Pruebas de humo en las obras del túnel bajo el aeropuerto

El proyecto, iniciado en 2008, tras sucesivos retrasos, tendría que haber finalizado en el segundo trimestre de 2021

Como parte de las pruebas de puesta en marcha del túnel bajo de la pista de aterrizaje, según ha explicado el Gobierno Gibraltareño, «el contratista ha programado una serie de pruebas de humo por separado en ambas bocas del túnel de carretera entre las 12 y las 19 horas de mañana jueves, 12 de mayo».

«Esto implicará la generación de humo en cada túnel para probar la velocidad de evacuación del humo por los ventiladores de chorro –añade una nota oficial–. No se prevé ninguna molestia para el público en general».

Continúan las obras del túnel, que fueron iniciadas en 2008 y que, a lo largo de 14 años, han conocido sucesivos retrasos. El presupuesto inicial de las mismas se fijó en 35,7 millones de euros, pero en 2011, quedaron paralizadas. En 2012, el Gobierno de Gibraltar rescindió unilateralmente el contrato firmado con la empresa española Obrascón Huarte Laín, OHL, que fracasó en sus recursos a dicha decisión y que fue sustituida inicialmente, en 2014, por la empresa local Joinery & Building Services Limited. Tampoco hubo suerte, así que dos años más tarde, en 2016, el ejecutivo del Peñón retomó el acuerdo con OHL, que debería haber finalizado el trazado en 2018.

También la localización de hallazgos arqueológicos –un cráneo, huesos, útiles de cerámicas– también provocaron nuevas demoras. La última fecha que se había dado para la finalización de los trabajos fue la del segundo trimestre del pasado año, en torno a los meses de mayo y junio, pero tampoco ocurrió así. En el año 2019 se sumó al proyecto la empresa Córdoba Refractaris para realizar la protección del túnel del aeropuerto de Gibraltar contra el fuego.

Las obras del túnel han conocido sucesivas demoras desde su inicio hace ya catorce años

En 2020, la empresa contratista había completado la mayoría de las obras civiles y procedía a realizar diferentes instalaciones mecánicas y eléctricas. Los trabajos pretenden trazar una vía de 1,24 kilómetros de longitud y dos carriles por sentido que conectara el recinto fronterizo con España desde Devil’s Tower Road, dando acceso además a Eastern Beach Road y a Catalan Bay Road, con un trazado de 350 metros de longitud para el túnel para la pista del aeropuerto, así como un túnel paralelo para peatones y ciclistas.

Un proyecto enormemente complejo que incluye a su vez la edificación de un centro de control y explotación de las instalaciones de los túneles, con zona de almacenamiento y carga y descarga de combustible de aviación.

Según el acuerdo alcanzado en 2016, el sobrecoste por toda esta suerte de retrasos correrá presumiblemente a cargo de la empresa constructora, ya que el contrato de finalización especifica explícitamente que cualquier retraso más allá de la fecha convenida implicará inmediatamente el pago por parte de OHL de una compensación económica al Gobierno de Gibraltar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 2 =