Isidoro Moreno, un pensamiento que no caduca

Francisco Vélez Nieto, en su artículo de hoy,  habla del libro que el antropólogo sevillano ha titulado “Por Andalucía y los Derechos: 50 años de crítica social y política en la prensa andaluza”, publicado por Aconcagua Ediciones

Isidoro Moreno muestra, en «Por Andalucía y los Derechos: 50 años de crítica social y política en la prensa andaluza», el poder de la palabra. el compromiso de su pensamiento firme en un ejercicio de medio siglo con la palaba comprometida; con el ser y estar de su no compromiso de la palabra y escrita en un tiempo que perdura en la actualidad según sus criterios y saber estar.

No siempre, pero si con frecuencia sorpresiva, la vida es una carambola sorpresiva no falta de crueldad y sacarnos, ya nos lo recuerda el filósofo cordobés Seneca, una coincidencia sarcástica política; si se le pude calificar con esa palabra, política o pura carambola, para una anunciada –por él no, que venía reprendido–, los resultados de las elecciones en Andalucía cuando había iniciado la lectura del libro de Isidoro moreno. Profesor e intelectual, de un tiempo donde  hacer política viva era jugarse el tipo por los pobres explotados y por uno mismo.

El libro se titula “50 años de crítica social y política” de un mundo que el autor de tan interesante tiempo recordado, nos describe para que la mala memoria no se adueñe de la justa y verdadera memoria histórica en esta tierra donde el conservadurismo, ahora triunfante, vive empeñado. El mentidero de ese siglo pasado que contraría la pasión como deseo de lograr una democracia justa y no un juguete roto de desilusión para mayores y al mismo tiempo tristemente histórico para las siguientes generaciones. Pero para ser, como canta la copla popular, “Todo es mentira, todo es quimera..”, desencanto de una veneración no perdida más si arrinconada por los intereses creados en abanicos compartidos para que el aire de ellos los disuelva en el espacio de la indiferencia.

Aquí es claro, crítico y severo Isidoro Moreno que, en esta edición de Aconcagua, ofrece la oportunidad de recordar ese tiempo vivido que, tanta falta la va a hacer a esos profesionales” de las llamadas izquierdas, de ese mal generoso que se le ha escapado de las manos. Y que ahora pueden llorar como aquel rey moro cuando tuvo que dejar su paraíso en Granada al ser tomada por los cristianos con mayoría absoluta. Aunque ahora, en estos días de la derrota, podrán si fueran sinceros serviles para azotarse ellos mismos por su política con adormideras.

Isidoro Moreno ha sido durante 50 años profesor de Antropología Social y Cultural en la Universidad de Sevilla y es actualmente catedrático emérito jubilado. Su papel ha sido fundamental en el actual auge de la Antropología andaluza. Desde los paradigmas de la “glocalización” (que no globalización) y de la “matriz estructural identitaria” ha realizado numerosas investigaciones en Andalucía y América Latina sobre estructura social, culturas del trabajo, asociacionismo, migraciones y rituales festivos, entre otros temas.

Ha publicado gran número de libros y artículos, la mayoría de ellos sobre la identidad andaluza, las expresiones y valores de nuestra cultura y las luchas sociales y nacionales desde el siglo XIX hasta nuestros días. Fue activo protagonista en el movimiento estudiantil y de PNN contra el franquismo, uno de los organizadores del 4D y firmante del Pacto Autonómico de Antequera (en representación del Partido del Trabajo de Andalucía) que abrió el camino a la autonomía andaluza. En 1982 abandonó la militancia partidista manteniendo hasta hoy su compromiso ético y político con movimientos sociales y en la defensa de los derechos humanos, la afirmación de Andalucía como pueblo-nación y la solidaridad con otros pueblos expoliados, como el saharaui. Es miembro del patronato de la Fundación Blas Infante y pertenece a la Asociación Andalucía Viva.

Francisco Vélez Nieto, escritor y crítico literario
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + cuatro =