Las fronteras de Ceuta y Melilla abrirán «en los próximos días»

Cien puestos de trabajo en pelibro porque las navieras se niegan a facilitar el despacho de billetes a las agencias presentes en la Estación Marítima de Algeciras

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha anunciado este miércoles que los pasos fronterizos de las ciudades de Ceuta y Melilla se  reabrirán «en los próximos días», tras más permanecer dos años cerrados, so pretexto de las restricciones derivadas de la pandemia de coronavirus, aunque al finalizar las mismas se reveló que también suponía un gesto de Rabat como medida de presión al Gobierno de España por el contencioso saharaui, en una espiral que también incluyó el cierre del puerto de Tánger al tráfico de pasajeros con puertos españoles.

Esta última circunstancia, desapareció tras el acuerdo alcanzado entre el Rey de Marruecos, Mohamed VI, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, pero ahora se ha abierto una importante controversia al negarse las navieras a facilitar la venta de billetes a las agencias presentes en la Estación Marítima de Algeciras, muchas de las cuales han vivido un prolongado ERTE y en las que ahora pueden peligrar alrededor de cien puestos de trabajo: hoy mismo, se encuentra prevista una reunión entre representantes de Comisiones Obreras y el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, para reclamar a las navieras que mantengan el modelo que venía existiendo hasta ahora.

A partir de la cumbre hispano-marroquí, en aquella célebre ruptura del ayuno entre el monarca alauita y el presidente español, comenzaron los contactos técnicos y administrativos que permitiera reabrir ambos pasos fronterizos, acordando también su nuevo régimen, en materia de mercancías y transeúntes.

Por esas dos fronteras, hasta su cierre, pasaban diariamente unas 2.500 personas en Ceuta y casi 2.000 en Melilla, en su mayoría trabajadores transfronterizos empleados en las dos ciudades autónomas españolas o los llamados porteadores, casi siempre mujeres que compraban mercancías para llevarlas a Marruecos.

En el alero, se mantiene la conservación o no de la excepcionalidad de Schengen para el área marroquí circunvecina, lo que facilita el paso de la mano de obra transfronteriza. Presumiblemente, la reapertura modificará también el tránsito de mercancía “no convencional”, eso es, el trasiego de las mencionadas “hormiguitas”, el nombre popular que identificaba a las porteadoras que venían cargando bultos formidables de artículos adquiridos en ambas plazas españolas, para su reventa en el norte de Marruecos.

Las agencias de la Estación Marítima de Algeciras, en peligro

La «decisión política» de reanudar la circulación por la ciudades autonómicas es «definitiva», ha notificado el titular de Exteriores después de reunirse en Marrakech con su homólogo marroquí, Naser Burita. La fecha exacta será comunicada por el ministerio del Interior, tras resolver ciertos flecos: «No quiero entrar en el terreno del ministro del Interior. Él dará de verdad todos los detalles, porque además es quien está negociando los aspectos puramente operativos y prácticos sobre el terreno», asegura Albares.

El encuentro entre Albares y Burita ha constituido el primer encuentro entre los responsables de la política española y alauí, una vez fraguada la reconciliación de ambos países a raíz del apoyo por parte de España al plan de autonomía marroquí sobre el Sáhara Occidental. En el marco de esta ‘nueva etapa’, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajó a Rabat para visitar al rey de Marruecos, Mohamed VI, hace un mes y ambos firmaron un acuerdo de 16 puntos para normalizar las relaciones bilaterales.

Para el partido localista Ceuta Ya! el mantenimiento de la excepcionalidad al tratado de Schengen que permite el paso sin visado de los vecinos de la provincia de Tetuán, supone «una fortaleza económica para Ceuta. De una medida que permite dotar a la ciudad de compradores, visitantes, turistas y trabajadores, algunos de ellos vinculados con la ciudad desde hace décadas».

En principio, el acuerdo de reapertura “gradual y ordenada” de las fronteras terrestres, incluirá la puesta en marcha de sendos puestos aduaneros de mercancías, así como retomar la Operación Paso del Estrecho.

La reapertura de las fronteras de Ceuta y Melilla afectará a la OPE

Por otro lado, Albares también ha comunicado que España ha acordado con su vecino del sur reunir el grupo de trabajo sobre delimitación de espacios marítimos en el mes de junio.

En la misma tarde del miércoles, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares mantuvo una conversación telefónica con los presidentes de Ceuta y de Melilla para informarles de estas previsiones.

El presidente de la Ciudad le ha agradecido a Albares la llamada, al mismo tiempo que le ha reiterado la posición del Gobierno de la Ciudad en cuanto a que la culminación del proceso de normalización de dicha frontera debe corresponderse con el establecimiento de una aduana comercial, manifestándole, por último, el compromiso de lealtad institucional que, en todo momento, ha caracterizado al comportamiento del ejecutivo autonómico en este asunto.

La reunión entre José Manuel Albares y Naser Bourita precedía a la reunión de la Coalición Global contra el Daesh que se celebra en Marrakech y en la que ambos participan hoy, jueves. Es la primera vez que este organismo se reúne en un país africano y, en el transcurso de la misma, se abordará la propuesta española de centrar en ese continente los esfuerzos para derrotar el terrorismo.

Durante su intervención, Albares tiene previsto poner la atención sobre África al entender que es la región del mundo más amenazada por el terrorismo yihadista, donde tanto Daesh como Al Qaida tienen varias filiales. De hecho, España destaca por su compromiso en la región, con un enfoque integrado que combina actuaciones en el ámbito de la seguridad y estabilidad con actuaciones en el ámbito del desarrollo.​

Albares apostará por reforzar los esfuerzos de una Coalición que tiene previsto concluir su encuentro en Marrakech con total de 85 miembros tras el anuncio previsto de la incorporación de Benín. La Coalición Global contra el Daesh, que se formó en septiembre de 2014 en la Cumbre de Gales de la OTAN, contaría ahora con un total de 80 países y cinco organizaciones internacionales cuyas actuaciones están amparadas por Naciones Unidas.​

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres + cuatro =