Resfriado en Irlanda del Norte, ¿estornudo en Gibraltar?

Las relaciones entre Londres y Bruselas siguen en vía muerta respecto al protocolo norirlandés, tras la entrevsita telefónica mantenida por Liz Truss y Maros Sefcovic

La desastrosa entrevista telefónica mantenida ayer por Liz Truss, ministra de Exteriores del Reino Unido y responsable de las negociaciones post-Brexit, con Maros Sefcovic, vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de las negociaciones con el Reino Unido, no augura nada bueno en torno al protocolo para Irlanda del Norte, a partir del acuerdo de retirada de Gran Bretaña de la Unión. Si todos los indicios apuntan a que se trata de un resfriado diplomático importante, no puede descartarse que ello provoque un indeseable estornudo en las negociaciones sobre el Tratado de Gibraltar, que ambas partes parecen tener prácticamente ultimado.

El hartazgo y la desconfianza respecto a Londres se agrava cada vez más en círculos comunitarios. Y, en gran medida, puede advertirse en el comunicado emitido por Sefcovic, tras la conversación de ayer: “Acabo de mantener una llamada telefónica con la Secretaria de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, sobre la aplicación del Protocolo sobre Irlanda / Irlanda del Norte. Sigue siendo motivo de grave preocupación que el Gobierno del Reino Unido tenga la intención de emprender el camino de la acción unilateral”.

“Esto es a pesar de una serie de soluciones de amplio alcance e impactantes propuestas por la UE, basadas en nuestro intenso compromiso con todos los representantes en Irlanda del Norte. Estas propuestas mejorarían sustancialmente la forma en que se aplica el Protocolo. Más recientemente, en febrero, propusimos al gobierno del Reino Unido un calendario ambicioso para discusiones intensivas sobre las cuestiones prácticas pendientes planteadas por las personas y las empresas en Irlanda del Norte. Hemos dejado claro que todavía hay potencial por explorar en nuestras propuestas. Todavía estamos esperando la respuesta de la parte británica”.

Sefcovic, en dicho documento, muestra su convencimiento en que sólo las soluciones conjuntas funcionarán: “La acción unilateral, que efectivamente inaplica un acuerdo internacional como el Protocolo, simplemente no es aceptable. Esto socavaría la confianza entre la UE y el Reino Unido y comprometería nuestro objetivo final: proteger el Acuerdo de Viernes Santo (Belfast) en todas sus dimensiones, al tiempo que garantiza la seguridad jurídica y la previsibilidad para las personas y las empresas en Irlanda del Norte. Esta acción unilateral también socavará las condiciones que son esenciales para que Irlanda del Norte siga teniendo acceso al mercado único de bienes de la UE”.

“La UE y el Reino Unido son socios que se enfrentan a los mismos desafíos mundiales en los que defender el Estado de Derecho y cumplir con las obligaciones internacionales es una necesidad. Trabajar codo con codo de manera constructiva es de suma importancia”, concluye Sefcovic.

El protocolo sobre Irlanda del Norte entró en vigor el 1 de enero de 2021 y es una parte esencial del acuerdo de retirada del Reino Unido de la UE. Su objetivo es similar al Tratado que se pretende en Gibraltar, el de evitar el regreso de una frontera dura a la isla de Irlanda y para ello establece cómo deben ser los controles aduaneros y sanitarios a los productos que llegan a Irlanda del norte.

La victoria del Sinn Fein en las últimas elecciones parece haber agitado aún más el avispero: «El protocolo de Irlanda del Norte se ha convertido en el mayor obstáculo para formar un Gobierno en Irlanda del Norte», ha sido el principal argumento utilizado por Truss en su conversación, al tiempo que le ha mostrado su convicción de que la situación actual «está causando una interrupción inaceptable en el comercio y ha creado un sistema de dos categorías en el que los ciudadanos de Irlanda del norte no reciben el mismo trato que todos los demás en el Reino Unido».

Por su parte, Sefcovic ha insistido en que la Comisión Europea ya ha presentado propuestas que mejorarían «sustancialmente» la situación: «Recientemente, en febrero, propusimos al Gobierno del Reino Unido un ambicioso calendario de debates intensivos sobre las cuestiones prácticas pendientes planteadas por los ciudadanos y las empresas de Irlanda del Norte. Hemos dejado claro que todavía hay potencial que explorar en nuestras propuestas. Todavía estamos esperando la respuesta de la parte británica», ha zanjado Sefcovic.

A su juicio, dicho protocolo es “la solución encontrada con el actual gobierno del Reino Unido para proteger el Acuerdo de Viernes Santo (Belfast) de 1998 en todas sus dimensiones y, por lo tanto, también evitar una frontera dura en la isla de Irlanda, al tiempo que protege la integridad del mercado único de la UE”.

“La UE ha estado abierta a un trabajo conjunto con el Reino Unido en la aplicación del Protocolo para aportar seguridad jurídica y previsibilidad a largo plazo a las personas y las empresas de Irlanda del Norte. La UE sigue abierta a tales debates. Solo las soluciones conjuntas funcionarán. La acción unilateral del Reino Unido sólo dificultaría nuestro trabajo sobre posibles soluciones”, había manifestado Sefcovic con anterioridad a la conferencia telefónica. Y añadió, entonces: “El Protocolo, como piedra angular del Acuerdo de Retirada, es un acuerdo internacional. Su renegociación no es una opción. La Unión Europea está unida en esta posición”.

Así las cosas, ayer trascendió que el Comité de Escrutinio Europeo de la Cámara de los Comunes visitará Gibraltar para conocer sobre el terreno los problemas fronterizos que afectan a los residentes británicos en el Peñón y cuya tarjeta azul ya no les facilita el tránsito a través de la Verja, en donde se aplica el protocolo Schengen desde Semana Santa.

Cash visitará Gibraltar al frente del Comité de Escrutinio del Reino Unido

El anuncio de la visita se produce tras el envío, por parte del comité, de una carta al secretario de Estado británico para Europa en torno a estas dificultades fronterizas. En dicho documento, remitido con fecha 11 de mayo del presente año, el presidente del comité, Sir William Cash MP, señala el tema común de que estas personas tienen tarjetas de identificación azules y que se les pide evidencia de que su viaje está permitido bajo el Código de Fronteras Schengen.

«La ansiedad y la preocupación que nos transmiten los ciudadanos británicos en Gibraltar es profundamente preocupante», puede leerse en la carta, que ofrece algunos ejemplos al respecto: «No solo nos han informado de viajes de compras cancelados, sino también de reuniones familiares pospuestas y citas perdidas en el hospital».

El Comité urge al secretario de Estado a investigar “estos problemas con urgencia y nos proporcionara una evaluación completa de cómo está operando actualmente la frontera».

El Comité, que ha dado diez días de plazo al ministro para ofrecer una respuesta, afirma que la aplicación estricta del Código marcaría un cambio preocupante en la forma en que se ha administrado la frontera desde que el Reino Unido abandonó la UE. Desde su punto de vista, esta situación motivaría serios interrogantes sobre el momento del aparente cambio y el retraso en el logro de un acuerdo entre el Reino Unido y la UE sobre Gibraltar.

Otro punto de fricción fue denunciado por el diario “Area” hace unas horas y afecta a un segmento de los antiguos trabajadores españoles en Gibraltar, que no se dieron de alta en una plataforma informática habilitada a tal efecto y que no han percibido sus prestaciones durante los últimos meses: “Desde que el Banco de Inglaterra (Crown Agents Bank) advirtiera de que iba a dejar de abonar los pagos a todos los pensionistas españoles que han trabajado en Gibraltar si no se registran en una aplicación y emitan a través de ella una fe de vida virtual, algunos de estos pensionistas se han visto afectados de lleno y no han cobrado sus pensiones en tiempo y forma”, afirma dicho rotativo, que ofrece algunos testimonios al respecto.

La información completa respecto a este asunto puede consultarse en el siguiente enlace:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cinco =