Más de 800 temporeras marroquíes llegaron ayer a Algeciras

El primer contingente llegó en la tarde de ayer desde Tánger rumbo a los campos e invernaderos de Huelva

Poco antes de las 19 horas de ayer –casi tres horas después de lo previsto—llegó al puerto de Algeciras el primer contingente de temporeras marroquíes, contratadas en origen y que trabajarán durante las campañas agrícolas de Huelva, principalmente en la fresa.

Alrededor de 830 trabajadoras, que en su mayoría ya habían participado en campañas anteriores, subieron posteriormente a los autobuses que habrán de llevarlas hasta la provincia de Huelva, en el marco del programa de migración circular establecido en la orden GECCO (Gestión Colectiva de Contrataciones en Origen).

Se trata de uno de los escasos transportes de pasajeros que ha tenido lugar desde que el Gobierno de Marruecos decretó el cierre de las fronteras marítimas con Algeciras y Tarifa, desde Tánger, en marzo de 2020. A pesar de que el país vecino también padece una alta incidencia de COVID-19, se han tomado todas las cautelas posibles a la hora de facilitar su tránsito. Además, `para agilizar el proceso de desembarco y su traslado a destino, Interfresa ha destinado siete mediadoras, dentro de su Prelsi (Plan de Responsabilidad Ético, Laboral, Social y de Igualdad de Interfresa). Cuatro de ellos se desplazaron hasta Algeciras y otros tres aguardaron en Huelva la llegada de la comitiva. Tras la formalización de los requisitos burocráticos de entrada en el país, las trabajadoras fueron trasladadas en autobús a las sedes de las empresas contratantes para su instalación y acomodación en los alojamientos.

La previsión es que llegue otro barco la próxima semana y dos más en la última semana de enero, frecuencia que se mantendrá durante todo febrero y hasta que se complete la totalidad del contingente, que este año asciende, al igual que en la campaña pasada, a unas 12.300 trabajadoras.

La Subdelegación del Gobierno en Huelva ha precisado que, en total, llegarán unos 15 o 16 barcos con una capacidad de entre 800 y 1.000 personas y en el que solo viajarán las trabajadoras. De esta forma, la previsión es que antes de mediados del mes de marzo haya llegado el conjunto del colectivo marroquí contratado en origen para el sector agrícola de Huelva y que permanecerá allí hasta el verano.

La campaña agrícola de Huelva aguarda a 13.200 jornaleras contratadas en origen

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, impulsor de la orden GECCO, ha mantenido un contacto fluido con todos los actores implicados en esta operación llegada. El pasado viernes, la Secretaría de Estado de Migraciones mantuvo una reunión de coordinación con todos los agentes intervinientes en la puesta en marcha del dispositivo, con especial atención a los protocolos a seguir en un contexto como el actual, marcado por la pandemia por COVID-19. Durante esta reunión participaron, junto a la Dirección General de Migraciones, representantes de Sanidad Exterior, Policía Nacional, Guardia Civil y Autoridad Portuaria, además de las organizaciones empresariales, la Subdelegación del Gobierno en Huelva y la Naviera. En el marco del protocolo sanitario previsto para esta operación, todas las trabajadoras del contingente que se unirán a la campaña agrícola onubense cuentan con pauta de vacunación completa previa al ingreso en territorio nacional.

A estas 12.300 personas se añaden, además, 500 trabajadores y trabajadoras de Honduras y Ecuador que también participarán en la campaña de frutos rojos. Los primeros 24 trabajadores hondureños llegaron a Huelva el pasado 14 de diciembre y los primeros 44 procedentes de Ecuador, el 1 de enero, mientras que el resto del contingente se desplazará a España entre finales de enero y principios de febrero. Trabajarán hasta finales de junio, en el sector agrícola de la misma provincia.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones aprueba, anualmente y en el marco de lo dispuesto en la Ley Orgánica 4/2000 de 11 de enero, el procedimiento de gestión colectiva de contrataciones en origen. Esta orden tiene en cuenta la situación nacional de empleo, la previsión anual de las ocupaciones y las cifras previstas de empleos que pueden cubrirse a través de este programa.

La Orden GECCO permite desarrollar proyectos de migración circular con terceros países y en sectores en los que existe demanda de mano de obra, es una de las herramientas más valiosas para impulsar la migración regular, segura y ordenada.

Por su parte, el viceconsejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Antonio Sanz, ha presentado en Huelva el nuevo contrato de mediación intercultural para la atención a trabajadoras temporeras marroquíes procedentes de la migración circular contratadas para la campaña de recogida de los frutos rojos.

Se trata de un programa impulsado por el actual Gobierno andaluz desde 2019, a través de la Dirección General de Políticas Migratorias, para ayudar y facilitar la atención sociosanitaria que pudieran requerir estas mujeres durante su estancia en Andalucía. Un nuevo contrato de licitación abierta que ha ganado Cruz Roja con la mayor puntuación y que será la encargada de gestionar este servicio durante las campañas de 2022 y 2023.

El viceconsejero de la Presidencia, acompañado por la directora general de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía, Mar Ahumada, ha destacado la labor humanitaria que realiza Cruz Roja y que el Gobierno andaluz comparte con la entidad un mismo fin: «Facilitar la vida a los colectivos más desfavorecidos».

Así, Sanz ha destacado que una de las grandes novedades que presenta el contrato para el servicio de mediación es que su periodo de ejecución se extenderá durante dos campañas, lo que «aportará estabilidad y continuidad», al mismo tiempo que «supondrá ampliar los meses de atención a estas mujeres desde las primeras llegadas de trabajadoras durante el mes de diciembre».

«Desde 2019 el Gobierno andaluz ha puesto a disposición de estas mujeres trabajadoras y del sector este programa de mediación con el objetivo de ayudar y facilitar su estancia en nuestra tierra», ha recalcado Sanz, al mismo tiempo que ha recordado que «este servicio era más que necesario».

Además, ha valorado el éxito y su consolidación desde su puesta en marcha. «Este servicio cubre las necesidades detectadas con las temporeras marroquíes y ha supuesto un acompañamiento significativo para que su estancia en Andalucía transcurra en condiciones dignas y de normalidad».

También ha incidido en su utilidad, sobre todo durante los meses de pandemia, en los que «el apoyo de las mediadoras a estas trabajadoras ha sido indispensable». Y ha puesto como ejemplo la disposición de las mediadoras durante la gestión del retorno de las trabajadoras a Marruecos cuando las fronteras permanecían cerradas.

El servicio de acompañamiento y acogida que se activó desde la llegada de estas mujeres al puerto de Algeciras supone, entre otras cuestiones, la puesta a disposición de las trabajadoras materiales informativos en distintos idiomas y sesiones informativas para facilitar el acceso a los servicios básicos previniendo así el aislamiento y la desinformación.

Además, se habilita un teléfono de atención que estará a operativo las 24 horas al día los 7 días de la semana y donde se atenderá en árabe y en español. Las mediadoras comienzan sus contratos durante este mes y desarrollarán su trabajo durante los 6 primeros meses del año, así como el mes de diciembre de este 2022 y se repetirá esa contratación durante los 6 primeros meses de 2023.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 − 3 =