La Declaración de Algeciras reclama vías de migración seguras

Texto íntegro del documento elaborado con motivo de la Conferencia sobre el Futuro de Europa

La llamada Declaración de Algeciras, recientemente formulada, reclama vías de acceso seguro a los inmigrantes para evitar que estos tengan que recurrir a las mafias. También reclama una protección efectiva de los solicitantes de asilo y refugio, así como de los MENA.

El documento ha sido elaborado durante unas jornadas celebradas en Algeciras en el marco de las actividades sobre el futuro de Europa. Allí, en el mismo lugar en donde se celebró la Conferencia de Algeciras que, en 1906, consolidó el estatus colonial del norte de África, el Consejo Andaluz del Movimiento Europeo y el Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, convocaron unas jornadas que han tenido lugar este fin de semana y que se han organizado en colaboración con el Centro Asociado de la UNED en Algeciras y el Centro de Información Europe Direct de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar y con el patrocinio de España Global. Se trataba, según los convocantes, de una oportunidad “para reflexionar sobre uno de los principales retos de la UE que, a Andalucía como frontera exterior de Europa, nos afecta particularmente centrándonos así en la gestión de la migración y el asilo”.

Así, la Declaración de Algeciras, entregada en un acto solemne celebrado en el Teatro Florida de dicha población versa sobre “Los retos de la Unión Europea en la Gestión de la Inmigración y el Asilo”. En su preámbulo, acredita el respaldo a este encuentro por parte del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo y el Consejo Andaluz del Movimiento Europeo, con la colaboración del Ministerio de Asuntos Exteriores (Programas España Global y Hablemos de Europa), de Europe-Direct del Campo de Gibraltar, del Ayuntamiento de Algeciras, de la Diputación provincial de Cádiz y del Ayuntamiento de San Roque.

Este es su contenido explícito:

“Con este motivo,

A.- Reafirmamos que las competencias compartidas en materia de inmigración y asilo entre los Estados Miembros y la UE han resultado útiles para hacer frente a los grandes desafíos migratorios de nuestro tiempo. El art. 4-2º-J del TFUE establece esa competencia compartida en el marco del espacio de libertad, seguridad y justicia. La competencia en materia de inmigración, en materia de control de fronteras y en materia de asilo son autónomas pero interrelacionadas.

B.- Reafirmamos la necesidad de la existencia de FRONTEX, de la Agencia Europea de Apoyo al Asilo (EASO) y de la Agencia Europea de Sistemas Informáticos de Gran Magnitud (eu-LISA), porque están contribuyendo a garantizar el funcionamiento del espacio Schengen y a la consecución de los objetivos señalados en el art. 79-1 del TFUE, es decir “una gestión eficaz de los flujos migratorios, un trato equitativo de los nacionales de terceros países que residan legalmente en los Estados miembros, así como una prevención de la inmigración ilegal y de la trata de seres humanos y una lucha reforzada contra ambas”.

C.- Reafirmamos que la UE puede intervenir, de conformidad con el art. 79-2 del TFUE en establecer “a) las condiciones de entrada y residencia y las normas relativas a la expedición por los Estados miembros de visados y permisos de residencia de larga duración, incluidos los destinados a la reagrupación familiar; b) la definición de los derechos de los nacionales de terceros países que residan legalmente en un Estado miembro, con inclusión de las condiciones que rigen la libertad de circulación y de residencia en los demás Estados miembros; c) la inmigración y residencia ilegales, incluidas la expulsión y la repatriación de residentes en situación ilegal; d) la lucha contra la trata de seres humanos, en particular de mujeres y niños».

D.- Reafirmamos que la institución jurídica del asilo y del refugio, particularmente los principios de no devolución, de protección y de asistencia, a pesar de las dificultades de la aplicación de las normas comunes europeas que devienen de normas superiores de Derecho Internacional, de Derechos Humanos y de valores firmemente asentados en los Estados europeos. Por ello, el Sistema Europeo Común de Asilo establece estándares mínimos, sobre condiciones de acogida, procedimientos y requisitos sobre “protección frente a la devolución, permisos de residencia, documentos de viaje, acceso al empleo y a la educación, protección social, asistencia sanitaria, acceso al alojamiento y acceso a los instrumentos de integración, así como disposiciones específicas para los menores y las personas vulnerables”. Por ello, son normas que deben mantenerse y mejorarse.

E.- Valoramos que la política común de inmigración y asilo supongan para la UE un desafío estratégico lo que debe redundar en la búsqueda de soluciones tal como se ha señalado en el Nuevo Pacto sobre Migración y Asilo de 23 de septiembre de 2020.

F.- Consideramos que la UE y sus Estados Miembros tienen mayores obligaciones en el marco de la prevención de conflictos y situaciones que generan movimientos forzosos de población, por lo que deben generar políticas activas de cooperación internacional que incluyan componentes de fortalecimiento democrático, institucional y mecanismos de protección y defensa de los derechos humanos.

G.- Consideramos que las fronteras terrestres y marítimas de la UE se han constituido en las más desiguales del mundo en términos económicos y políticos, así como límites entre dos mundos, situándonos ante fronteras muy «exigentes». La evaluación clara y rigurosa del exigente marco fronterizo de la UE, es precondición necesaria para gestionar dicha vecindad de forma útil y constructiva.

H.- Rechazamos las manifestaciones xenófobas, racistas o excluyentes que culpabilizan a los migrantes, porque una sociedad inclusiva forma parte de la identidad y los valores europeos.

En este sentido, para conseguir una política europea común de inmigración y asilo, más justa, equilibrada y conforme con los valores europeos, se deberían tener en cuenta las siguientes:

PROPUESTAS

1.- La actual política migratoria de la UE es limitada, cortoplacista y descoordinada y debe ser proactiva. Por ello, es necesario una regulación europea general de acceso armonizado de los potenciales inmigrantes, que también permita mantener el actual sistema de bienestar en la UE.

2.- La UE y sus Estados Miembros deben ser conscientes de que los desplazamientos humanos no deseados no pueden suponer cargas desequilibradas para los Estados europeos más próximos a los lugares de contacto. Por ello, la solidaridad europea tiene que alcanzar una distribución justa de desplazados, con financiación europea y, en caso necesario, con aportaciones económicas en función de los distintos niveles de renta. Por ello, la acogida de inmigrantes procedentes de flujos masivos debe ser equitativa en el marco de la UE e igualmente la responsabilidad de las cargas financieras.

3.- El Sistema Europeo Común de Asilo ha mostrado sus deficiencias por haber establecido un marco normativo que necesita urgentes reformas, entre ellas, la de transformar su categoría normativa de Directivas a Reglamentos para conseguir una mayor armonización.

4.- La solidaridad europea no puede ser voluntarista, sino que debe consistir en la adopción de las reformas normativas necesarias para disponer obligaciones específicas, como instrumento estructural. Además, mientras el sistema de Dublín y sus criterios de asignación de la responsabilidad de las solicitudes de protección internacional sigan inalterables, la reubicación como medida de solidaridad ha de tener carácter preeminente y no puede sustituirse por una solidaridad «flexible» al servicio del retorno. Se requiere un enfoque de derechos humanos de la solidaridad, de manera que se garantice la participación de las personas solicitantes de asilo.

5.- Es necesario regular vías de acceso seguro a la protección internacional, que evite el recurso a las mafias y a viajes peligrosos que suponen una pérdida intolerable de vidas humanas.

6.- Es necesario reforzar los mecanismos de identificación temprana de necesidades de protección internacional de las personas llegadas a las costas europeas y que se deriven al procedimiento de asilo.

7.- Las fronteras del Mediterráneo, en particular, merecen una atención preferente por parte de la UE. Ésta dispone de medios insuficientes para la gestión de los flujos migratorios no controlados. Para ello, la cooperación proactiva con los Estados de la Ribera Sur, especialmente Marruecos y otros Estados de origen y transito, es imprescindible.

8.- La UE debe abordar los problemas en origen, facilitando la capacitación humana y material, así como la toma de conciencia de mejorar las capacidades operativas y la estructura institucional.

9.- Cuando los inmigrantes sean menores no acompañados deben ser siempre los tribunales y no las autoridades gubernamentales las encargadas de determinar el interés superior del menor, que debe regir toda la actuación estatal en relación con su protección, incluyendo la expulsión o devolución cuando proceda.

10.- La Unión Europea y sus Estados Miembros deben regular los procesos de integración de manera que culminen con la obtención de la nacionalidad (si así lo solicita el inmigrante), por lo que deben primar los principios de integración y de igualdad frente a otras consideraciones.

