Los Barrios reabre pero la Junta interviene la Residencia del Rosario

Tras 42 muertos y 114 contagios en dicho establecimiento geriátrico

La villa de Los Barrios recobrará hoy las actividades no esenciales, aunque con las limitaciones horarias del resto de Andalucía y el cierre perimetral que seguirá vigente, dado que sus datos de contagio siguen por encima de la tasa de 500 por cada 100.000 habitantes.

A pesar de que se han registrado dos nuevas muertes en el municipio, los datos de ayer seguían indicando un descenso en el impacto de contagios, hasta situase en 815,9 por cada 100.000 habitantes y por debajo del listón de 1000 que había determinado el cierre de todo tipo de actividades no esenciales.

Ayer, se registraron otros 7 positivos, elevando los casos activos a 965. Y comenzó la intervención de la Residencia de mayores Nuestra Señora del Rosario, donde se ha registrado la escalofriante cifra de 42 fallecimientos y 114 contagios, entre trabajadores y usuarios, según el recuento formulado por la administración andaluza el lunes.

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía resolvió intervenir dicho establecimiento, tras una inspección de Servicios Sanitarios de la Delegación Territorial de Salud y Familias con motivo de la situación y evolución del Covid-19.

«Ante el riesgo inminente para la salud pública, y en particular para los usuarios y trabajadores de este centro, al no poderse garantizar el actual protocolo de desinfección y aislamiento de los casos positivos», la Junta de Andalucía informó en un comunicado de que ha adoptado las medidas de prevención y contención necesarias para la vigilancia y control en materia de salud pública.

Según recoge el acta de inspección, «ante la necesidad de acometer medidas que mejoren los cuidados asistenciales», fundamentalmente de enfermería, el director de Enfermería del Área de gestión Sanitaria Campo de Gibraltar Oeste se hará cargo de la dirección y coordinación la actividad asistencial de la residencia de mayores Nuestra Señora del Rosario, pudiendo disponer de los recursos materiales y humanos del centro residencial intervenido, así como de los recursos vinculados de la actividad sanitaria asistencial que se presta de forma habitual a los residentes del mismo.

«Los efectos de la intervención sobre esta residencia conllevarán en su caso trasladar a sus usuarios a otros recursos», ha precisado la Junta de Andalucía en dicha comunicación pública. Ayer, al menos, los bomberos trabajaban ya en trabajos de desinfección del centro.

Imagen de archivo del mercadillo de Los Barrios, cuando no se exigían mascarillas

Con la actividad no esencial, Los Barrios recobrará el mercadillo semanal. Para ello, el concejal de Mercados, José Antonio Gómez, anunció este mediodía que el próximo sábado, 6 de febrero, volverá a celebrarse.

Gómez ha destacado que “tras reducirse la tasa de incidencia de contagios y pasar al nivel 4 grado 1 se puede autorizar la apertura del mercadillo. Una decisión consensuada con los propios vendedores ambulantes y con todas las medidas sanitarias y de seguridad frente al Covid19”.

El edil ha recordado que “por un mercadillo seguro para todos, es importante que cada sábado sigamos el protocolo de funcionamiento para evitar riesgos de contagios de coronavirus”.

“Un protocolo que la propia delegación municipal ha desarrollado con la asociación de comerciantes ambulantes que viene a montar a Los Barrios y que se ha seguido desde que se abrió el mercadillo a finales de mayo de 2020”.

Se han adoptado una serie de medidas para hacer viable la instalación de los puestos: “Una de las medidas es que el mercadillo cuenta con una única entrada al espacio de compra y una salida, para de esta forma los visitantes entren de forma ordenada y evitar aglomeraciones”.

“También los puestos están sujetos al cumplimiento de estrictas medidas higiénicas y de seguridad. Además, se aplicará un sistema de control de accesos y donde la Policía Local controlará en la medida de los posible el aforo. Otra de las medidas es que queda prohibido tocar los alimentos o productos, de modo que exclusivamente podrán ser manipulados por los vendedores. Los comerciantes harán uso siempre de guantes de protección y mascarilla, siguiendo las instrucciones y recomendaciones de higiene frente a la Covid-19. Así, debe respetarse la distancia de 2 metros entre el puesto de venta y los clientes, que quedará convenientemente señalizada.

Por supuesto, es obligatorio el uso de mascarillas y se recomienda la desinfección de manos, evitar todo contacto necesario con cualquier superficie: “También los usuarios deberán mantener una distancia de 2 metros con vendedores y otros usuarios. Así como en el caso de que haya cola en un puesto se respetará también esta distancia”.

“Otra de las medidas es que los puestos están separados por una vía de tránsito y con una distancia mínima entre puesto y puesto de 2 metros y a 6 metros con el de enfrente. También se recomienda a los usuarios que limiten su presencia al mínimo tiempo imprescindible para realizar las compras”.

Tareas de desinfección en centros sanitarios de San Roque

El Campo de Gibraltar notificó ayer otras once muertes por Covid-19, según datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA). Cuatro de dichas defunciones tuvieron lugar en Algeciras, tres en San Roque, dos en La Línea y las dos de Los Barrios. A las que hay que sumar, otra más registrada en Gibraltar.

Por fin, más altas –144—que nuevos contagios –96–, con 7.073 casos activos en toda la comarca. La tasa de incidencia de contagios por cada cien mil habitantes de los últimos catorce días es de 1.024,1 en toda la comarca. En el Área Sanitaria Oeste es de 711,4, con sus tres municipios (Algeciras, Los Barrios y Tarifa) por encima de 500 y cierre perimetral. En el Área Sanitaria Este, dicha tasa es de 1.484,7, con sus cinco municipios (La Línea, San Roque, Jimena, Castellar y Tesorillo) por encima del millar.

Entre los fallecidos en Algeciras, en las últimas horas, figuran los doctores Diego Lizaur y Santiago Juan, que llegó a ser concejal en la ciudad. En Gibraltar, el fallecido es un hombre  de entre 70 y 75 años que tenía afecciones de salud subyacentes: “Perdió la vida ayer por fallo multiorgánico y neumonitis causados por Covid‐19”, reseñó el Gobierno gibraltareño.

“Estoy muy entristecido por esta noticia. El difunto era muy conocido y dedicó muchos años de servicio público a nuestra comunidad –aseguró Fabian Picardo–. Gibraltar sigue registrando una tendencia a la baja en el número de casos, y el ritmo de nuestro programa de vacunación es extremadamente prometedor, pero, desafortunadamente, cada anuncio que hago muestra que no estamos aún libres de los peores efectos del Covid‐19”.

Gibraltar vivía su segundo día de desescalada y a pesar de dicha defunción, los datos parecían ser positivos: “Ahora que empezamos a dejar atrás el confinamiento, les ruego que continúen siguiendo las normas para protegerse a sí mismos y a sus seres queridos. Si presentan síntomas, quédense en casa y llamen al 111. Nuestro esfuerzo conjunto es la única manera de derrotar a este virus”.

En la actualidad, los casos activos en Gibraltar se han visto reducidos en otros 23, con 241 gibraltareños todavía afectados. Descienden las personas en autoaislamiento, 63 menos que el lunes, hasta situarse en 505. En la planta Covid, hay dos pacientes menos y se contabilizan 23 ingresos; uno menos, en UCI, donde vuelve a haber diez personas ingresadas.

Eso sí, prosigue la administración de la vacuna, con un ritmo constante en la administración de la segunda dosis, donde ayer se notificaron 935, y a ritmo más lento, la primera, que sólo se dispensó en 108 casos. El total de viales administrados, en uno o en otro caso, asciende a 14.299.

