Gibraltar aporta pruebas en un caso de amaños de partidas de dardos

La División de Juego local ha colaborado con otras entidades del Reino Unido y Malta en una investigación efectuada por la Darts Regulation Authority británica

La División de Juego de Gibraltar (Gibraltar Gambling Division), un organismo regulador de esta importante actividad on line, ha asistido, junto con otras entidades del juego tanto del Reino Unido como de Malta, en la aportación de pruebas en el marco de investigación efectuada por la Autoridad Regulatoria de Dardos de Reino Unido (Darts Regulation Authority, DRA) sobre amaños de partidos.

La División, junto con el sector de juego de Gibraltar, ha identificado actividades sospechosas en este sentido, a fin de “garantizar la correcta transferencia de los datos relevantes sobre apuestas y cuentas para asistir la investigación”.

“La integridad en las apuestas deportivas es una cuestión que se menciona de forma específica en la legislación gibraltareña de protección de datos”, asegura una nota oficial del Gobierno de Gibraltar, consciente de la importancia que las apuestas on line tienen en la actualidad en la economía del Peñón.

La investigación, asegura esa misma nota informativa, comenzó en mayo de 2020 y, como resultado de ella, Kyle McKinstry, un jugador de dardos profesional de Irlanda del Norte, fue expulsado el 25 de noviembre de 2020 de este deporte durante un total de ocho años y medio por amañar dos partidas en la competición “A Night at the Darts” de Modus.

“Esta expulsión se ve motivada, en parte, por no proporcionar registros de su teléfono móvil. Asimismo, deberá abonar costes de 4.730 libras esterlinas”.

La integridad en las apuestas deportivas es un componente fundamental del papel que desempeña la División de Juego con determinados reguladores que han desarrollado conocimientos específicos en este ámbito, como es el caso de Gibraltar, aunque los casos investigados no guarden relación directa con el Peñó.

“Durante el confinamiento, la División de Juego, que normalmente supervisa informes relativos al fútbol y el tenis, observó un incremento en los informes de deportes minoritarios o de partidos “amistosos”. También se produjo un aumento de informes sobre los e-Sports, los deportes electrónicos”.

Los detalles completos sobre el caso pueden consultarse a través de la página de la división del juego británica, que puede escargarse en http://www.thedra.co.uk

Andrew Lyman, comisario de juego en Gibraltar

“Las casas de apuestas quieren que los ofertas que brindan se consideren limpias y libres de manipulación –asegura Andrew Lyman comisario de Juego de Gibraltar–. Por ello, informan sobre patrones de apuestas sospechosas a los reguladores y a la International Betting Integrity Association. El confinamiento planteó sus propios retos, dado que los proveedores de datos cubrieron en menor medida los deportes de élite y en mayor medida deportes minoritarios, donde existe un riesgo de integridad evidente. El amaño de partidos es una actividad que lastra el atractivo fundamental del deporte: la incertidumbre sobre el resultado. Que los reguladores del juego y el sector en general dediquen tiempo y recursos a combatir la corrupción en el deporte a manos de los participantes para amañar apuestas redunda en el interés general de todos”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 12 =