicha misión después de esa fecha. Que sea la Guardia Civil no entusiasma precisamente a las autoridades gibraltareñas.

Entre otras reacciones a este impasse, El Confidencial publica un artículo de Celia Maza, firmado en Londres, bajo el título de “Sin noticias de Gibraltar: seis meses sin avances ni tratado pos Brexit para la Verja”

La periodista, desde la capital británica, subraya que “el preacuerdo alcanzado ‘in extremis’ el 31 de diciembre entre Londres y Madrid contenía las directrices para cerrar un tratado que debía entrar en vigor en junio. Pero no hay ningún avance”

“Gibraltar se ha convertido en la víctima colateral de las crecientes tensiones entre el Reino Unido y la Unión Europea en la era pos Brexit. El pasado 31 de diciembre, a pocas horas de que terminara el periodo de transición, Londres y Madrid conseguían cerrar ‘in extremis’ un principio de acuerdo para evitar los estrictos controles en la frontera que habrían sacudido la economía tanto del Peñón como de las regiones españolas aledañas. El texto contenía las directrices para cerrar un tratado entre la Comisión Europea y el Reino Unido sobre la Roca que debía entrar en vigor en seis meses. Pero iniciado el mes de junio, no hay todavía ningún avance. Fuentes consultadas por El Confidencial reafirman la “buena voluntad” que existe tanto por parte de Gibraltar como de Madrid para agilizar los trámites. Pero lamentan que los problemas que están teniendo Londres y Bruselas para llevar a la práctica el acuerdo de divorcio están jugando en su contra”, informa El Confidencial.

La articulista apunta hacia una pieza clave para explicar este limbo diplomático, el hartazgo que el Reino Unido despierta a este lado del Canal de la Mancha: “Los seis meses estipulados fueron un periodo “orientativo”, no formal. Tras la telenovela del Brexit —con las consiguientes crisis que provocaba cada ampliación de plazos cerrados—, se aprendió la lección. No obstante, tampoco sería lo más conveniente alargar ‘sine die’ la delicada cuestión de una frontera, que en tiempos no pandémicos, la cruzaban a diario 15.000 trabajadores. De ellos, más de 10.000 son españoles de una zona como el Campo de Gibraltar, donde la tasa de paro pocas veces baja del 30%. Las fuentes consultadas esperan que, para finales de año, se encuentre una solución. Pero todo dependerá de la cordialidad que exista entre Londres y Bruselas. Y lo cierto es que, tras el Brexit, que se ejecutó ya a efectos prácticos el 31 de diciembre a media noche, la relación entre ambas partes no ha estado exenta de polémicas”.

El artículo completo puede consultarse en el siguiente enlace:

https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2021-06-08/gibraltar-avances-tratado-posbrexit-verja_3117879/

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =