La planta desaladora de Gibraltar ya produce agua potable tras el incendio

El Gobierno del Peñón trae 300.000 litros de agua potable desde España y 200.000 no potable para el baldeo y la fauna

El Gobierno de Gibraltar ha anunciado hoy que, tras el éxito de las obras de reparación de la tubería de agua salada que abastece a la planta de ósmosis inversa de Governor’s Cottage, la planta ya está produciendo agua potable tras el incendio del pasado martes en un túnel de la Roca: «Esta agua repondrá, en primera instancia, los niveles de existencias en los depósitos de AquaGib», anunció el Gobierno mediante un comunicado oficial.

«El consejo que el Gobierno ha recibido de los expertos técnicos de AquaGib es que, aunque la planta está produciendo ahora una cantidad sustancial de agua, las reservas se están reponiendo primero y esto puede dar lugar a una fluctuación del caudal de agua en todo Gibraltar durante varios días. Esto significa que la baja presión del agua puede hacer que los consumidores tengan agua durante algunos periodos y no la tengan durante otros. Por lo tanto, el Gobierno desea instar al público a seguir siendo conservador con su consumo de agua potable», señala dicha nota oficial.

Además, el Gobierno ha anunciado el suministro satisfactorio de más de 300.000 litros de agua potable procedentes de España que se han descargado en el sistema AquaGib en el depósito de Hesse: «El Gobierno espera que esta medida de contingencia continúe y aumente aún más el suministro en los próximos días».

“Esta noche acabo de presidir, junto con el Gobernador, la novena reunión del Grupo de Coordinación Estratégica que se ocupa de la escasez de agua –comentó Joseph García, viceministro principal–. El Gobierno ha sido informado detalladamente por los expertos técnicos de AquaGib y estamos encantados de que las obras de reparación temporal de la tubería que suministra a la planta de ósmosis inversa de Governor’s Cottage hayan tenido éxito y de que se esté produciendo agua potable. Sin embargo, me gustaría destacar que, aunque AquaGib está produciendo agua potable de nuevo, ha informado al Gobierno de que se utilizará para reponer las reservas, lo que significa que el suministro en todo Gibraltar seguirá fluctuando durante varios días».

Descarta de agua durante la noche

El Ministerio de Medio Ambiente de Gibraltar ha importado 200.000 litros de agua no potable durante la noche como medida de contingencia tras las restricciones al uso no esencial del agua: «Esta agua se utilizará para el baldeo de las calles, las zonas verdes de la comunidad y la fauna del Parque de la Alameda», precisó dicho Departamento.

«La decisión se tomó porque el agua no potable no se trata según las normas de agua potable y no está destinada al consumo humano. Por lo tanto, esta medida no obstaculiza ningún esfuerzo, ni retrasa la importación del agua que se trae por tierra para el consumo humano –explicó–. Además, con la importación de agua no potable, el Ministerio de Medio Ambiente pretende aliviar la presión del suministro de AquaGib mientras se reponen sus reservas. Se espera que la importación de agua no potable por mar continúe durante algunos días para minimizar el impacto en la fauna y las zonas verdes de Gibraltar».

Esta medida de contingencia, según la Jefa Científica, Liesl Mesilio, «es vital para garantizar que podamos mantener la fauna y las zonas verdes a pesar de las restricciones de agua que se han aplicado durante algunos días».

«Esperamos que este suministro de agua no potable continúe durante los próximos días, lo que permitirá a AquaGib reponer sus existencias suficientemente antes de que volvamos a la distribución normal de agua”.

Operario riega con agua no potable las calles y jardines de Gibraltar

El Ministro de Medio Ambiente John Cortés agradeció el trabajo continuado, 24 horas al día, «para garantizar que el lavado de las calles, nuestra fauna y las zonas verdes puedan mantenerse lo mejor posible en estas circunstancias y durante la época más calurosa del año».

«Muchas personas de la comunidad disfrutan de zonas verdes como el Parque de la Commonwealth, y si no se regara durante 3 días habría que sustituirlo por completo con un coste enorme. Al salvaguardar el césped, no tendremos que causar más trastornos al público más adelante en el año. Seguiremos importando agua no potable por mar hasta que se resuelvan los problemas de suministro de agua.”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 2 =