Londres supedita los intereses militares y de soberanía al Tratado de Gibraltar

El ministro James Cleverly insiste en resolver “un número relativamente pequeño” de cuestiones pendientes, pero no se pronuncia sobre la propuesta de la Unión Europea

El ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, James Cleverly, insiste en que para alcanzar un acuerdo sobre el Tratado sobre Gibraltar queda tan sólo «un número relativamente pequeño» de cuestiones que resolver con la Unión Europea, pero no ha ofrecido detalles sobre la propuesta comunitaria que ya estaría sobre la mesa.

Así lo ha afirmado durante una comparecencia ante el Comité de Escrutinio Europeo de la Cámara de los Comunes, algunos de cuyos integrantes visitaron Gibraltar durante el pasado verano. También insistió en que alcanzar un acuerdo era la mejor opción para todas las partes, pero lo condicionó al consenso sobre cuestiones que incumben a sus intereses militares y a la soberanía del Peñón.

«Saben que me tomo la soberanía de Gibraltar increíblemente en serio y la relación entre Gibraltar y el Reino Unido es increíblemente importante, y por supuesto los vínculos militares que tenemos allí son absolutamente clave –afirmó–. Y saben que yo y el Gobierno del Reino Unido siempre negociaremos con esos intereses cercanos a nuestros corazones y a la vanguardia de nuestras mentes”

Aunque el citado Comité exploró en profundidad las asignaturas pendientes del Protocolo de Irlanda del Norte, también hubo tiempo, al final de la sesión, de examinar el dossier gibraltareño. Así, se le preguntó sobre las posibilidad de un resultado no negociado sobre el Peñón y el titular del Foreign Office no se atrevió a evaluar dicha posibilidad: «Claramente, preferiríamos no tener un resultado no negociado», reafirmó.

«Hemos reducido a un número relativamente pequeño de cuestiones pendientes y continuaremos negociando sobre aquellas con el deseo de obtener un resultado negociado, porque creo que eso sería lo mejor para el Reino Unido, los gibraltareños y, de hecho, para España», señaló.

Cleverly mencionó su encuentro con el ministro español José Manuel Albares, durante las tertulias anglo-españolas de Oxford o los contactos regulares entre funcionarios del Reino Unido, Gibraltar y España, a este propósito.

Al Ministro de Relaciones Exteriores le preguntaron sobre la planificación de Gibraltar para un escenario sin acuerdo, a la luz de la última nota técnica difundida recientemente por el Gobierno de Gibraltar: «Creo que es legítimo ver eso como parte de nuestro pensamiento, pero obviamente estamos tratando de evitar un resultado no negociado», dijo Cleverly.

Tampoco quiso precisar si ofrecerían ayuda económica a Gibraltar en ese último caso: «Trabajaremos para asegurarnos de que su economía sea resistente». Lo que si anticipó es que el Reino Unido contribuiría a instalar puertas electrónicas en la frontera para garantizar una mayor fluidez en caso de que no haya acuerdo. También, que Gran Bretaña garantizaría el suministro de combustible al Peñón, en ese supuesto.

«Pero como digo, esto no es lo que estamos tratando de lograr. Lo que estamos tratando de lograr es un resultado negociado».

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − diez =