La discreción sigue protagonizando las negociaciones sobre Gibraltar

La Comisión Europea no acepta renegociar el acuerdo de Irlanda del Norte y Fabian Picardo comparecerá el lunes ante el Parlamento del Peñón

Las negociaciones en torno al futuro Tratado que fijará las relaciones entre Gibraltar y la Unión Europea han proseguido hoy en Londres y, presumiblemente, concluirán mañana miércoles, aunque nadie garantiza que se cierre un acuerdo. La discreción en torno a los contenidos sigue siendo absoluta y los analistas leen entre líneas los discursos de los representantes de las partes en liza, más allá de filtraciones más o menos de parte.

Se trata de la octava toma de contacto entre las delegaciones británica y comunitaria. A pesar de los escollos que siguen frenando el Acuerdo, el optimismo de las partes hace presumir un desenlace favorable, lo que contrasta con la incertidumbre que se palpa a un lado y otro de la Verja.

Una dificultad añadida para la concreción de un acuerdo sigue estribando en la situación en la frontera de Irlanda del Norte, a partir del Brexit: «La Unión Europea desea tener una relación positiva y estable con el Reino Unido», ha afirmado hoy el vice-Presidente de la Comisión Europea, Maros Šefčovič, quien preside la comisión negociadora con Londres, en torno a Gibraltar.

Sin embargo, su inquietud respecto al grado de cumplimiento de los compromisos británicos es evidente, en una declaración difundida por la Comisión: «El Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte del Acuerdo de Retirada forma parte integrante de esa relación. Es la solución encontrada con el actual gobierno del Reino Unido para proteger el Acuerdo de Viernes Santo (Belfast) de 1998 en todas sus dimensiones y, por lo tanto, también evitar una frontera dura en la isla de Irlanda, al tiempo que protege la integridad del mercado único de la UE»

«La UE –ha dicho– ha estado abierta a un trabajo conjunto con el Reino Unido en la aplicación del Protocolo para aportar seguridad jurídica y previsibilidad a largo plazo a las personas y las empresas de Irlanda del Norte. La UE sigue abierta a tales debates. Solo las soluciones conjuntas funcionarán. La acción unilateral del Reino Unido sólo dificultaría nuestro trabajo sobre posibles soluciones».

Desde el principio, desde su punto de vista, «la UE ha trabajado incansablemente para proponer soluciones creativas y duraderas, mostrando flexibilidad sobre cómo debe aplicarse el Protocolo. Ha demostrado que se pueden encontrar soluciones sin cambiar el Protocolo. Por ejemplo, la UE se ha asegurado de que los mismos medicamentos sigan estando disponibles en Irlanda del Norte al mismo tiempo que en el resto del Reino Unido».

«Queremos alcanzar estas soluciones es lo antes posible. Pero para hacer esto, necesitamos que el gobierno del Reino Unido muestre el mismo nivel de determinación y creatividad. Con voluntad política y un compromiso genuino, en el marco del Protocolo se pueden encontrar soluciones conjuntas a las cuestiones prácticas legítimas planteadas por las personas y las empresas en Irlanda del Norte. El Protocolo, como piedra angular del Acuerdo de Retirada, es un acuerdo internacional. Su renegociación no es una opción. La Unión Europea está unida en esta posición».

El Ministro Principal de Gibraltar, Fabian Picardo, también se encuentra en la capital británica, como parte de la delegación de Gran Bretaña, en una ronda negociadora a la que también asisten funcionarios de la Unión Europea y del Gobierno de España.

Sea cual sea el resultado de esta ronda, que finaliza mañana miércoles, Picardo pretende comparecer en el Parlamento de Gibraltar el próximo lunes para dar cuenta del curso de las conversaciones y se someterá a las preguntas de los diputados. Desde la oposición de Gibraltar Social Democrats se ha reprochado falta de información al respecto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + diez =