Gibraltar, Reino Unido y España preparan otra ronda sobre Gibraltar

Picardo y García se reunieron con el Grupo Parlamentario Multipartidario para Gibraltar y el ministro español José Manuel Albares compareció ante la Comisión Mixta Congreso Senado para la Unión Europea

El Ministro Principal, Fabian Picardo, y el Viceministro Principal, Joseph García, participaron el viernes en una reunión virtual con el Grupo Parlamentario Multipartidario para Gibraltar (All Party Group for Gibraltar, APGG) en el Parlamento del Reino Unido.

El encuentro, en el que participaron miembros de la Cámara de los Comunes y de la Cámara de los Lores, estuvo presidido por Sir Bob Neill y contó con representantes del Partido Conservador, Partido Laborista, Demócratas Liberales, Partido Nacional Escocés, Unionistas del Ulster e Independientes.

“Los debates se centraron en las negociaciones en curso entre el Reino Unido y la Unión Europea sobre la relación futura de Gibraltar. Los miembros del APPG manifestaron su total apoyo a Gibraltar en el futuro, tanto en este como en otros asuntos”.

Está previsto que el Ministro Principal comparezca el miércoles ante el Comité de Escrutinio Europeo de la Cámara de los Comunes. Será en vísperas de una nueva ronda de conversaciones sobre el Tratado que se proyecta para fijar la futura relación de Gibraltar con el Reino Unido que, previsiblemente, tendrá lugar a finales de mes.

Picardo y García dialogaron por vía telemática con el «lobby» parlamentario favorable a Gibraltar

En noviembre, se anunció una nueva de contacto entre las partes, que tuvo lugar en Londres, pero de cuyas circunstancias no se ha emitido comunicación oficial alguna, ni han trascendido datos oficiosos, salvo, en este último aspecto, que se trató de un simple intercambio de información, sin demasiado alcance. Ahora, la mesa negociadora, volverá a Bruselas. En principio, se habían acordado tres encuentros antes de fin de año, en octubre, que se celebró en la capital belga, en noviembre y en diciembre. A pesar del aparente optimismo entre las partes, tampoco nadie está en condiciones de descartar que puedan ampliarse en 2022.

Por otra parte, la agenda del ministro español José Manuel Albares sigue tan activa como desde que tomó posesión. Esta semana, participó en la conferencia sobre el futuro de Europa (CoFoe), donde se reunió con los principales grupos políticos del Parlamento Europeo. Y, el viernes, compareció ante la Comisión Mixta del Congreso y Senado sobe la Unión Europea, en donde el martes se había presentado un nuevo informe sobre las consecuencias del Brexit, en el que se insistía en el área de prosperidad compartida en el Campo de Gibraltar.

Y a ese mantra se refirió el ministro el viernes, reiterando el compromiso del Gobierno con los 270.000 habitantes del Campo de Gibraltar, así como del acuerdo sobre el Peñón que negocian la UE y Reino Unido en la actualidad, en el que España tendrá que ser consultada para su aprobación final.

Eso sí, preguntado por el portavoz del PP en la comisión, Rubén Moreno, sobre quién controlará la frontera del Peñón de concretarse dicho acuerdo, Albares ha recalcado que «España tendrá el control sobre los controles fronterizos», pero reclamó apoyo parlamentario para lo que entiende que se trata de una «política de Estado».

El martes, en ese mismo foro, los representantes de las dos cámaras española aprobaron un amplio informe de consecuencias del Brexit entre las que destaca la necesidad de mantener una relación “lo más estrecha posible, amplia, profunda y ambiciosa” con el Reino Unido y que se considere «indispensable» que España asuma el liderazgo en futuros pactos de la UE con Reino Unido, además de referirse a la zona de prosperidad compartida entre el Campo de Gibraltar y Gibraltar.

El informe elaborado por la Comisión Mixta para la UE considera “indispensable que el Gobierno de España adquiera una posición de liderazgo en la elaboración y negociación de futuros pactos, tanto en el seno de la Unión Europea como en su relación directa con el Reino Unido en aquellas competencias que le son propias” y subraya la necesidad de impulsar iniciativas que “garanticen la prosperidad compartida” en todo el Campo de Gibraltar. La creación de esa zona de prosperidad es la premisa bajo la que trabaja el Ministerio de Asuntos Exteriores, según las declaraciones de sus últimos titulares.

A este respecto, el senador y alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, aprovechó su intervención en la ponencia para reclamar que «el Brexit sea una oportunidad de inversión en el Campo de Gibraltar, lo que no hagamos ahora se estará haciendo tarde».