11.- El acceso a la residencia y las condiciones jurídicas para su cese o pérdida debe ser regulado por la UE de tal manera que no invisibilice o excluya a los inmigrantes que no han accedido o han perdido su derecho a residir.

12.- La promoción de la integración se debe llevar a cabo con la aplicación efectiva del principio in dubio pro homine.

13.- La Cooperación Internacional al Desarrollo no se debe condicionar a la gestión de los flujos migratorios de los Estados fronterizos con la UE.

14.- El sistema educativo europeo debe incorporar los valores de la ciudadanía inclusiva y respetuosa con la diversidad para prevenir juicios racistas o xenófobos en torno a la inmigración.

                Estas propuestas requieren de voluntad política y de impulso ciudadano. Para ello, se hace necesario una aplicación rigurosa y una interpretación extensiva de los tratados de la UE o, en su caso, la reforma de los mismos”.

Firmada en Algeciras, a 9 de Octubre de 2021.

Pablo Antonio Fernández Sánchez, Coordinador Científico y Relator General de las Jornadas

Uno de los principales impulsores de esta iniciativa es el algecireño Pablo Antonio Fernández Sánchez, catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Sevilla. Su padre, el poeta Manuel Fernández Mota, dedicó en su día un monográfico a la Conferencia de Algeciras. Todo un guiño personal. Como fruto de aquella conferencia, el Acta de Algeciras fue firmada el 7 de abril de 1906 por los representantes de España, Alemania, Francia y el Reino Unido. Según esta acta, España adquiría obligaciones, junto a Francia, para ejercer un protectorado en la zona de Marruecos. Cincuenta años después, la independencia de Marruecos acabaría con dicho compromiso.

En este caso, el contenido de la declaración es muy distinto a los acuerdos de hace 115 años cerrados en esta localidad campogibraltareña y se trasladará, como el resto del contenido de las jornadas, como propuesta a la CoFE. (Conferencia sobre el Futuro de Europa). Los asistentes a las jornadas visitaron, de hecho, el salón de plenos de la Casa Consistorial de Algeciras, que albergó a los participantes en la Conferencia de 1906.

Las sesiones de las jornadas se han llevado a cabo de manera bimodal y por tanto fue posible seguirlo presencialmente o por streaming: “Los desafíos a los que se enfrenta la frontera sur de Europa, con la separación mínima de 14 kms. entre España y Marruecos o lo que es lo mismo, entre la Unión Europea y África, requieren un enfoque multidisciplinar y no de forma aislada de los temas migratorios que permita una aproximación desde la academia, la práctica y la visión de la sociedad civil”, esta era la premisa de partida de las jornadas.

EL 19 de junio de 2021, en Estrasburgo, tal y como recuerdan los promotores, tuvo lugar la inauguración de la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE, en sus siglas en inglés). Esta Conferencia copresidida por Ursula Von der Leyen (Presidenta de la Comisión Europea), Charles Michel (Presidente del Consejo Europeo) y David Sassoli (Presidente del Parlamento Europeo) tiene como función que la sociedad, especialmente los jóvenes, reflexionen, intercambien ideas y hagan propuestas sobre la Europa que queremos.

“En la citada Conferencia, las Instituciones Europeas, los Gobiernos y los representantes de los ciudadanos van a tener la oportunidad de señalar si el actual Tratado de Lisboa debe ser modificado y en qué sentido y servirá de catalizador para que los Estados decidan reformar a fondo la Unión Europa, sobre todo, en estos momentos cruciales en el que se ha producido el Brexit, en que Estados Unidos ha tenido que abandonar su papel preponderante de superpotencia, limitando las expectativas de defensa de la UE y que los nuevos riesgos y amenazas vienen asomando con mucha crueldad, como las pandemias, el cambio climático, la inseguridad cibernética, los flujos masivos de desplazados humanos, etc. para lo que la UE debe dar respuestas”.

También cabe recordar que “el Movimiento Europeo, una organización internacional fundada en el Congreso de La Haya, presidido por Winston Churchill, en 1948, fue pionera en la búsqueda de soluciones para facilitar la integración europea en aquellos durísimos años de la postguerra. Sus propuestas sobre la creación de un Consejo de Europa o de un Tribunal Europeo de Derechos Humanos son, hoy día, parte del gran acervo europeo”.