La Policía Local linense detuvo a un individuo por violar el cierre comercial y traficar en él

Entre ola y ola, la vida sigue. Y la economía sumergida, también. Ayer, el Ayuntamiento de La Línea informó de que agentes de la Policía Local detuvieron a un individuo de nacionalidad marroquí, con iniciales, R.A., nacido en el año 1987, y encargado de un local de restauración, como autor de un presunto delito de atentado, resistencia grave contra los agentes de la autoridad, tenencia de sustancias estupefacientes e incumplimiento de la normativa dispuesta ante la pandemia.

“Los hechos ocurrieron el pasado día 30 de enero, cuando agentes de la Unidad de Intervención Rápida (URI) observaron cómo un establecimiento de comida ubicado en la calle Clavel permanecía abierto y realizando un uso habitual de las instalaciones en contra de lo dispuesto por el estado de alarma derivado de la crisis sanitaria de la covid-19 –informa un comunicado oficial–. Los agentes accedieron al local e informaron a esta persona de la situación, proponiéndole para sanción. Realizaron una inspección ocular del recinto y cuando pretendían acceder a la barra, el detenido, que dijo ser el encargado del establecimiento, adoptó una actitud nerviosa con una fuerte resistencia. Se le comunicó que de persistir en este estado podría incurrir en un delito de desobediencia, pero desatendió las advertencias. En ese momento, se dirigió a los agentes propinándoles empujones, patadas y puñetazos, procediéndose a su detención”.

El relato policial prosigue: “Una vez en el interior de la barra del local, los agentes encontraron dos placas de una sustancia que resulto ser hachís, que fue intervenida. El detenido mantenía el establecimiento abierto en el horario y uso habitual incumpliendo la normativa aprobada por las autoridades sanitarias que impiden la continuidad de la actividad no esencial y de la hostelería en unas circunstancias como las actuales de elevada progresión de contagios”.

No muy lejos de allí, en el Mercadona de esa misma calle, al día siguiente, dicho Cuerpo policial procedió a la detención de un tironero, identificado por las iniciales G.A.S., del año 1967 y natural de La Línea de la Concepción, como presunto autor de un delito de robo con fuerza y amenazas. Tras pedirle sin suerte limosna, le robó la bolsa de la compra y se dio a la fuga.

Los ayuntamientos reaccionan, por otra parte, de manera distinta ante la misma pandemia. El de San Roque, por ejemplo, ha decidido suspender toda actividad presencial en la ciudad durante el mes de febrero, incluyendo las programaciones carnavalescas y relacionadas con la Semana Santa. Con tres muertos más, pero con la tasa de incidencia nuevamente a la baja, aunque sigue siendo alta, ya que roza la cota de 1.583,70 positivos por 100.000 habitantes. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, asume que la bajada respecto a la jornada de ayer, lunes, es tan solo de un 5%, por lo que considera que “queda mucho por hacer” y pide “más compromiso de todos” en el respeto de las medidas sanitarias y las restricciones sociales. “A ver -deseó- si se confirma mañana un descenso prolongado de una vez, pero hay que seguir atentos a las palabras de los expertos y del presidente de la Junta, que avisaron que quedan 10 días muy duros de hospitalizados y fallecidos”.

Reiteró que “las últimas restricciones suponen un sacrificio de todos, muchos vecinos, y también de pymes y autónomos de comercio no esencial que están cerrados. Hagámoslo bien también por ellos”.

Finalmente, tras el cribado realizó ayer en la ciudad, explicó Ruiz Boix que sigue “pendiente de conocer los datos del cribado masivo, para conocer mejor la situación del municipio y, sobre todo, si detectamos positivos asintomáticos”, concluyó. En Los Barrios, el día anterior, sólo se notificó un caso positivo en un cribado de medio millar de habitantes.

Así las cosas, “el Consejo de Gobierno del Ayuntamiento de San Roque ha acordado suspender todos los actos presenciales previstos en el municipio para el mes de febrero. Esto incluye los Carnavales y diversos actos relacionados con la Semana Santa, entre otros”, afirma el ayuntamiento en una nota oficial.

El alcalde anunció que “no habrá carnavales en ninguna de las barriadas ni en la ciudad de San Roque, aunque estudiaremos la celebración de algunas actividades no presenciales (“on-line”) para atender a los amantes del Carnaval”.

Adelantó el alcalde que “a fin de mantener algunas de las tradiciones y la colaboración con colectivos del municipio, se van a potenciar algunas actividades “on line”, que no requieran presencia de personas”.

“Cuando bajemos a menos de mil casos veremos cuáles son aquellas actividades que podemos recuperar”, adelantó el alcalde.

Ruiz Boix tuvo palabras de agradecimiento para el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de San Roque, “que tenía previstas distintas actividades relacionadas con la Semana Santa, que han sido suspendidas en un ejercicio de responsabilidad”.

En relación con la incidencia del virus en el municipio, señaló el alcalde que los últimos datos dan una cifra de 1666 casos por cada 100 mil habitantes, “una subida que preocupa al gobierno municipal, por lo que pedimos el esfuerzo de todos para evitar contactos sociales”.

Recordó el alcalde que “estamos en una situación crítica en el Nivel 4-II, por lo que se ha prorrogado para los 14 días esta situación, y esperemos que entre todos podamos bajar esa incidencia a menos de mil casos y poder recuperar el comercio no esencial”.

En Algeciras, por otra parte, llueven críticas contra el alcalde, José Ignacio Landaluce, por no respalda medidas más contundentes por parte de la Junta de Andalucía, durante la celebración del último pleno, como es el caso del comunicado de la Coordinadora Comarcal en Defensa de la Sanidad Pública del Campo de Gibraltar, publicado en este mismo blog bajo el título de “Irresponsabilidad política”. Por su parte, el PSOE asegura que “el alcalde y senador José Ignacio Landaluce vuelve a anteponer una vez más los intereses de su partido a los de los ciudadanos de Algeciras al votar en contra de más rastreadores y un hospital de campaña”.

“Landaluce sigue en su tónica, permaneciendo mudo ante la grave situación que vive nuestra ciudad y nuestra comarca. No se entiende que en plena tercera ola venga Juanma Moreno y ninguno diga ni una palabra al respecto. Como tampoco se entiende que nuestro hospital tenga habilitadas la mayoría de las plantas para pacientes COVID y Landaluce rechace una moción que pide la creación de un hospital de campaña u otra infraestructura libre de coronavirus”, explica el secretario de organización del PSOE de Algeciras Daniel Moreno.

El PSOE llevó al pleno del viernes una moción en la que instaban a la Junta de Andalucía a poner en marcha un hospital de campaña y a contratar a más rastreadores, “pues actualmente tan solo hay 32 en la comarca que se ven apoyados por enfermeros y médicos para tratar de abarcar las numerosas llamadas a Salud Responde”.

“En el pleno hacían referencia al “sufrimiento” que había padecido Landaluce al defender a los trabajadores portuarios durante el conflicto de la estiba con una disciplina de partido que lo tenía entre la espada y la pared. Parece que salió escarmentado, porque a día de hoy no es capaz de defender los intereses de los algecireños, sobre todo en un asunto tan importante como es la sanidad. Landaluce podría darse un paseo por el Punta Europa y ver la realidad que realmente están sufriendo allí, donde luchan como en una guerra”, indica Daniel Moreno.

Los socialistas exigen una vez más medidas, y aseguran que no desistirán en su empeño de que estas se implementen para superar esta pandemia que tan gravemente está azotando al Campo de Gibraltar en esta tercera ola: “Más aún ante los últimos datos que muestran el aumento de casos en nuestra comunidad autónoma y en nuestra comarca o problemáticas tan duras como la falta de ambulancias para trasladar a enfermos y pacientes, con esperas de hasta 21 horas”.

“Realmente esperamos que Landaluce deje de actuar como mayordomo de Juanma Moreno y se centre de una vez por todas en reivindicar las necesidades de los algecireños”, concluye el secretario de organización del PSOE de Algeciras.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *