Los 8 de Tarifa: 4 años del trágico incendio del transformador

Fallecieron dos trabajadoras y otros seis afectados siguen con secuelas

Cuatro años después del incendio declarado en un transformador del hotel 100% FUN de Tarifa, que se conmemorará el próximo 5 de agosto, se procederá al izado de la bandera con el logo de la Asociación de Afectados por el accidente del Transformador 29272 en Tarifa, en el Castillo de Guzmán El Bueno, en dicha localidad campogibraltareña. Las cautelas por la pandemia del Covid-19 obligan a no celebrar esta vez la manifestación que suele tener lugar en esa fecha, para visibilizar dicha tragedia y exigir soluciones al respecto.

Dicho transformador, propiedad de Endesa, «llevaba varios años trabajando en régimen de sobrecarga, circunstancia que provocó su deflagración en las instalaciones del hotel 100% FUN de Tarifa, acabando con la vida de MariLuz y de Sara, y dejando a seis compañeros supervivientes con secuelas físicas y psicológicas de por vida», afirma la citada Asociación.

«Han pasado cuatro años, y seguimos esperando justicia, y que la Junta de Andalucía  implemente las medidas necesarias para que no haya otros casos como el nuestro –añaden los convocantes–. De nuevo en este aniversario, debido a las especiales circunstancias que estamos viviendo por la COVID-19, no convocaremos la manifestación con la que año tras año nuestros vecinos nos han acompañado por las calles de Tarifa, en su lugar realizaremos un sencillo acto de izado de la bandera con el logo de la Asociación en el castillo de Guzmán el Bueno en Tarifa, y a través de las redes sociales solicitaremos de nuevo el apoyo de todos los que conocen nuestra causa».

Tras cerrarse el proceso de instrucción el pasado mes de mayo, y conocer las conclusiones de los informes periciales, «sabemos que la causa del incendio y deflagración se debió al régimen de sobrecargas severo al que estaba siendo sometido el transformador de alta tensión desde, por lo menos, el año 2013 y, presumiblemente, desde 2009. Las sobrecargas se producían prácticamente todos los días de los meses de verano, llegando a alcanzar factores de carga superiores al 175% en los momentos de mayor demanda».

«No nos consta que Endesa estuviese realizando los preceptivos análisis de capacidad de sus activos (líneas de distribución, centros de transformación, etc.), pese a ser una exigencia legal; de haber analizado la capacidad del transformador, tal y como le obliga la ley, se habría detectado el riesgo antes de producirse el accidente. Tampoco nos consta que los órganos competentes en materia de industria de la Junta de Andalucía lo exigiesen o lo supervisaran, si lo hubieran exigido se habría detectado la situación de riesgo. Al respecto, decir que la legislación de aplicación es redundante en el sentido de exigir a las empresas de distribución de energía eléctrica un análisis de capacidad de sus activos previa concesión de permisos de enganche a los nuevos abonados. Sin embargo nos tememos, que esto no se hizo, que no se hacía y que no se hace».

En el  año 2009, aseguran los afectados, el último abonado solicitó la conexión a red de su instalación eléctrica: «De haberse realizado el preceptivo análisis de capacidad, el resultado obtenido de los cálculos hubiera obligado a la sustitución del transformador de 100kVA por otro de 250kVA y el accidente se hubiera evitado. Sin embargo, Endesa admitió a conexión la instalación sin realizar dicha actividad preventiva».

«El resultado fue la sobrecarga del transformador y su agotamiento por fatiga estructural que con el paso del tiempo terminó produciendo una fisura en el tanque contenedor de aceite el fatídico día 5 de agosto de 2017».

El Auto del Juzgado de Instrucción nº 4 de Algeciras, de fecha 3 de mayo de 2021, manifiesta que los hechos pueden ser constitutivos de dos delitos de homicidio por imprudencia grave, en concurso con seis delitos de lesiones también por imprudencia grave, atribuibles a tres técnicos de ENDESA. Los escritos de acusación formulados por la representación de los heridos y familiares de fallecidos han solicitado para dichos técnicos de ENDESA cuatro años de prisión y la inhabilitación para el ejercicio de su profesión.

«El riesgo de nuevos accidentes sigue existiendo –afirman--. ¿Cuántos transformadores se encuentran hoy en sobrecarga y con fatiga estructural de su material?. La propia Endesa, en escrito de contestación al expediente incoado en la Oficina del Defensor del Pueblo, reconoce que un 4% de los transformadores de su parque de transformación están en la misma situación que el 29272, o sea, unas 2.100 unidades, aunque según las estimaciones de esta asociación esa cantidad podría ser mucho mayor».

A los afectados, les indigna «conocer que el coste de la sustitución de estos transformadores es marginal frente a los saldos contables y beneficios que maneja esta distribuidora de energía eléctrica».

«Del seguimiento que hace esta Asociación, se desprende que los accidentes en transformadores se están produciendo cada vez con mayor frecuencia, de los 27 que se incendiaron en 2017 se ha pasado a 56, prácticamente el doble en 2020, y en lo que va de este año ya se han incendiado 35, esto quiere decir que muy probablemente se supere la cifra del año anterior».

Estadística de incendios en generadores eléctricos, recopiladas por la Asociación

A su juicio, la respuesta de la Administración «ha sido y sigue siendo, evasiva», ante la insistencia de esta Asociación al exigir la puesta en práctica de algún protocolo «para comprobar que dicha actividad preventiva consistente en el análisis de la capacidad de los transformadores previas a las nuevas autorizaciones de conexión».

«La administración no dispone de ningún tipo de procedimiento interno o protocolo para exigir y comprobar que la empresa distribuidora está cumpliendo con la obligación de realizar los análisis de capacidad, ante cada petición de conexión a red, previo al permiso de enganche tal y como dice la ley (este extremo fue confirmado por escrito por la propia Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz). Endesa, en este sentido, parece que no cumple la ley pero la Junta de Andalucía no ha sido capaz de, en veinte años que hace que esta ley está en vigor, articular reglamento alguno que obligue a este empresa a cumplirlo».

Junto con el izado de la bandera, la Asociación ha promovido ya una recogida de firmas a través de change.org para elevar dicha petición al Parlamento Andaluz y que puede suscribirse a través del siguiente enlace.

«Una vez más, queremos mostrar nuestro agradecimiento, siendo conscientes de toda la ayuda, cariño y generosidad que hemos recibido de esta ciudad, y que estamos seguros que recibiremos otro 5 de agosto más», concluyen.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

3 respuestas

  1. No estoy de acuerdo en que no se diga en la noticia que también está imputados el dueño de hotel y la directora del 100×100 Fun que es además política ,teniente Alcalde de mancomunidad de gobierno Tarifeño más aún es la directora. Soy madre de 2 víctimas mi hija Mariluz fallecida y mi hijo Kisko uno de los 6 sobrevientes de dicho delitos .

    1. Siento mucho su dolor y su impotencia. Es un error mío, tendría que haber ampliado los datos que ofrecía la nota de la Plataforma y no lo hice. Intentaré reparar dicha omisión en futuros comentarios.

  2. La connivencia entre las operadoras eléctricas y la Administración Pública es indignante.
    Que caiga sobre los técnicos irresponsables todo el peso de la ley y sobre la empresa, también irresponsable, las máximas consecuencias civiles.
    Es la pírrica compensación que le queda a los afectados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 10 =