Fabián Picardo: «Las negociaciones traerán cambios, tengan éxito o no»

El ministro principal de Gibraltar insta a "abrocharnos los cinturones de seguridad colectivos, porque el año político que viene no va a ser más fácil que los dos años tan desafiantes que acabamos de pasar"

Poco antes de que, durante el presente mes de enero, comiencen las negociaciones sobre el futuro Tratado que fijará la posición de Gibraltar frente a la Unión Europea y, en consecuencia, España, Fabian Picardo, ministro principal del Peñón, aseguró a sus ciudadanos que “debemos abrocharnos los cinturones de seguridad colectivos, porque el año político que viene no va a ser más fácil que los dos años tan desafiantes que acabamos de pasar”.

En un breve mensaje de Año Viejo, difundido el pasado viernes por los medios de comunicación gibraltareños, aseguró que su comunidad debía «prepararse para 2022», un año de cambios que sería «decisivo» para el futuro colectivo de dicha comunidad. “Las negociaciones traerán cambios”, aseguró, tengan o no tengan éxito las conversaciones entre el Reino Unido y la Comisión Europea.

Picardo insistió en que no aceptaría ninguna solución que afectara a la soberanía británica sobre la Roca: «Eso nunca cambiará», afirmó, pero también vaticinó: «En todos los niveles, habrá cambios por venir».

«A pesar de eso, sé que unidos nos aseguraremos de lograr el éxito de los muchos desafíos que tenemos por delante y a través de los cuales hemos sido elegidos para liderar».

En clave interna, también garantizó que asumirá sus compromisos con los sindicatos en cualquier asunto pendiente, incluyendo los de empleo, que han quedado en el aire con motvio de «las tormentas gemelas» de la pandemia y las negociaciones del Brexit.

En ese contexto, agregó que la línea de trabajo en aras de ofertar viviendas más asequibles «finalmente» podría comenzar en serio, así como las obras en las escuelas y otros proyectos, a partir de un nuevo Plan de Desarrollo presupuestado y el censo de 10 años también previsto para 2022.

Fabian Picardo y Joseph García durante una reunión mantenida con la ministra británica de Exteriores, Liz Truss

Respecto a las negociaciones que quedaron pendientes en diciembre y que proseguirán este mes, con la vista puesta en marzo como fecha última para concretar el tratado, el profesor algecireño Pablo Antonio Fernández Sánchez, Catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad de Sevilla, ha publicado un artículo titulado “La interminable prórroga con Gibraltar”, en las páginas del Diario de Sevilla.

Aparecido ayer, día 2 de enero, Fernández Sánchez se refiere a la extensión de la prórroga sobre asistencia sanitaria y circulación de vehículos, asegurando que “en estos momentos, en el proceso de negociación entre España y Reino Unido, hay un proyecto de Acuerdo sobre Tráfico que debe dirigirse a permitir el canjee de documentos e intercambio de información administrativa. Sobre todo, pensando en los residentes gibraltareños en España”.

“Por otro lado, para las cuestiones relacionadas con la seguridad social, hay que señalar que existe un Protocolo Relativo a la Coordinación en Materia de Seguridad Social, firmado por la Comunidad Europea de la Energía Atómica (una de las Comunidades Europeas que aún perviven en el seno de la Unión Europea) y el Reino Unido, de fecha de 31 de diciembre de 2020, que regula todo el tema de la asistencia sanitaria pero que no es aplicable a Gibraltar. Por tanto, el artículo 11 del Real Decreto-Ley 38/2020 es la única normativa que regula las relaciones jurídicas de asistencia sanitaria de los ciudadanos gibraltareños en España”.

Hasta tanto no entre en vigor el previsto Acuerdo de la Unión Europea con el Reino Unido sobre Gibraltar, “la coordinación en materia de seguridad social y el acceso a la asistencia sanitaria se sigue regulando por el artículo 11 del Acuerdo de Retirada, que ahora se prorroga. En este sentido, hasta el próximo 30 de junio de 2022”.

“Esto significa que los gibraltareños con derecho a la asistencia sanitaria, a condición siempre de reciprocidad, tendrán garantías del Sistema Nacional de Salud español para la prestación de la asistencia sanitaria. Los gastos, obviamente, por ambas partes, serán convalidados o reembolsados, con cargo a las entidades prestatarias correspondientes”.

Desde que comenzaron las rondas de contacto entre la UE y el Reino Unido el pasado mes de octubre de 2021, confirma Fernández Sánchez, no ha habido avances sustanciales: “Los principales escollos se sustancian en la regulación de los flujos de personas y mercancías en los controles fronterizos que, si se quiere hacer desaparecer la Verja, deben garantizarse en el puerto y el aeropuerto”.

“Se han dado algunos pequeños avances, pero la tarea no es fácil porque afecta a temas de soberanía, por un lado y de integridad del sistema europeo de libre circulación, por el otro. Sin embargo, como puede comprobarse con las nuevas prórrogas afectan a muchos más sectores que requieren regulación y aún quedan por resolver temas ambientales, de seguridad, de transparencia fiscal, etc”.

Fernández Sánchez recuerda que “es verdad que las tensiones importantes no están en Gibraltar sino en Irlanda del Norte y, ahora, en las licencias de pesca en el Canal de la Mancha. Esto quiere decir que el Reino Unido, empieza a comprender la dimensión que alcanza el Brexit y que se proyecta sobre el Gibrexit”.

Gibraltar y el Campo se juegan mucho más que la fluidez por la Verja fronteriza

“Ojalá se puedan tener criterios claros para encarar los intereses de ambas comunidades, en beneficio siempre de los ciudadanos, tanto del Reino Unido como de la UE, y de los ciudadanos de Gibraltar y del Campo de Gibraltar”, concluye Fernández Sánchez, en dicho análisis cuyo contenido completo puede leerse en el siguiente enlace:

https://www.diariodesevilla.es/opinion/analisis/interminable-prorroga-Gibraltar_0_1643536136.html

El día anterior, en “Europa Sur”, otro de los periódicos, como el anterior, del Grupo Joly, la periodista Raquel Montenegro ofrecía una detallada crónica sobre las asignaturas pendientes en la negociación del Tratado:  “En cuatro rondas de reuniones, los equipos negociadores han intentando acercar sin éxito unas posturas que difieren desde el punto de partida: los británicos insisten en que el documento de base del tratado debe ser el acuerdo de Nochevieja concretado con España; los europeos parten de las directrices de negociación aprobadas por los 27. Estas no han sido publicadas oficialmente, pero según lo filtrado (como difundió statewatch.org) son prácticamente idénticas a la recomendación de la Comisión que Reino Unido consideró inaceptable, pero con la que finalmente se han sentado a negociar. Públicamente, todas las partes han expresado su deseo de alcanzar un acuerdo en unos meses y se habla de un proceso “constructivo”, pero los principales puntos de fricción siguen empantanados, según subrayan fuentes conocedoras de las conversaciones”.

“La UE está dispuesta a abrir la puerta, pero sin consentir una merma en las condiciones de seguridad y competencia en la zona Schengen. El Consejo es claro en su mandato: para eliminar el paso fronterizo se “deberá garantizar unos derechos y unas obligaciones equilibrados y unas condiciones de igualdad de competencia que resistan al paso del tiempo”, asegurando, además, “la autonomía del ordenamiento jurídico y el proceso decisorio de la Unión, así como la protección de sus intereses financieros”. Eso implica, junto al control de la circulación de personas por parte de la UE, una armonización fiscal de Gibraltar respecto al resto de la Unión (muy especialmente, de España) y que se establezca la aplicación de las normas aplicadas en la UE en materias como ayudas estatales, las normas laborales y de protección social, el medio ambiente y el clima, las cuestiones fiscales, la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Y desde Reino Unido, con una posición obligadamente más conciliadora por parte de Gibraltar, se quieren hacer las menores cesiones posibles a la UE que se ha abandonado”.

La disputa en torno al control de las entradas por el puerto y el aeropuerto de Gibraltar por parte de agentes de la autoridad españoles (algo apaciguada con la introducción de la agencia Frontex como posible colaboradora) fue, según Europa Sur, “la primera que saltó al público, pero no es la única. Los británicos siguen insistiendo en que no admitirán la presencia de agentes españoles en Gibraltar, algo que el mandato sí recoge. Pero también muestran su oposición a otras disposiciones, como el hecho de que España, como miembro Schengen responsable del control en Gibraltar, gestione visados y permisos de residencia y examine solicitudes de asilo en cooperación con Reino Unido”.

“Igual ocurre en materia aduanera. “En lo referente a aduana y mercancías, realmente pienso que lo que se ha propuesto es excesivo e innecesario”, resumía el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, a los miembros del Comité de Escrutinio Europeo de la Cámara de los Comunes en una reciente comparecencia. En sus directrices de negociación, el Consejo advierte de que la supresión de las barreras físicas obliga a establecer una unión aduanera en la que “las disposiciones pertinentes del Derecho de la Unión, en especial en comercio de mercancías, se apliquen a Gibraltar y en Gibraltar”. Ello incluye legislación aduanera, el arancel aduanero común, normas para productos como el tabaco o la legislación relativa a los impuestos sobre consumos específicos y el impuesto sobre el valor añadido (IVA), incluidos los que gravan los servicios. En concreto, en materia fiscal se exige que Gibraltar aplique un sistema impositivo de las mercancías que esté alineado con el español, algo que permitiría reducir el diferencial en productos como el alcohol, el tabaco y los combustibles, además de prevenir el contrabando”.

El análisis completo, en el que figuran alusiones al Tribunal Europeo, Medio Ambiente y otras posibles discrepancias, puede leerse en el siguiente enlace

https://www.europasur.es/gibraltar/negociacion-Gibrexit-UE-Londres_0_1643536381.html

Fotografía principal: Gibraltar Broadcasting Corporation

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − dos =