Poirot en el andén

Los trenes suelen aparecer con frecuencia en la narrativa de Agatha Christie, desde el Orient Express a este tren azul que Francisco Vélez Nieto utiliza para llevarnos a la estación término de la actualidad

El misterio del tren azul Agatha Christie. Traducción de José Mallorquí Figuerola. Espasa Calpe

De nuevo, tengo que agradecerle a Espasa Calpe (Planeta) El hallazgo de poder disfrutar con la excelente Historia de El misterioso tren azul de la gran Dama de la novela negra Agatha Christie, que, en esta ocasión nos brinda con  su elegante estilo la más embriagadora tela de araña bastante compleja, que decide hacer participar al inimitable detective Poirot, con sus infalibles “células grises” y con otra pasajera, Katherine Grey, en papel de alter ego, obtiene un éxito más en su carrera de  alta literatura y maestría.

De forma que todo  es abrir el libro, cuando el misterio de un paquete muy pequeño pone en movimiento a  todos y todas  los protagonistas, que se sienten involucrados, a la vez como dueños de toda una gran fortuna. El contenido de lo que puede configurar comparativo que en todos los trabajos se forman. Y no menos como el candelero por donde transcurre la marimorena nacional me lleva  a poner oído al congreso del Partido popular para disfrutar de su presidente Casado, dotado de increíble mentalidad que nos ha mostrado como posible lograr la carrera de Derecho torcido en la Universidad de Juan Carlos, este emérito sobre cargado de inocencia de perecer el sainete cuando ya se considera presidente con su poder intelectual suficiente para ser presidente de todos los españoles y española sin duda alguna.

Tan envolvente historia de ficción ofrece el gancho de atrapar al lector debido a que la mayor parte de su agitada aventura transcurre en la Costa Azul: el litoral meridional de Francia y Montecarlo, donde acceden los turistas, especialmente ingleses, de fortuna, entre los cuales tenemos un millonario americano, el magnate del petróleo Rufus Van Aldin que compra un famoso rubí, el “corazón de fuego”, y se lo ofrece de regalo a su hija, Ruth de Kettering. La joya forma parte de un maravilloso collar, codiciado por ladrones y coleccionistas.

Pero resulta que Ruth pese a llevar diez años de casada sin relaciones íntimas con su marido, no existe a no ser para que  este atractivo vividor, una vez consumida la fortuna de la familia, viva su privilegiada vida

se encuentra lleno de deudas y a punto de que tenga que ir a la cárcel. Mientras su infeliz mujer está enamorada apasionadamente de su primer amor por lo que decido por los criterios del millonario que es su padre que desee pida el divorcio, provoca la situación en su arruinado, se ve de improviso en el viaje desde París a la Costa Azul, en el asesinado de su mujer y la desaparición de un famoso brillante que le ha regalado a su hija durante el viaje en el Tren azul en dirección a Niza, Ruth es asesinada y el rubí robado.

 Por ironía del destino uno de los pasajeros es Poirot, a quien el padre de Ruth encarga descubrir al asesino. La situación es confusa y delicada, pues no olvidemos que la víctima ha sido la hija de un millonario americano rey del petróleo, como no. Pero para tan corrompido caso ofrece esta novela de Agatha Christie recuperado nos deja el placer de la lectura, su estilo, el tema y la belleza de su escritura. La situación es compleja, pero Poirot, con su ingenio y su tiempo aparentemente contemplativo, el tiempo dedicado a su lectura será bien compensado.

En mi mente anda agitado el escándalo de cientos de millones del caso escritos de la Pandora. Un lavado de dinero a escondidas de Hacienda, posiblemente el más cuantioso, en el que se encuentran unos españolitos de los que dejan helado el corazón.

Francisco Vélez Nieto, escritor y crítico
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + ocho =