La Comisión Europea carece de competencias en el accidente del OS35

Respuesta del Comisario de Medio Ambiente a preguntas de Vox

El Comisario de Medio Ambiente de la UE, Virginijus Sinkevičius, ha asegurado que la Comisión Europea carece de competencia legal para investigar el accidente sufrido por el carguero “OS35”, frente a Catalan Bay, en Gibraltar.

En respuesta a preguntas del eurodiputado Jorge Buxadé, de Vox, quien reclamaba una investigación independiente sobre el suceso, el comisario se refirió a que la responsabilidad de estas pesquisas recae sobre los estados cuyas costas se vean afectadas o en el país que abandere cualquier barco siniestrado, en este caso, Tuvalu.

Buxadé también inquirió a la Comisión si las autoridades españolas habían incumplido sus responsabilidades medioambientales, basándose en que, según su criterio, las aguas alrededor del Peñón son españolas. En ese caso, Sinkevïcius rehusó formular comentarios al respecto, ya que carecía de información suficiente para confirmar si España era capaz de gestionar el tráfico marítimo relacionado con este incidente.

El Comisario se reafirmó, eso sí, en que que la posición de la Unión Europea en las rondas negociadoras del futuro Tratado sobre Gibraltar se incluye una mayor cooperación en materia de medio ambiente, con el objetivo de garantizar un mayor nivel de protección para el área circunvecina a Gibraltar.

En septiembre, en plena crisis por el siniestro del OS35, el portavoz de Vox en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, había trasladado al Comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, la “preocupación de los ciudadanos españoles” al respecto de este vertido de fuel por el encallamiento del buque «OS35» frente a Gibraltar tras el choque de dos embarcaciones el pasado 29 de agosto, que “desde entonces continúa sin ser contenido”. Con posterioridad a ello, las autoridades lograron bombear el combustible que quedaba a bordo, se intentó contener los vertidos o procedieron a su limpieza, hasta que el buque fue parcialmente hundido para evitar males mayores. Todo ello, en un dispositivo dirigido por John Ghio, director del puerto de Gibraltar.

Virginijus Sinkevicius, comisario europeo de Medio Ambiente

En su escrito, Buxadé aseguraba, en cualquier caso, que “no es un hecho puntual” y que “de manera sistemática se producen actuaciones negligentes en la protección del medioambiente y marino” que, como señala, causan “estragos en la biodiversidad y economía de las zonas limítrofes”.

«Los desastres ecológicos son recurrentes en la zona del Estrecho de Gibraltar –planteaba Buxadé–. ¿Se plantea la Comisión la posibilidad de iniciar una investigación independiente para señalar a los responsables y las continuas malas prácticas en la gestión de las aguas del estrecho de Gibraltar? ¿Puede confirmar la Comisión Europea que, a pesar de la soberanía española de las aguas que rodean el Peñón, las autoridades españolas no han ejercido eficazmente sus competencias en la gestión del tráfico marítimo faltando a sus responsabilidades en la conservación del medio marino?»,

Buxadé recordaba que se trata de una Zona de Especial Conservación, calificada por la UE en 2012 como Lugar de Interés Comunitario, y por tanto la Comisión Europea “no puede ponerse de perfil” ante una situación que considera “insostenible”.

Por ello Vox pedía al comisario responsable de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, que instase al Gobierno de España a “cumplir sus obligaciones e impedir la continua violación de las leyes medioambientales de la UE en la Bahía de Algeciras” y “proteja a los ciudadanos españoles afectados”.

Según Vox,“pese a que la soberanía corresponde a España, el Gobierno español ha dejado su gestión en manos de la Capitanía Marítima de Gibraltar, abandonando a su suerte a las ciudades y familias cuya economía depende directamente del estado de dichas aguas”.

En este caso, Virginijus Sinkevičius, comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, afirma en una respuesta a una pregunta del diputado en el Parlamento Europeo por Vox Jorge Buxadé que la Comisión «no dispone de información suficiente para confirmar si, y en qué medida, las autoridades españolas estaban en condiciones de ejercer competencias en materia de gestión del tráfico marítimo en el caso concreto de este incidente».

El accidente afecta a un lugar Natura 2000 y Zona Especial de Conservación (ZEC)

«El Derecho de la UE exige a los Estados miembros que impongan sanciones por delitos de contaminación marítima, como las descargas de hidrocarburos procedentes de buques, deliberadas o negligentes. Además, las estrategias marinas de los Estados miembros deben abordar la contaminación de sus mares, incluidos los vertidos de petróleo. La Agencia Europea de Seguridad Marítima puede ayudar a los Estados miembros a responder a los vertidos de petróleo a través de buques de apoyo», afirma Sinkevičius en su respuesta.

En cuanto al cumplimiento de la legislación de la UE por parte de las autoridades españolas en relación con la conservación del medio marino, el comisario señala que el Estrecho Oriental es un lugar Natura 2000 y una Zona Especial de Conservación (ZEC) con arreglo a la Directiva sobre hábitats. «En 2020, la Comisión incoó un procedimiento de infracción contra España por no haber designado lugares de interés comunitario como ZEC y no haber establecido objetivos y medidas de conservación adecuados. Contar con medidas de conservación eficaces desempeña un papel importante en la protección del medio marino», concluye.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 4 =