Los pantalones de la convivencia

Paloma Fernández Gomá se fija en la moda para apostar decididamente a favor del respeto y frente a la violencia contra las mujeres

En últimas tendencias  de moda he leído hace poco la tendencia hacia una vestimenta neutra. Y mi memoria me llevó años atrás con el boom de la moda unisex. Realmente innovadora donde el objetivo era sentirse cómodo/a con la prenda elegida.

Una forma de adaptarse a los nuevos tiempos. Comenzar a romper ataduras y llegar a la igualdad entre hombre y mujer. Pero esto de lo neutro, no sé por qué no termina de llenarme, en el más amplio sentido de la palabra. Siento como si me fallara algo y en cierta medida echara de menos alguna que otra sensación. Ante este planteamiento algo «retro» me puse a  cabilar sobre esta sensación: si yo casi siempre he elegido pantalones antes que falda, por la comodidad  y la libertad de movimiento de que te da; mientras que la falda la he visto como una prenda algo incomoda. Así fui repasando mi vestimenta. Y concluí que es sencilla y bastante unisex.

Seguí con mi auto examen. Cuando me sorprendió una especie de flash interior, que me llevó a lo que significaba para mí, la tendencia de la moda de lo neutro. Y es la ausencia de ver representado al otro, es decir al hombre, dentro de la dualidad de pareja que yo tengo. Y por un momento como si despertarse de un sueño, un resorte interno me susurró: él. 

Sí, era la ausencia del hombre en mi alrededor. Yo no quería evitarle, ocultarle detrás de una vestimenta que lo solapase. Como considero que le podría pasar a él con respecto a la mujer. Entonces llegué a desear la diferencia. Todo aquello que le hace a él, distinto de mi, como mujer. Su olor, la manera de andar, de sentarse, de vestir o de mirar. Era el complemento que faltaba en mi búsqueda.

Quedé tranquila, había encontrado lo que buscaba para sentirme realizada ante mí misma. Hombre y mujer se miran, se complementan. Tienen un camino que recorrer para  encontrarse, hallarse, convivir. Siempre con respeto. La violencia es el destierro de cualquier relación. Nunca la violencia ni el sometimiento. Sí a la convivencia para construir un mundo mejor entre hombres y mujeres/mujeres y hombres. Juntos, unidos debemos caminar para ganar un futuro mejor y desterrar la violencia de nuestras vidas.

Paloma Fernández Gomá, profesora y escritora

Fotografía principal: José Luis Tirado

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =