Sagrista, el rockero de Punta Paloma

El legendario productor publica "Camaleón", el último single de su nuevo proyecto musical en solitario, "La senda de los elefantes"

A lo largo de los últimos meses, José María Sagrista ha ido desgranando adelantos de lo que será el lanzamiento de su primer álbum en solitario, «La senda de los elefantes». Después de sus tres anteriores aperitivos, “El Viaje”, “Alta Tensión” y “Creíamos”, Sagrista apuesta por la ecología en «Camaleón». No en balde, durante las últimas décadas, ha vivido en un entorno privilegiado, el de Punta Paloma, donde estableció un estudio discográfico sostenible, en donde han grabado artistas de la talla de Kiko Veneno –que tituló así a su disco–, Rosario o Javier Ruibal. Eso sí, para acceder al lugar, había que personarse en la garita militar que guardaba el paso a la batería de costa, ya de capa caída.

Interior de los estudios de Sagrista en Punta Paloma

Por sus paredes acolchadas, ha desfilado buena parte de la música andaluza de los últimos treinta años: desde el único y mítico álbum del prematuramente malogrado An-Tonio, a Alejandro Sanz, Amparanoia, Antonio Orozco, Carlos Chaouen, Chambao o La Mari en solitario, David Lagos, El Barrio, El Canijo de Jerez, Juan Peña El Lebrijano, Estrella Morente, Fernando Terremoto, India Martínez, Pepe Begines, Los Cucas, La Buena Mujer, Manuel Carrasco, Maíta Vende Cá, Melon Diesel, Navajita Plateá, Pasión Vega, Reincidentes, Romero Sanjuán, Sr. Chinarro, Tabletom o Vanesa Martin.

Sin embargo, Sagrista no era un recién llegado a la música, aunque estos antecedentes bastarían para justificar que se enfrente ahora a su primer disco en solitario. En cierta medida, como el título de su nuevo cantable, él también ha vuelto, como los camaleones: “Después de muchos años de estar casi extinguidos los camaleones han poblado la provincia de Cádiz y una mañana cuando el sol empezó a calentar la tierra yo medio aletargado y soñando mis cosas vi uno o más bien mis sentidos permitieron que viera uno, me quedé largo rato observando sus movimientos y su pausado deambular sus largas paradas casi inmóvil meciéndose con alguna rama y al final me sentí como dentro de él imaginando cómo sería esa vida”, describe, como preámbulo a un videoclip que se puede visualizar a través del siguiente enlace:

https://drive.google.com/file/d/1tAYtf_Bi-vBjsMiT_wqEquJ-btIW2W_s/view

El videoclip rezuma una cierta psicodelia vintage, pero la voz de Sagrista suena en plena madurez, ajustada y potente, con letras sugestivas y una banda de ensueño, «con unas guitarras enérgicas reforzadas con un slide punzante de Rubén Da Trinidad, unos bajos de Jesus Arispón que dan la nota funk y las baterías de Toni Jurado que bombean la sangre del tema».

En cualquier caso, sigue destilando su querencia por el rock andaluz –se sumó a Triana, en su día, con su guitarra juvenil escoltando «Un encuentro»– o su propia banda, «Circulo vicioso» –¿recuerdan «Portero de noche?», con la que ganara el Festival de Benidorm?–: «Además la incursión del trombón de Jose Guillamon le da un aire bastante insinuante y que junto a los coros de Desi Tey del estribillo elevan la canción a un nivel superior con el que es difícil camuflarse», afirman los promotores de esta nueva obra.

El estreno viene arropado por un videoclip protagonizado por la bailaora Paula Verónica Andreoli “La Mimbre”, que con sus geniales coreografías y por el propio Sagrista interprentando la canción entre proyecciones de color e imágenes de camaleones. Manuel Raya ha sido el encargado de la realización del vídeo y le han acompañado Manuel Cruz en la imágen y Juanma Reyes en el color.

Portada del último adelanto del disco de Sagrista

La Senda de los Elefantes

«La Senda de los Elefantes» es el título de la obra completa. Saldrá, si no falla el calendario, a mediados de octubre: “La única condición que me impuse al comenzar este disco fue que tuviera emoción, por lo tanto este disco va dirigido a la gente sensible, que se emociona con la música, con su sonido, con cómo le transporta o con lo que le sugieren las letras”

«Pero aparte de Rock Andaluz hay también mucho de Pop Rock Sureño como en “Alta Tensión” con letra de Kiko Veneno o en “Camaleón” con un estribillo pegadizo y unos vientos insinuantes. El disco tiene de todo , incluso momentos más íntimos y directos como en “Hay una canción” o “Creíamos”. Y canciones de corte progresivo como “La Senda de los Elefantes” o la inmensa “De Tarifa Al Cielo” gran homenaje al género. Sagrista es toda una leyenda de la música con muchos kilómetros recorridos pero vuelve con la ilusión intacta. Se ha reinventado y le ha dado una vuelta de tuerca a su sonido y a su forma de cantar e interpretar , vuelve rejuvenecido y listo para ofrecer toda su valía sobre los escenarios», refiere la productora.

En Londres, cuando grababa para el sello Wea, se asomó a la ingeniería de sonido, una faceta en la que es autodidacta y con la que ha desarrollado una intensa actividad como productor y técnico de sonido. En sus inicios en la Alameda de Sevilla, ejerce como tal en Estudios Central por donde pasaron bandas míticas como “Dulce Venganza”, “Dogo y Los Mercenarios”, “Reincidentes” y el maestro “Silvio” al que le escribió la legendaria canción “Puerta España”.

«Más tarde agobiado de la ciudad y buscando el mar y la tranquilidad fundé “Punta Paloma Estudios” en un enclave idílico donde las bandas van a crear y conectar con el entorno y su música».

La misma atmósfera de su disco más reciente.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + 15 =