Los árboles de Trafalgar

El Gobierno de Gibraltar procede a etiquetar los árboles del histórico cementerio del Peñón

El Ministerio de Medio Ambiente, Sostenibilidad, Cambio Climático, Patrimonio, Educación y Cultura de Gibraltar está procediendo al etiquetado de las especies arbóreas presentes en el cementerio de Trafalgar, el histórico camposanto donde desemboca Main Street junto a las viejas murallas.

Allí descansan los marineros que sobrevivieron a la histórica batalla en la que la flota inglesa de Lord Nelson venció a la escuadra hispano-francesa de Villeneuve, aunque el almirante inglés murió en combate: su cuerpo fue llevado hasta Gibraltar y desde allí enviado a Londres en una barrica de alcohol, para conservar sus restos. De ahí, cuenta la leyenda, proviene el nombre de Rosia Bay. Las heridas mortales y la epidemia posterior llenaron las fosas bajo las históricas lápidas que ahora cuida Gibraltar Heritage Trust, la Fundación del Patrimonio de Gibraltar.

El cementerio ahora es un lugar de paseo

Ahora, ya no se practican inhumaciones en su suelo y se ha convertido en un lugar de paseo cargado de misterio romántico: «Además de su valor como lugar histórico y patrimonial, el Cementerio de Trafalgar cuenta con una extensa colección de árboles. Alberga hasta 83 especies de árboles, muchas de ellas plantadas en los últimos años», recuerda Medio Ambiente.

Ya se ha etiquetado un ejemplar de cada especie de dentro del recinto y se añadirá más información para ayudar a conocer mejor los árboles, según dicho Departamento: «Entre los ejemplares se pueden encontrar olivos silvestres maduros y excelentes especímenes de fresno de hoja estrecha —otra especie autóctona que actualmente solo sobrevive en Gibraltar dentro de zonas ajardinadas—, además de especies exóticas, como el roble turco, el cedro del Atlas, el laurel de alcanfor o el árbol de fuego brasileño», prosigue un comunicado oficial del Gobierno.

El cementerio de Trafalgar, según esta misma fuente, también acoge ahora el único castaño dulce de Gibraltar, que fue trasladado allí el año pasado desde su anterior ubicación en la antigua escuela Westside de Queensway.

La identificación de las especies es útil para su conservación y divulgación científica

El Cementerio de Trafalgar está bajo el cuidado de la referida Fundación pero en representación del Departamento de Medio Ambiente y Cambio Climático (Department of the Environment and Climate Change), mientras que la empresa Greenarc se encarga de los trabajos de horticultura y arboricultura. Los árboles son los mayores seres vivos que permanecen allí, como memoria de otra historia distinta, la de la tierra.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − cuatro =