Joven multado en Gibraltar por amenazar a un menor transgénero

Otro individuo, de nacionalidad brasileña, deberá pagar 1.200 libras por exhibir sus genitales ante dos mujeres, en el Peñón

Un joven, de 18 años de edad, ha sido multado con cien libras, en Gibrlatar, «por enviar mensajes abusivos y amenazantes a una menor transgénero». Se trata de Antony Gaivizo, vecino de Montagu Crescent, quien se declaró culpable de un cargo de uso indebido de la red pública de comunicaciones electrónicas y fue sentenciado ayer en el Tribunal de Magistrados.

Los hechos se remontan al pasado sábado 5 de marzo: «La víctima –asegura la policía– denunció que mientras salía con amigos en el centro de la ciudad, había sido objeto de comentarios transfóbicos por parte de un grupo de hombres, entre los que presuntamente se encontraba Gaivizo. La víctima pidió que los agentes hablaran con los hombres sobre su comportamiento y no quería que se tomaran medidas formales».

El viernes 1 de abril, Gaivizo fue legalmente acusado por ello, pero negó que hubiera hecho comentarios transfóbicos hacia la víctima. A las cuatro de la tarde de ese mismo día, «la víctima se puso en contacto con la policía para informar que había recibido mensajes abusivos y amenazantes y notas de voz de la cuenta de Snap Chat de Gaiviso, que guardó y entregó a la policía».

Más tarde, ese mismo día, Gaivizo fue arrestado, interrogado y puesto posteriormente en libertad bajo fianza, hasta su comparecencia, el pasado jueves, ante el tribunal.

El comisionado de policía, Richard Ullger, dijo: «Adoptamos un enfoque de tolerancia cero a los delitos dirigidos a las personas sobre la base de su orientación sexual, raza o religión –asegura Richard Ullger, comisario de policía–. Aunque este tipo de crimen en Gibraltar es raro, no será tolerado en nuestra sociedad».

Ullger desea brindar confianza a la ciudadanía para que no calle ante este tipo de agresiones y que «tenga confianza en nosotros para informar sobre tales asuntos».

Un exhibicionista, multado

Otro individuo, de nacionalidad brasileña, fue sancionado con 1.200 libras y una orden de supervisión de 12 meses después de exponer sus genitales a dos mujeres en Gibraltar.

Se trata de Kennedy Xavier Rosario, de 47 años, vecino de La Línea, quien se declaró culpable de dos cargos de exposición genital y fue sentenciado este jueves por el Tribunal de Magistrados.

«El primer incidente ocurrió después de las 8 de la mañana del sábado 19 de febrero de este año, cuando Xavier conducía por Devil’s Tower Road e intentó llamar la atención de una joven que pasaba –reseña la policía gibraltareña–. La víctima se acercó al vehículo y cuando llegó a la ventana del lado del pasajero, él le hizo un gesto para que mirara dentro de su automóvil, momento en el que expuso sus genitales. La víctima retrocedió rápidamente y se alejó del vehículo antes de denunciar el incidente a la policía».

Hubo un segundo incidente, poco después de la medianoche del sábado 12 de marzo de este año: «Xavier conducía nuevamente su automóvil en Devils Tower Road, cuando se acercó a una mujer adulta que paseaba por Filomena House. En esta ocasión, Xavier hizo sonar la bocina del vehículo para llamar su atención, antes de detenerse junto a ella. Luego le indicó a la víctima que mirara el vehículo, momento en el que expuso sus genitales. Luego, la víctima se alejó del automóvil y anotó el número de registro del vehículo, antes de informar del incidente a la policía».

La matrícula del automóvil se distribuyó de inmediato a todos los agentes de la policía gibraltareña que se encontraban de servicio, hasta que le detuvieron horas más tarde: «Fue acusado ese mismo fin de semana y compareció ante el Tribunal de Magistrados el lunes 14 de marzo, donde se declaró culpable en su primera comparecencia», resume la Royal Gibraltar Police.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × dos =