Quo Vadis? A Bruselas

Paloma Fernández Gomá, en su artículo semanal, analiza el poder simbólico de Bruselas y la Unión Europea, en el imaginario español y campogibraltareño

Quo vadis?. A Bruselas. Allí se sana todo: Brexit, CGPJ, ayudas económicas, agrarias y se sale como nuevo con todos los requisitos cumplidos y a la espera de que te den el visto bueno.

Pero que hemos logrado? Un sí parcial. Un hasta la próxima, para que al cabo de un tiempo sigamos negociando.

Pero donde se cuece todo es en la propia casa. Ir con los deberes bien hechos supone alcanzar un buen acuerdo, y no un toma y daca, cuando no un tirón de orejas.

Hay países que saben bien de lo que va el asunto, pero otros van con los dedos cruzados, con la esperanza de sacar un conejo de la chistera y hacer algunos guiños a los más guapos.

España está entre los que van por las mañanas de los domingos al Rastro Europeo con su semblante feliz y las argucias de un buen trilero. Ay ! Madrid qué bien se te da la gorrilla de chulapo, la chaquetilla bien ajustada, el pañuelo anudado al cuello y esa sonrisa entre chulesca y cautivadora , que sabes muy bien dibujar ante el Consejo Europeo.

Ya veremos cómo van las cosas y como de grandes tienen las tragaderas los de Bruselas. Ellos visten de negro cuando les conviene, miran hacia el lado donde sopla el viento más cálido y no son de los que dejan que se les vayan los dineros por los agujeros del bolsillo de sus pantalones o de las faldas , ( para que nadie se sienta excluido).

En verdad os digo ( como diría Jesucristo) cada día es más difícil hablar para no molestar, excluir o no ser socialmente incorrecto. Vamos que hasta los chistes son censurados.

Caperucita (la del cuento) tiene algún temor a que se abra su cuento y digan que no es correcto, pues da una imagen trasnochada y no conveniente para el buen desarrollo emocional de los niños.

Mañana será otro día y las historias seguirán su curso; hasta que después de un punto y aparte recapacitemos y veamos con perspectiva el insólito momento histórico que estamos viviendo. Porque si no fuera así estaríamos ante un antes y un después que no quiero imaginar.

Paloma Fernández Gomá, escrítora y crítica
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *