Metal: negociaciones fallidas al borde de otra jornada de huelga

En la terminal de APMT también se inicia hoy otro conflicto al no haberse alcanzado tampoco un acuerdo

Hacia las dos de la madruga, concluyó sin acuerdo la nueva ronda de negociaciones emprendida entre la patronal y los sindicatos CCOO y UGT. Sólo una ráfaga de optimismo: las posturas entre las partes estaban más próximas que la noche anterior, cuando quedaron en suspenso las nuevas conversaciones impulsadas por la Junta de Andalucía. Pero no hubo caso: la patronal no se aparta demasiado de su primera propuesta y los representantes de los trabajadores no están dispuestos a cejar en su empeño de que la subida salarial se equipare al IPC.

Hoy, se inicia, en cualquier caso, otra huelga, la de la terminal de contenedores de APMT donde se concentram los trabajadores a partir de las 8 en la puerta de dicha firma que pretende deslocalizar algunos de sus servicios. Los paros, de dos horas por turno, darán han dado comienzo hoy, a las 08:00 h. La deslocalización de actividades y el Convenio Colectivo centran las demandas.

Rota las negociaciones en APMT, tras 9 horas de reuniones en el SERCLA, hoy se inicia esta huelga y por ello ha sido convocada una concentración a partir de las 8 en la puerta de la Terminal: «En defensa del empleo y contra transferencia de funciones y labores de la plantilla de Algeciras a Marruecos, la cobertura de vacantes y por un convenio colectivo digno».

Así que, en cualquier caso, ayer, durante la tercera jornada de huelga indefinida del Metal, volvieron las acciones de protesta al Campo de Gibraltar, con nuevos cortes de carretera. En la mañana de ayer, volvieron a registrarse cortes de tráfico en la A-7, a la altura del centro comercial de Palmones y en la carretera CA-34 entre La Línea de la Concepción y San Roque, volvió a cortarse por parte de los piquetes, en los accesos a las grandes industrias a la altura de Puente Mayorga, pero no era, esta vez, un muro inexpugnable.  

Los trabajadores en huelga abrieron un pasillo sanitario en los cortes de carretera

Así, en obediencia a la petición de ambos sindicatos y bajo la vigilancia de la Guardia Civil, se permitió pasar a todos aquellos que se identificaran como sanitarios y quienes tuvieran alguna cita médica. Se trataba de evitar el bloqueo a los accesos del hospital de La Línea, que ya fue denunciado el día anterior y que provocó serios problemas en la prestación de servicios: incluso una parturienta tuvo que dar a luz en una ambulancia medicalizada.

A pesar de ello, la Marea Blanca Gaditana ha manifestado su apoyo a los trabajadores de la industria del metal en sus «justas reivindicaciones» para la consecución de un nuevo convenio colectivo y en las movilizaciones que están llevando a cabo: «Dejemos a un lado las diferencias según el grupo al que pertenece cada cual y olvidemos las posibles inconvenientes que ocasionen las movilizaciones en nuestra vida cotidiana y en las organizaciones a las que pertenecemos. Lo realmente importante, vital en este caso, es generar una red social reivindicativa», ha afirmado la Marea Blanca. Incluso grupos de sanitarios salieron a aplaudir, en la capital gaditana, a los manifestantes del Metal, que recurrieron sus calles.

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, reconoció ayer que la situación en el Hospital de La Línea es de «plena normalidad» tras la creación de «un corredor, por parte de la Guardia Civil, para facilitar el acceso de los profesionales y de los pacientes».

Así lo aseguró ayer durante una visita a Jaén, donde ha participado en una nueva edición de los encuentros informativos de Europa Press Andalucía y en los que insistió en que no se puede limitar «el acceso a un hospital a los trabajadores y a los pacientes». «No voy a entrar a valorar la huelga y respeto lo que haya que respetar, pero hay que respetar el derecho a la asistencia sanitaria», ha aseverado el consejero.

En este sentido, ha reconocido estar «bastante enfadado y muy dolido» porque «se habían suspendido intervenciones quirúrgicas». «Los equipos sanitarios se pusieron de acuerdo y no se marcharon mientras no llegaran los relevos, algunos hicieron más horas, estuvieron más tiempo, luego empezaron a normalizarse ya los quirófanos, las pruebas diagnósticas…, algunas se perdieron, se pospusieron algunas intervenciones quirúrgicas y, por eso, hice ese llamamiento al sentido común», ha subrayado Aguirre.

Hasta ahora, el incidente más grave registrado, según la subdelegación del Gobierno, fue la agresión sufrida por un trabajador de CLH que, junto al Polígono Industrial de Guadarranque, recibió un fuerte golpe en la cabeza que le provocó heridas que merecieron atención hospitalaria.  En cualquier caso, los incidentes en el Campo de Gibraltar han sido escasos si se comparan con los que vive la Bahía de Cádiz, donde ayer volvieron a levantarse barricadas y a producirse cortes de tráfico y enfrentamientos con la Policía en diversos puntos: “Han tenido que quemar neumáticos para que nos hagan caso en Madrid”, aseguró José María González “Kichi”, alcalde de la capital gaditana, al término de la movilización a favor del sector del Metal que tuvo lugar ayer y a la que seguirá hoy, a las 19 horas, una concentración de apoyo ante el Ayuntamiento, en la plaza de San Juan de Dios.

El secretario provincial de Industria de CCOO, Juan Linares, presente en la mesa de negociación que ha fracasado después de más de doce horas de reunión en Sevilla, ha lamentado en declaraciones telefónicas a EFE la «mala fe» de la patronal en este encuentro, que «no se ha movido prácticamente nada» en sus posiciones. «Ha sido imposible llegar a un acuerdo», ha afirmado.

La patronal y los sindicatos del sector del metal de Cádiz retomaron la negociación mantenida durante toda la noche para intentar lograr un acuerdo sobre el convenio colectivo. Las posturas están «»más cerca de lo que las dejamos esta madrugada». Así lo ha descrito José Muñoz, secretario general de la FEMCA, a su entrada a la reunión de ayer tarde en la Consejería de Empleo en Sevilla.

El representante de los empresarios ha explicado que el principal escollo sigue siendo la subida salarial que demandan los sindicatos, que vinculan a la subida del IPC, esto es, en torno al 5 por ciento, mientras que ellos proponen una subida fija durante tres anualidades, con porcentajes entre el 1 y el 1,75. En ese contexto, la Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz y Algeciras (Femca) ha acusado a los sindicatos de tener una posición inmovilista. Su secretario, José Muñoz, la tilda «inasumible» ya que las empresas «no pueden soportar el cambio en las tablas salariales que solicitan los sindicatos y que supondría la quiebra para la mayoría de ellas».

En rueda de prensa, el secretario de UGT FICA en el Campo de Gibraltar, José Manuel Rodríguez Saucedo, ha manifestado que «los sindicatos no se han levantado de la mesa de negociación» y han pedido a la Federación de Empresas del Metal de la provincia de Cádiz (Femca) «que vuelva a ella para acabar con la negociación». Así ocurrió de nuevo, ayer.

El consejero andaluz de Hacienda, Juan Bravo, ha avisado de que la imagen que se está trasladando con la huelga del metal de Cádiz no es buena si se busca generar empleo y actividad y ha sostenido que «bloquear la ciudad o el entorno no es la mejor medida».

De hecho, ha apuntado que en reuniones con inversores han trasladado a la Junta de Andalucía que «no quieren Cádiz por la conflictividad laboral».

La terminal de APM en el puerto de Algeciras inicia hoy paros de dos horas

Por su parte, el ya secretario general del PSOE de Cádiz, Juan Carlos Ruiz Boix, a la sazón, alcalde de San Roque, volvió a pronunciarse ayer en relación a la huelga indefinida que mantiene el sector del metal en nuestra provincia dejando clara la posición de los socialistas a favor de los trabajadores. “Nuestra tierra necesita un convenio del metal que respete los derechos de los trabajadores”, ha dicho asegurando que asiste con preocupación a “la complejidad del conflicto que está afectando a distintas situaciones a la hora de que los trabajadores ejerzan el derecho a la huelga que todos respetamos”.

Así ha pedido respeto para que no afecte al resto de la población y se ha referido a los cortes de acceso a La Línea en la arteria principal que ha provocado problemas en la llegada de alimentos a la guardería y al hospital incluso impidiendo el posible acceso a intervenciones.

Visto el fracaso de la mesa de negociación en Sevilla, Ruiz Boix formuló un llamamiento a la responsabilidad y al consenso para poder alcanzar cuanto antes un acuerdo en el que las dos partes deberán ceder para dar estabilidad a un sector que es tan necesario en nuestra provincia.

El dirigente socialista ha advertido que “estamos ante un problema de fondo ya que por primera vez la industria baja del 3 por ciento del PIB y esa caída de peso denota que hay una situación larvada más allá del conflicto laboral actual”.

En este sentido, ha explicado que la situación va a aparejada también a que la Junta carece de instrumentos en sus políticas industriales, ni siquiera ejecuta los presupuestos que asigna a Industria. Al mismo tiempo, le reclama al Gobierno andaluz que lidere el impulso al diálogo social para contribuir de una manera decidida y clara a la finalización de la huelga, comprometiéndose a invertir más en políticas industriales.  

El sindicato CGT, fuera de la mesa de negociaciones, alerta de un nuevo foco de conflicto inminente: «Tengamos en cuenta que- ante la subida de precios de carburantes- en diciembre, se asoma otra huelga que es la de los Transportistas. CGT llama a la unión de toda la clase trabajadora para coincidir todos los sectores en un día de huelga que sería una Huelga General», alerta dicho sindicato libertario.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =