Ian Gibson centró el Día de la República en San Roque

"Jamás he izado una bandera. Me hace pensar en Machado", afirmó antes de brindar una conferencia sobre García Lorca

83 años de edad cumplió Ian Gibson en San Roque. Naturalmente, a su alrededor, le corearon «cumpleaños feliz». El lo agradeció y se confesó feliz de celebrarlo con republicanos. A cambio, la ciudad le regaló una experiencia inédita, el izado de la bandera de la Segunda República, al son del Himno de Riego: “Me ha conmovido. Jamás he izado una bandera. Me hace pensar en Machado”, aseguró el escritor irlandés aludiendo cuando, en abril de 1931, el autor de «Campos de Castilla» también hizo otro tanto en el adviento de aquella República niña, a la que –María Zambrano dixit– no le dejaron crecer.

El hispanista Ian Gibson centró el Día de la República en esta localidad campogibraltareña: banderas, cánticos, flores tricolores y una conferencia en torno a Federico García Lorca, objeto de una larga investigación aún inacabada, por su parte. Esa charla significó el colofón de los actos con motivo del Día de la República, que se en San Roque, dado que el 14, cuando se celebraba la efeméride de la proclamación de la misma en 1931, coincidió con el Jueves Santo, aunque la explicación oficial fue que se había retrasado para hacer coincidir su festejo con la agenda de Gibson.

Ofrenda floral ante la placa que recuerda a las víctimas del exterminio nazi

Previamente a la charla, fue cuando se se izó la tricolor en la Alameda Alfonso XI y se depositó una ofrenda floral en el monolito en recuerdo de las víctimas sanroqueñas de los campos de exterminio nazi. Numerosas personas asistieron a estos actos, entre los que se contaban el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, la concejal delegada de la Comisión de Memoria Democrática, Ana Ruiz, y otros miembros de la Corporación Municipal.

A continuación, y al son del Himno de Riego, se procedió al izado de la bandera de republicana, tras lo cual se depositaron las flores en el monolito citado. Seguidamente, todos se trasladaron al Teatro Juan Luis Galiardo, donde Ruiz Boix, el alcalde y secretario general del PSOE de Cádiz, recordó que en ese mismo escenario se celebra cada mes el Aula de Literatura “José Cadalso”, con presencia de grandes escritores españoles.

En su intervención, Ruiz Boix recordó la investigación que se está llevando a cabo en el Cementerio de la Estación de San Roque, donde se supone que están los restos de cinco personas asesinadas por el bando franquista durante la Guerra Civil, y agradeció a la Diputación de Cádiz la financiación de estos trabajos y de las prospecciones con georradar que se han llevado a cabo en el Cementerio de San Roque Ciudad, donde se cree que puede haber una fosa común de la época. Indicó que con esta labor tan sólo se cumple con la legislación aprobada en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento de Andalucía.

A continuación hizo una breve semblanza de Ian Gibson, al que denominó como un “español de Irlanda”, y recorrió parte de su obra, más de 30 libros dedicados en gran medida a Lorca, pero también a Dalí, Cela, Buñuel, Antonio Machado, Paracuellos y la represión fascista. Finalizó Ruiz Boix con una referencia a su último libro, “Hacia la República Federal Ibérica”.

El alcalde Ruiz Boix presentó a Ian Gibson, en el Teatro Juan Luis Galiardo

Ian Gibson comenzó comentando que ha estado varias veces en San Roque con motivo de los Cursos de Verano, que recordaba con cariño y en donde ayer se reencontró con algún viejo conocido como el ex alcalde Eduardo López Gil. También dijo que le había emocionado izar la bandera republicana, pero, también, que le hubiera gustado que la bandera fuera la de la Tercera República, un momento histórico que se teme que no podrá vivir. Eso sí, en su opinión lo ideal es que fuera una república ibérica, que incluyera también a Portugal, país que lamentó que fuera tan ignorado en España.

Con mucha ironía, criticó duramente algunas declaraciones de líderes del PP y de Vox. Así, a las palabras de Abascal contra una España convertida en un supuesto “estercolero multicultural”, le respondió que son racistas e incompatibles con el cristianismo, al igual de la afirmación de Pablo Casado de que está “hasta aquí de la fosa del abuelo”.

En cuanto a García Lorca, comenzó diciendo que era “absolutamente extraordinario” que en apenas 20 años hubiera podido escribir tanto, así como tener “más que talento, un don” para la música y el dibujo. Luego se refirió al tabú que existió, incluso en la familia del autor, a la hora de reconocer que Lorca era homosexual.

Señaló que, a pesar de ser hijo de el hombre más rico del pueblo de Fuentevaqueros, su madre era una mujer pobre que, a base de tesón y voluntad, llegó a ser maestra de niñas, una mujer de gran sensibilidad y con conciencia social, que heredó su hijo. En este sentido, afirma Gibson que Lorca “siempre está con los que sufren”.

También cree que el escritor “firmó su sentencia de muerte” cuando definió a Granada como “una ciudad pobre, acobardada, donde se agita la peor burguesía de España”. También recordó que, antes de que 1933 ganara las elecciones generales la confederación de derechas CEDA, Lorca afirmó “si ganan los curas, estamos perdidos”. En este momento, Gibson mostró su temor a un renacer de la CEDA: “El PP -dijo- está ofendiendo a sus aliados en Europa. Y va a ser peor con Vox dentro del Gobierno”.

Para Ian Gibson, Lorca es “el desaparecido más llorado del mundo”, por lo que no se explica cómo no se han encontrado aún sus restos, que cree que permanecen todavía en Alfacar. En su opinión, “es obligación del Estado buscar no sólo a Lorca, sino a todos los desaparecidos” que siguen en las cunetas.

«A continuación comenzó un turno de preguntas –resumió un despacho de prensa del Ayuntamiento–, en el que aclaró que los derechos de autor por la obra de Lorca han sido a beneficio de su familia, que en los años 50 del pasado siglo pactó con Franco publicar sus “Obras completas” a cambio “del silencio, de no criticar al Régimen”. También habló sobre su relación con la familia Rosales, que acogió al poeta en sus últimas horas y probablemente también lo delató, aunque atribuye la mayor culpabilidad del crimen a Ramón Ruiz Alonso, diputado de la CEDA. En cuanto a la relación de Lorca con Manuel de Falla, señaló que el músico “lo quería casi como si fuera un hijo”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 1 =