HMS Trent patrullará el Mediterráneo antes de quedarse en Gibraltar

Participará en las maniobras Sea Guardian, en las que también participa España, entre otros países de la OTAN

El buque patrullero «HMS Trent», que será destinado a Gibraltar, de manera permanente, a partir de finales del próximo año, ha zarpado de la Base Naval de Portsmouth para dirigirse al Mediterráneo.

Antes de que retorne al Peñón para establecerse definitivamente en sus dársenas, el «HMS Trent» se sumará a la Operación Sea Guardian, una misión antiterrorista de la OTAN en dicha región marítima. Según el ministerio español de Defensa, uno de los países que participa en dicho despliegue, se trata de una «Operación de la OTAN enfocada en el conocimiento del entorno marítimo para disuadir y luchar contra el terrorismo, así como mitigar el resto de amenazas».

Como ya informó este blog, el Reino Unido enmarca el destino de este buque al Peñón, dentro del proyecto de revisión en materia de Defensa, que se presentó en el Parlamento británico durante la pasada semana. Según un despacho firmado por Ben Mitchell, de la Asociación de la Prensa, publicado por The Gibraltar Chronicle, el HMS Trent, desde su base en Gibraltar, colaborará junto con aliados británicos en el norte de África, en operaciones contra la piratería en el Golfo de Guinea.

A bordo del HMS Trent, de la Clase River, diseñado para realizar opertivos con helicópteros Merlin y que ya visitó Gibraltar en otoño del pasado año, se encuentra, según dicha crónica, se encuentra el subteniente Ben Hoffmeister, de 23 años, de Oxford, «que sigue los pasos de sus dos abuelos que lucharon en ambos lados en la amarga Batalla del Atlántico en la Segunda Guerra Mundial».

«Ernest Hoffmeister sirvió en el Atlántico y el Ártico decidido a mantener abiertas las rutas marítimas del Reino Unido, mientras que el abuelo materno del subteniente Hoffmeister, Erwin Menzel, tripuló un submarino decidido a estrangular las líneas de vida de Gran Bretaña», detalla el artículo.

El subteniente Hoffmeister dijo que su abuelo Erwin fue «fundamental para aumentar mi interés en unirme a la marina».

Añadió: “Se llevaban increíblemente bien cuando finalmente se conocieron. Parecía que la experiencia compartida de la Batalla del Atlántico era más importante para ellos que el lado de la guerra en el que la habían combatido «.

«Ese legado es quizás el aspecto más importante que se puede extraer de su historia».

La primera visita del HMS Trent a Gibraltar, a comienzos de agosto del pasado año, se produjo apenas días después de su botadura, al abandonar el Peñón sufrió un fallo del motor y tuvo que ser remolcado a puerto. No faltaron bromas sobre el hecho de que hubiera costado 100 millones de libras.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =