Gibraltar, sin rastreo de contactos

El Peñón establece cambios en las condiciones de los permisos para el sector de la restauración

Mientras al lado español de la Verja, la baja incidencia de Covid-19 ha permitido levantar todas las restricciones salvo el uso de la mascarilla en el interior del os locales públicos, Gibraltar avanza en el proceso de normalización tras los, hasta ahora, momentos más duros de la pandemia.

“A medida que avanza nuestro exitoso despliegue de vacunación, con la bienvenida adición del programa de refuerzo, el cambio en la política de autoaislamiento y el bajo número de casos registrados, el Gobierno de Gibraltar se encuentra ahora en condiciones de informar a los titulares de permisos que ya no están obligados a registrar los datos de rastreo de contactos de sus clientes”, anuncia el Gobierno gibraltareño en una nota de prensa.

A partir de ayer, viernes 8 de octubre, dichas exigencias dejarán de figurar como condición del permiso de apertura de dichos establecimientos. Como consecuencia de la pandemia de Covid-19, desde junio de 2020 los bares y restaurantes debían contar con un permiso emitido en virtud del Reglamento de Emergencia de Contingencias Civiles (Coronavirus) para poder operar. Este permiso se renueva mensualmente y consta de varias condiciones que los establecimientos han tenido que cumplir.

Las condiciones del permiso, emitidas por el Director de Salud Pública, han ido cambiando constantemente en función de la progresión del virus en Gibraltar, endureciéndose y relajándose según las necesidades. Una de las condiciones del permiso que se ha mantenido en todo momento ha sido el requisito de registrar los datos de contacto de los clientes para su eventual rastreo. Esto era necesario para facilitar a la oficina de rastreo de contactos que, en caso de producirse un brote dentro de un establecimiento autorizado, se pudiera pedir a los contactos cercanos que se autoaislasen.

“Aunque por el momento se seguirán expidiendo permisos, éstos contendrán ahora menos condiciones y apelarán sobre todo a la conciencia de los empleados. Esto incluirá informar a los empleadores si se tienen síntomas y no presentarse al trabajo hasta que hayan obtenido una prueba de PCR negativa. Los empleados no vacunados deberán seguir llevando mascarillas”, precisa una nota informativa del Gobierno gibraltareño, que ha agradecido la colaboración prestada durante este largo periodo: “El Gobierno desea agradecer a los establecimientos autorizados por su continua ayuda, paciencia y cooperación durante todo el proceso y de aquí en adelante”.

Auer se registraron 2 nuevos casos detectados en Gibraltar, ambos residentes: un hombre maduro que se había vacunado y otro, adolescente, que no. Pero también, dado que ha habido dos altas, el número de contagiados desciende en dos, hasta bajar a 88, 84 residentes y 4 visitantes. El número de personas en autoaislamiento llega a 103, 6 menos que el día anterior.

En planta Covid-19, del hospital St. Bernard solo queda un paciente, pero hay otros dos en la UCI. Mientras continúa el goteo de las vacunaciones –14 dosis administradas en 24 horas—la campaña de refuerzo arroja 272 vacunas administradas. La variante Delta rige, hoy por hoy, en todos los contagiados, salvo aquellos que aún están pendientes de analítica.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − tres =