Manchas de hidrocarburos llegan hasta la playa de El Rinconcillo

El grupo Verdemar se pregunta si, de proceder del OS 35, la contaminación "se debe a alguna grieta no prevista o a que el barco se haya roto definitivamente en dos"

Nuevas manchas de combustible, que presumiblemente proceden del granelero OS 35, semihundido frente a La Caleta de Gibraltar, han ido apareciendo en las últimas horas no sólo por el litoral del Peñón y las playas de Levante de La Línea, sino también en la playa de El Rinconcillo, en Algeciras.

Verdemar-Ecologistas en Acción ha preguntado si el nuevo vertido ocasionado este martes por el buque hundido OS 35 «se debe a alguna grieta no prevista o a que el barco se haya roto definitivamente en dos partes ya separadas».

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de Verdemar, Antonio Muñoz, ha señalado que «por mucho que Gibraltar diga que el vertido era inevitable y esperado hay algo que no han contado». «Por qué era esperable es algo que deben contar», ha añadido.

«Para que haya un vertido tiene que haber una rotura y lo último que se sabe es que según un experto independiente el barco se podía considerar como dos piezas que, hasta el fin de semana, todavía estaban conectadas entre sí por acero agrietado, doblado y pandeado», señala Muñoz, toda vez que las autoridades gibraltareñas han confirmado que más de 400 toneladas de combustible, que llevaba a bordo el buque, fueron bombeadas a tiempo de evitar nuevos focos de contaminación.

Vertido en El Rinconcillo

Muñoz ha insistido en solicitar a Gibraltar «que aclare cuál es la situación estructural real del barco en este momento», así como «que dejen de dar palos de ciego diciendo que el vertido era esperable e informen cuánto combustible que no se ha podido bombear puede quedar aún en las entrañas del OS 35».

“Se trata de una porción residual que quedó a bordo del buque después de que se retiraran de los tanques todas las cantidades bombeables”, afirmó ayer John Ghio, Capitán del Puerto de Gibraltar, al Grupo de Coordinación para la Recuperación del OS 35, presidido por el Ministro del Puerto, Vijay Daryanani.

Ghio defendió que prosiguen “los continuos esfuerzos para contener y mitigar los hidrocarburos procedentes del OS 35”.

“Aunque la barrera que rodea al buque sigue reduciendo eficazmente la cantidad de hidrocarburos que podrían escapar, es imposible que pueda contenerlos por completo”, explicó.

Limpieza en la zona de Seven Sisters, en Gibraltar

La Capitanía del Puerto, así se asegura en un comunicado oficial, “sigue manteniendo una relación de colaboración y fluidez con sus homólogos españoles, con los que se están coordinando estrechamente para contener la fuga en la medida de lo posible”.

Los buques desplegados por las autoridades españolas, de hecho, se han ubicado en el extremo norte de Eastern Beach y en Punta Europa para reducir el movimiento del petróleo hacia la costa española del Este y hacia la Bahía.

La Autoridad Portuaria de Gibraltar, eso sí, ha vuelto a suspender las actividades pesqueras así como todas las operaciones de abastecimiento de combustible para concentrar, en este último caso, todos los recursos en las tareas de limpieza.

Los equipos de lucha contra la contaminación permanecerán en el lugar durante toda la noche con barreras desplegadas en forma de J, con almohadillas absorbentes, para mitigar el impacto del petróleo que se pudiese escapar.

Seven Sisters

La prioridad del Ministerio de Medio Ambiente ayer fue la evaluación y la movilización de las operaciones de limpieza en Seven Sisters, una zona costera propicia para el buceo y que, “lamentablemente, se encuentra muy manchada de petróleo”.

Equipos del Ministerio de Medio Ambiente, la Autoridad Portuaria de Gibraltar y la empresa OSRL (Oil Spill Response Limited) se han desplegado en la zona para explorar todas las opciones para limpiar la zona lo más rápida y eficazmente posible.

“Por desgracia, debido a la naturaleza del petróleo, los intentos de retirarlo por completo han sido, de momento, infructuosos”, reconocen las autoridades gibraltareñas.

El buque EPRU está tratando de dispersar el petróleo fuera de la zona de Seven Sisters mediante métodos de lavado: “Este lugar seguirá siendo la prioridad de las operaciones de limpieza en los próximos días”, anuncia el Gobierno gibraltareño.

Gibraltar evalúa el litoral afectado en el Peñón

El Ministerio de Medio Ambiente de Gibraltar y la empresa OSRL siguen evaluando el litoral, con dos inspecciones completas realizadas durante la jornada de ayer:  “A excepción de la zona de Seven Sisters, los informes indican que el impacto de los hidrocarburos en la costa es mínimo –evalúan los expertos–. Eastern Beach se ha visto afectada y hoy se han desplegado equipos de limpieza. Catalan Bay ha tenido un impacto limitado, con algunas bolas de alquitrán sueltas que los equipos de limpieza han podido recoger manualmente. El impacto en Sandy Bay y Little Bay ha sido muy limitado. El impacto mínimo en Camp Bay, igualmente se ha limpiado a lo largo de la tarde. Los equipos de limpieza se han desplegado hoy en Rosia Bay y la playa ha permanecido cerrada al público mientras se realizaban los trabajos”.

A este lado de la Verja, la Junta de Andalucía activó a las 17,49 horas del martes la situación 1 del Plan de Emergencia ante el Riesgo de Contaminación del Litoral (Pecla) tras la llegada de microbolas de hidrocarburo a las playas de Santa Bárbara, La Atunara y El Castillo, en La Línea de la Concepción.

“El objeto fundamental del Pecla es el establecimiento de la estructura organizativa y de los procedimientos de actuación para una adecuada respuesta ante situaciones de emergencia en las que pueda originarse contaminación del litoral en la comunidad y asegurar así una mayor eficacia y coordinación en la intervención de los medios y recursos disponibles”, informó el Gobierno autonómico.

El Plan pretende prevenir y mitigar los efectos de los accidentes en los que intervengan sustancias peligrosas, limitando sus consecuencias para las personas, los bienes y el medio ambiente. Cabe destacar que el Pecla se encontraba en fase de preemergencia desde el 31 de agosto y en Situación 0 desde el pasado dos de septiembre.

La Situación 1 se ha activado para apoyar en el operativo de limpieza al municipio. Efectivos del Infoca participaron, de hecho, este miércoles en las labores de retirada del combustible de las playas afectadas junto a operarios municipales.

Dispositivo de limpieza en la playa de Levante, en Gibraltar

A las 15,44 horas del martes, desde el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción se comunicaba al centro de coordinación 112 Andalucía la llegada de restos del vertido a la playa de Santa Bárbara.

Según las primeras estimaciones, alcanzaba unos 200 metros de playa. Posteriormente, se ha comprobado que también se aprecian restos en la zona de la playa de la Atunara, mientras que en la playa de El Castillo se visualiza, cerca de la orilla, contaminación en el agua, tal y como ha constatado la patrulla del GREA que desde el inicio del incidente del 0S35 peina 24 kilómetros de costa y 16 playas diarias para detectar cualquier vertido.

Continúan, asimismo, las labores de revisión sobre el terreno de la Unidad Adscrita a la Comunidad Autónoma de Policía Nacional y la Unidad de Contaminación Ambiental de Algeciras (UCAM).

Además de la Situación 1 del Pecla están activados también los planes de Actuación Local ante el Riesgo de Contaminación del Litoral en Algeciras, en fase de preemergencia, y el Plan de Emergencias Municipal (PEM) de la Línea de la Concepción y Algeciras, el Plan Interior Marítimo del Puerto de la Bahía de Algeciras (Nivel 1) y el Plan Marítimo Nacional, que no se trata de un plan de emergencia sino de un procedimiento de actuación para la Administración Marítima y la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima, que detalla la estructura de los órganos de dirección y respuesta para hacer frente a las distintas situaciones de emergencia.

“La Consejería de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa junto a la Delegación del Gobierno en Cádiz dispone desde el inicio del incidente de un plan de contingencia con un análisis de detalle a fin de anticipar la respuesta de la administración andaluza para evitar o minimizar, en la medida de lo posible, los daños medioambientales que pudieran producirse. El plan recoge, asimismo, las técnicas de limpieza más adecuadas en función del tipo de sustrato”, informó la Junta.

Así quedaron los pies de una vecina tras un paseo por El Rinconcillo

En este contexto, el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción llevó a cabo ayer labores de limpieza de las playas de Santa Bárbara, La Atunara y El Castillo, afectadas por el vertido registrado en la tarde del martes, procedente del buque OS35.

“En concreto se han dispuesto un total de 22 efectivos humanos, que han contado con el apoyo de siete operarios del Infoca, además de medios mecanizados con la incorporación de dos tractores limpia-playas, una pala y varios vehículos para el transporte del personal”, informó el gobierno municipal.

Desde la delegación municipal de Playas, que dirige el concejal Rafael León, se esperaba que estos trabajos de limpieza pudieran finalizar a lo largo del día de ayer, “confiando en que no se produzcan nuevos vertidos en función de la evolución de las mareas”. Así se dio por hecho a última hora de la mañana, al entenderse que la situación se encontraba ya controlada, sin que aparecieran nuevos vertidos. Así que se dieron por concluidos los trabajos de limpieza y se mantuvo un retén ante posibles incidencias. Eso sí, la playa permanece cerrada y está prohibido el daño en las inmediaciones.

Por su parte, la concejal y delegada municipal de Medio Ambiente, Raquel Ñeco, visitó en la mañana de ayer la zona para comprobar el desarrollo de estos trabajos. A media mañana se celebró una reunión de coordinación, en la que participaron representantes municipales, técnicos de Protección Civil, Policía Autonómica, el Infoca y responsables del Puesto Avanzado de la Junta de Andalucía.

Verdemar confía en que los vertidos no lleguen a Guadarranque

Como se recordará, desde la delegación territorial de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía en Cádiz se decretó ayer el cierre de las playas de la zona de levante, tras la llegada de restos de la carga del buque. Además, se decidió la prohibición del baño en las playas afectadas hasta asegurar la desaparición de posibles riesgos para la salud de los usuarios.

“Ya tenemos el vertido del granelero OS35 en la Playa de El Rinconcillo, Algeciras.  Esto se veía venir y mira que lo avisamos”, exclamaba ayer el grupo ecologista Verdemar que equiparaba los vertidos de este barco con los que, en 2008 provocó, el New Flame, que llegó a arrojar 24 toneladas de residuos.

En orilla de la Playa del Rinconcillo de Algeciras, desde la zona del Búnker hacia el Botavara, aparecieron de hecho restos de vertido de las mismas características que las que el día anterior empaparon las playas de Levante en la Línea, por lo que se elevó a subir el nivel del plan de actuación de contaminación del litoral y del plan de emergencia municipal.

En función del protocolo del que ya informó en su día el alcalde, José Ignacio Landaluce, se activó el nivel de emergencia situación cero, con los medios que dispone el consistorio han comenzado las labores de limpieza de lo que ha llegado a la playa, que ayer rondaba una extensión de 400 metros.

Los grumo de hidrocarburos llegaron hasta el Rinconcillo de Algeciras

“En función de cómo evolucione la situación, se valorará elevar dicho nivel de emergencia y solicitar más recursos”, anunció el Ayuntamiento.

El alcalde de Los Barrios, Miguel Alconchel, también dio por activado el Plan de Emergencia Municipal Villa de Los Barrios, en fase de preemergencia, tras aparecer nuevos vertidos en La Línea procedentes del buque ‘OS 35’. “En la zona de la desembocadura se ha colocado la barrera anticontaminación de absorción por si llegara algún vertido y proteger las marismas del río Palmones”, aseguró el alcalde.

También ha activado el Plan de Actuación Local ante el Riesgo de Contaminación del Litoral: “Hasta el momento no hay que lamentar la llegada de algún vertido a nuestras costas, pero debemos de adelantarnos y estar preparados por si apareciera algún vertido”; ha asegurado Alconchel.

Desde la madrugada del miércoles, miembros de Protección Civil de Los Barrios supervisaron el litoral barreño, en concreto la playa de Palmones y la desembocadura del río donde está el paraje natural de las marismas.

“Esperemos no vaya el vertido hacia el río Guadarranque”, confía Verdemar: “Desde primera hora que supimos del accidente del OS35 con el gasero sabíamos que esto podía ocurrir y así ha sido. Esta tarde nos han enviado fotos y vídeos de como en la Playa del Rinconcillo ha aparecido ya «chapapote». ¿Dónde está el protocolo de actuación? –se pregunta–. El Paraje Natural del Palmones ya estaba en peligro y con este vertido se acentúa más.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − seis =