Landaluce, contra el Gobierno

El alcalde de Algeciras confronta con el ejecutivo de Pedro Sánchez y elogia a la Junta de Juanma Moreno Bonilla

Durante los últimos años, pero especialmente desde hace unos meses, la política exterior del Ayuntamiento de Algeciras, encabezada por su alcalde, José Ignacio Landaluce, del Partido Popular, se basa en elogios constantes a las relaciones de la ciudad con la Junta de Andalucía de Juanma Moreno Bonilla y ataques y denuncias contra el Gobierno central de Pedro Sánchez. Cierto es que, a menudo, tiene motivos para ello. Pero también los tenía cuando el Partido Popular estaba en La Moncloa y sus críticas brillaban por su ausencia.

A pesar de la buena sintonía mantenida con María Jesús Montero –ex consejera de la Junta y actual ministra de Hacienda–, durante su visita a la Mancomunidad este verano (ver foto superior), como uno de los últimos ejemplos de confrontación directa, cabe detacar la campaña desatada desde la alcaldía en contra de la ubicación de un CETI que nunca llegó a plantearse formalmente, la estiró el alcalde hasta la comparecencia del ministro José Luis Escrivá en la Cámara Alta, donde respondió a una pregunta al respecto presentada por el alcalde, que también es senador.

Una vez descartado ese globo sonda, las palabras del ministro que, en su réplica a Landaluce, aludió a la situación económica de la Corporación que preside y que el PSOE local califica de “quiebra” técnica, han merecido hoy mismo la respuesta de la concejal delegada de Economía y Hacienda, María Solanes, que ha catalogado como falacias las afirmaciones realizadas por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, sobre la situación económica del Ayuntamiento de Algeciras.

“Es una vergüenza que un ministro intente hacer oposición a la gestión de este Equipo de Gobierno, haciendo uso de medias verdades sobre la situación que vive este consistorio, especialmente si tenemos en cuenta que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que el mismo presidió hasta 2020, en su último informe, con fecha de 15 de julio de 2022, apreció una mejoría de los indicadores que definen la situación actual del Ayuntamiento de Algeciras” ha asegurado la edil.

El ministro Escrivá, durante una reunión mantenida con los socialistas algecireños

En este sentido, Solanes ha explicado que “aunque aún tenemos mucho por hacer, pues seguimos pagando las deudas adquiridas, sentencias desfavorables y promesas incumplidas del gobierno socialista que nos precedió, los datos avalan nuestra buena gestión, así como todos los informes emitidos por los organismos supramunicipales, no solo la AIRef, sino también los de la Cámara de Cuentas de Andalucía, el Ministerio de Hacienda o el Tribunal de Cuentas”.

Naturalmente, la concejala ha aprovechado para lanzar la pelota al tejado del PSOE: “Un ejemplo claro de esa mala gestión  socialista, que no hizo más que hipotecar el futuro de los algecireños, es que en el año 2011, cuando José Ignacio Landaluce entró a gobernar en este Ayuntamiento, nos encontramos con un remanente de tesorería negativo de 105 millones de euros, el cual ahora, tras grandes esfuerzos, hemos logrado tornar positivo. O la propia deuda, que actualmente es muy inferior a la que nos dejaron” ha recordado la delegada.

Así, ha recalcado que “nos acusan de estar endeudados, lo cual es verdad, pero nuestra situación no es la catástrofe financiera que algunos pretenden vender, pues la mejoría es constatable y contrastable, prestamos más y mejores servicios a los algecireños sin subir los impuestos en estos 11 años de gobierno, es más ni siquiera hemos aumentado el IRPF, por lo que se podría considerar que incluso los hemos bajado en relación con la subida del nivel de vida” y para finalizar ha aconsejado al PSOE que “en vez de intentar darnos lecciones desde el desconocimiento y la hipocresía, preocúpense por los Ayuntamientos que se encuentran en una situación de riesgo muy alto y sin perspectiva de mejora, todos ellos gobernados por alcalde socialistas”.

Horas antes y ante el mero anuncio de que la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, pretende visitar la ciudad “en los próximos meses”, el alcalde de Algeciras lamentó públicamente que el Gobierno central utilice medios no institucionales para informar de proyectos que incumben a la ciudad “haciendo un uso partidista de las labores del Gobierno”.

Se trata, en rigor, de un compromiso adoptado por la ministra con la parlamentaria Rocío Arrabal, durante un encuentro en Madrid y que aún no ha tomado carta de naturaleza oficial. Tras el nombramiento del actual Gobierno, Landaluce remitió invitaciones a buena parte del mismo para visitar la ciudad o, al menos, ser recibido como alcalde de Algeciras en sus sedes ministeriales. En buena parte de los casos –lo que no sólo afecta a esta ciudad sino a cientos de poblaciones españolas que también cursaron estos envíos–, han recibido la callada por respuesta.

Cuando el actual Gobierno y sus representantes locales han sacado pecho por el inicio de las obras del Acceso Sur, Landaluce se atribuye dicho logro y afirma que, a pesar que sólo lleva una década en el cargo, “se lleva persiguiendo 30 años, se ha conseguido con este Gobierno en el Ayuntamiento, el cual ha podido poner de acuerdo a todos los implicados para que el proyecto saliese adelante: Ministerio, Dirección General de Carreteras, Autoridad Portuaria y Consistorio”.

“Es curioso que nunca se cuente con el alcalde de la ciudad para tratar asuntos de índole tan importante como la visita de una ministra o la instalación de un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) en la ciudad, y parece que siempre hay un escalón que saltarse y es el de la comunicación directa con el Ayuntamiento de la ciudad”, expresó el alcalde, antes de añadir que “esto me hace pensar que esta supuesta visita se trata más de una maniobra política que de ponerle solución a un problema histórico para nuestra ciudad”.

El pasado 4 de agosto, aunque no por vez primera, afirma Landaluce, “escribí una carta a la ministra Sánchez Jiménez, invitándola a visitar la ciudad y mantener una reunión en la que  los alcaldes del Campo de Gibraltar y de la Serranía de Ronda pudiésemos trasladarle de primera mano la realidad que estamos padeciendo en nuestras zonas, carta que no recibió ningún tipo de respuesta”, afirmó el alcalde.

Rocío Arrabal, junto a la ministra de Transportes, cuando le prometió visitar Algeciras

Landaluce declaró que “han sido muchas, y de todo, tipo las explicaciones, que no sólo ha pedido el alcalde de Algeciras a todos los niveles, sino de los usuarios de este servicio, ya que quien se resiente de la mala gestión que desde el Gobierno central se está realizando sobre este asunto es siempre el mismo: el vecino de Algeciras”.

El primer edil también quiso reseñar que “hace no mucho, pedíamos seriedad y sentido común con respecto a tener una conexión ferroviaria al nivel de una cabecera de Comarca. Un sentido común y seriedad que desde el Consistorio, y de la mano de la Autoridad Portuaria, hacíamos efectivo hace pocos días con la reunión mantenida con  la coordinadora del Corredor Mediterráneo de la Comisión Europea, Iveta Radicova, la cual tomó nota de las grave situación en la que se encuentra esta infraestructura”.

“Estamos expectantes ante la posible visita de la ministra Sánchez Jiménez, la cual podrá comprobar de primera mano cómo durante muchos años han dejado de lado a la ciudad de Algeciras y al Campo de Gibraltar, relegándonos a una población de tercera o cuarta categoría”, finalizó el regidor, según recoge un comunicado público del Ayuntamiento, que es el cauce principal que suele utilizarse para estas invectivas.

En efecto, el anuncio de la visita ministerial, que carece de fecha, lo anunció esta semana  Rocío Arrabal, que tuvo ocasión de trasladar personalmente a Raquel Sánchez, durante un viaje a Madrid, “el interés existente en la ciudad por la mejora de la línea férrea Algeciras-Bobadilla”.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, visitará Algeciras “en próximas fechas, aún por concretar”, afirma el PSOE en una nota de prensa.

“En el referido encuentro en la capital de España, en el que estuvieron presentes el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Algeciras y secretario de Organización de la agrupación local, Fran Fernández, y el senador socialista por la provincia de Cádiz Alfonso Moscoso, Rocío Arrabal tuvo también la oportunidad de trasladar a la ministra de Transportes la importancia que ha tenido para la ciudad del inicio de las obras del Acceso Sur, con “una importante inversión de 42 millones de euros en una carretera que es fundamental para la vertebración de Algeciras y todo el arco de su Bahía” Arrabal, que agradece que la visita de la ministra a Algeciras vaya a ser ya en los próximos meses una realidad, recuerda que ya los presupuestos Generales del Estado 2022 hablaron por sí solos en lo que respecta a la comarca, al consignar una inversión de casi 300 millones de euros en la mejora de la línea férrea Algeciras-Bobadilla, en una “clara apuesta” por la infraestructura más esperada y a la vez más necesaria para el desarrollo socio-económico del Campo de Gibraltar”.

La comarca ha tenido motivos para el descontento con el Gobierno central, pero gobierne quien gobierne

En gran medida, este comunicado del PSOE de Algeciras pretende servir de réplica a los que el Ayuntamiento emite en sentido contrario, una guerra dialéctica soterrada que se supone se verá incrementada conforme se aproximen las próximas elecciones municipales.

“Es necesario que las Administraciones y los partidos cumplamos con la simplificación administrativa, que se hace más necesaria que nunca en materia de infraestructuras”, señaló la parlamentaria algeciras.  

A este respecto, según puede leerse en ese mismo comunicado, Arrabal lamentó que un ejemplo de ello esté siendo, precisamente, la modernización de la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla, cuya tramitación de impacto ambiental se complicó por el procedimiento elegido por la Junta de Andalucía, lo que está retrasando ostensiblemente los plazos de ejecución.

“Parte del retraso en estas obras se debe a un contratiempo burocrático”, aclara Arrabal, recordando que “hace dos años, en 2020, estando ya la Junta de Andalucía gobernada por el PP, la delegación de Medio Ambiente de la Junta en Málaga remitió al Ministerio de Transición Ecológica una información sobre la afección a las Lagunas de Campillos, y resolvió que era necesario el sometimiento a evaluación ambiental ordinaria del proyecto de Electrificación del tramo Bobadilla-Ronda”.

“Curiosa forma de torpedear esta necesaria infraestructura, que cada vez que es frenada de una forma u otra aparece la sombra del PP… Si está en el Gobierno no invierte; si no está, confronta, y si puede, la frena, con informes de impacto medioambientales ordinarios que lo único que hacen es alargar la tramitación y frenar la inversión”, advierte la dirigente socialista algecireña.

Según los socialistas algecireños, mención aparte merece la actitud mostrada durante todo este tiempo por el alcalde de Algeciras y senador del PP José Ignacio Landaluce, que ahora “pretende erigirse en adalid de los intereses campogibraltareños y, en especial, de la Algeciras-Bobadilla, después de 8 años de Gobierno del PP que fueron desastrosos para nuestra ciudad y en los que se invirtieron cero euros en dicha infraestructura, con el silencio cómplice del señor Landaluce, incluido su voto en el Senado, en 2018, en contra de que esa partida fuese aumentada”.

Rocío Arrabal admite, en todo caso, que «la burocracia se haya convertido en “una larga espera”, capaz de “aparcar” la apuesta decidida del actual Gobierno progresista, plasmada en los PGE 2022». Pero se ha mostrado muy crítica con la actitud del alcalde de Algeciras, que “pretende mantenerse de senador, única y exclusivamente, a través de la confrontación institucional, vacía de contenido y que en nada ayuda a resolver los problemas de nuestra ciudad”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × dos =