Lo han presidido después, entre otros, Robert Schumann o Valery Giscard d’Estaigne y han participado intensamente Konrad Adenauer o François Miterrand. El IV Congreso se celebró en Alemania, conocido como Contubernio de Munich, donde participaron ya numerosos españoles. Hoy día, forman parte de su Consejo, Josep Borrell, Massimo D’Alema, Jacques Delors o José Manuel Durão Barroso, por citar sólo a algunos.

El Presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, Francisco Aldecoa Luzarra, ha sido designado como portavoz de la sociedad civil española en la CoFoE y para ello, se han organizado algunos actos que contribuyan a llevar esa voz a la Conferencia. Así, el Movimiento Europeo (tanto el Consejo Federal Español como el Consejo Andaluz, presidido este último por Maricruz Arcos Vargas) y el Centro Asociado de la UNED en el Campo de Gibraltar decidieron desarrollar una actividad “donde se darán cita expertos, profesionales, académicos, activistas y, sobre todo, jóvenes, muchos jóvenes, para debatir y hacer propuestas en torno a un tema central, que es objeto prioritario para Europa: la inmigración y el asilo”.

“El formato académico será el de un curso del Centro Asociado de la UNED pero el objetivo es la realización de la Declaración de Algeciras sobre los retos de la UE en la gestión de la inmigración y el asilo para que esté presente en la mesa de la CoFoE. El último día, se le hará entrega de las conclusiones al Presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, Miembro de la CoFoE, que estará presente, en Algeciras”, anticipó Pablo Antonio Fernández.

La Declaración de Algeciras ha tenido en cuenta el precedente de la Conferencia de 1906, de naturaleza distinta

Las sesiones se desarrollaron en el Auditorio Millán Picazo, salvo el acto solemne de la entrega de la Declaración de Algeciras que se llevó a cabo en el Teatro Municipal Florida: “Debo decir que todas las autoridades de todos los niveles administrativos han sido plenamente conscientes de la importancia de esta actividad y de que el nombre de Algeciras esté presente en la CoFoE, que no tenemos más que agradecimiento hacia todos. Como Coordinador Científico y Relator General del Evento, me he reunido con todos y de todos he recibido la mayor disponibilidad”, escribió Fernández Sánchez en “Europa Sur”, antes de la celebración de las jornadas.

Además de las autoridades asistentes a los actos de inauguración y clausura, la conferencia inaugural corrió a cargo de Francisco Aldecoa Luzárraga, presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, Vicenzo Canderelli Consejero del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea (Joint Reaserch Center) y alto Funcionario de la Comisión Europea; el propio Pablo Antonio Fernández Sánchez como Coordinador Científico y Relator General; Andrés Bolufer Vicioso, Historiador e investigador algecireño; Luis Norberto González Alonso Secretaría Científica.  Secretario General del Consejo Federal del Movimiento Europeo: María Cruz Arcos Vargas, Presidenta del Consejo Andaluz del Movimiento Europeo; la profesora Irene Blázquez Rodríguez; Pedro Ríos Calvo, Excomisario de la Policía Nacional y Antiguo Representante del Ministerio del Interior en Conferencias Diplomáticas de Naciones Unidas y Unión Europea;  Vicente de Mingo; Vicente de Mingo Benítez Delegado Provincial del Movimiento por la Paz en Cádiz; Isabel Jiménez Heras Secretaria General del Consejo Andaluz del Movimiento Europeo; Alejandro del Valle Gálvez Catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Cádiz; Nuria Arenas Hidalgo, Directora del Departamento de Migraciones e Igualdad de COIDESO y Profesora Titular de Derecho Internacional Público de la Universidad de Huelva; Alberto Revuelta Lucerga Abogado y Presidente del Comité René Cassin; Hana Jalloul Muro Antigua Secretaria de Estado de Migraciones y Diputada en la Asamblea General de Madrid; Inmaculada Marrero Rocha Profesora Titular de Relaciones Internacionales de la Universidad de Granada y Secretaria Ejecutiva de la Fundación Euroárabe de Altos Estudios; Francisco Oda Ángel Profesor de Sociología. Universidad Rey Juan Carlos I y Director del Instituto Cervantes en Tetuán;

Manuel Felipe Garoña Toresano Abogado y Responsable de MIGROW, Servicios Avanzados en Migración y Movilidad; José Ignacio Landaluce, alcalde de Algeciras y senador del Partido Popular, o, entre otras personalidades, María del Rosario Arias de Molina, Directora del Centro Asociado de la UNED del Campo de Gibraltar.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 5 =