«Estamos ante una oportunidad histórica de reordenar las relaciones con la colonia sobre una base de equidad y equilibrio que pueda servir al mismo tiempo como punto de inflexión para poner en marcha una política de estado» para la comarca, la única frontera terrestre afectada por el Brexit, ha recordado, y que pese a su posición geoestratégica «presenta déficit estructurales que requieren una acción coordinada de las administraciones públicas».  Un plan que, ha criticado, ha sido proclamado por el Gobierno pero del que «no se ha invertido ni un 0,5% en tres años».

En clave campogibraltareña, ha reivindicado que no se olvide a los trabajadores transfronterizos, pero sin dejar de «reclamar lo nuestro». En este sentido, «es conveniente que si no hay acuerdo se prorroguen las medidas de los memorandos». Se trata, como es sabido, de una serie de ordenanzas que han permitido evitar un Brexit duro en la Verja mientras se negocia el Tratado, que responderá al espíritu de los acuerdos de la última Nochevieja que lograron salvar in extremis la circulación de personas y mercancías por dicho paso fronterizo, así como la validez recíproca de carnets de conducir y otros documentos y servicios públicos.

Landaluce, en dicha Cámara, también se pronunció sobre la polémica por el control fronterizo en el Peñón a cargo de Frontex. «Estamos de acuerdo con que Frontex vigile la zona, pero con la Policía Nacional y la Guardia Civil», ha señalado.

El informe aprobado por el Parlamento fue elaborado por una ponencia que, tras escuchar durante meses a expertos de todos los campos, contempla todas las posibles consecuencias económicas, política y sociales que para España y para la relación futura con Gibraltar tendrá el Brexit.

La votación en comisión se ha visto complicada por la inclusión en el último momento de la ponencia de tres conclusiones con referencia expresa a Irlanda y Escocia. Así, PNV y Junts per Cat incluyeron con el apoyo del PSOE conclusiones sobre la posibilidad futura de que Irlanda del Norte se unificara con Irlanda y de que en Escocia se pudiera celebrar un nuevo referéndum sobre su independencia de Gran Bretaña que tuviera éxito.

La comisión mixta Congreso Senado sobre la Unión Europea aprobó el informe sobre el Brexit

La petición del PP de que estas tres conclusiones se votaran por separado ha permitido a la comisión aprobar el informe sin incluirlas. Esta votación por separado ha permitido rechazar su inclusión por 31 votos de PSOE, PP, VOX y Ciudadanos, contra los cinco de los grupos vascos y catalanes.

En declaraciones a Efe, el senador del PP Rubén Moreno ha destacado que dichas conclusiones no versaban sobre el Brexit sino “sobre asuntos internos de otros países” en los que “no te debes entrometer, sobre todo si tu Gobierno está fajándose contra el otro en una negociación complejísima”. “Si no se llega a votar por separado, hubiéramos tenido que votar que no a todo el informe”, ha añadido.

La decisión de votar por separado y de saber que ya no contaba con el apoyo del PSOE ha molestado entre otros a JxCat, PNV, ERC y Bildu. Así, ha quedado de manifiesto la “sorpresa y enfado” del portavoz de Bildu, Gorka Elejabarrieta, y la decepción con el PSOE del senador del PNV Luis Jesús Uribe-Etxebarria, quien ha considerado que los socialistas han mantenido la misma actitud que el Gobierno británico: firmar a sabiendas de que no vas acatar”.

El PSOE por su parte ha justificado su cambio de opinión en el hecho de que “una vez estudiado y analizado el informe ha quedado muy completo” y que considera que no se debe entrar “en asuntos de terceros países en los que esta comisión no debería inmiscuirse”, ha señalado su portavoz, el diputado José Manuel Bolaños.

Mientras parece existir un cierto fair play en torno a la cuestión de Gibraltar por parte del Partido Popular, la posición de Vox sigue siendo la de mantener el discurso de que habría sido posible torcer el brazo al Reino Unido respecto al contencioso, una hipótesis por otra parte bastante inverosímil.

Durante el debate del informe elaborado por la ponencia sobre la salida del Reino Unida de la Unión Europea, el diputado de VOX, José María Sánchez denunció por un lado que los independentistas, con ayuda de Podemos y PSOE intentan meter el reconocimiento de Escocia como Estado y dejar su puerta abierta a que entren en la UE, pero también lamentó la “oportunidad perdida” que ha supuesto para España el Brexit, en lo relativo a recuperar la soberanía de Gibraltar y ha puesto de manifiesto que el acuerdo entre España y Reino Unido ‘sólo’ beneficia a Gibraltar y sus intereses. El partido populista parece, en este sentido, olvidar al pueblo llano, representado en el alto número de trabajadores transfronterizos que cruzan a diario la Verja.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =