Gibraltar no admitirá a un petrolero con fuel ruso y rumbo al Peñón

Según su hoja de ruta, el buque Sunny Liger debe llegar este miércoles al Peñón, tras haber tenido que zarpar de Amsterdam por la negativa de los sindicatos a prestarle servicios

El petrolero Sunny Liger, de 42.000 toneladas de registro bruto y cargado con petróleo ruso, viaja lentamente hacia Gibraltar. Hace tres días, desde Holanda, se supo que el buque emprendería rumbo al Peñón, tras la negativa del sindicato FNV a descargar su fuel oil en Amsterdam, una medida que también fue adoptada por los sindicatos suecos, como consecuencia del bloqueo vigente en contra de los intereses rusos, tras la guerra en Ucrania.

Así que, tras permanecer fondeado en el Mar del Norte durante varios días, levó anclas el viernes y puso rumbo al sur. El Gobierno de Gibraltar ya ha anunciado que no permitirá su arribada a puerto, aunque malicia que el destino final puede ser otro, dado que muy a menudo se utiliza el Peñón como terminal de referencia, en espera de órdenes hacia otros puertos.

La embajada de Ucrania en los Países Bajos había reclamado de hecho, al gobierno holandés la «salida inmediata» del navío pero al Gobierno gibraltareño no le hace falta esa advertencia, ya que Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar, asegura que la actual ordenanza impide que el barco entre en aguas jurisdiccionales británicas del Peñón y reciba cualquier servicio logístico en su puerto. De descarga, por supuesto, ni hablar.

La supuesta llegada del “Sunny Liger” a Gibraltar se encuentra prevista para el próximo miércoles por la noche. Según ha informado la GBC, “es común que los petroleros indiquen ‘Gibraltar’ como próximo destino mientras esperan las órdenes finales, pero la Autoridad Portuaria rechazará los buques sospechosos, dice el Gobierno”.

En respuesta a las preguntas de la radiotelevisión gibraltareña, “el Gobierno dice que es bastante común que los petroleros indiquen Gibraltar en su transpondedor AIS como su próximo destino, incluso si solo se dirigen al Estrecho para esperar las órdenes finales. Dice que la Autoridad Portuaria tiene una extensa lista de alertas previas en su sistema, y continúa monitoreando e investigando cualquier indicio de conexiones rusas para buques que hacen escala en el puerto, así como para rechazar llamadas sobre esta base”.

El buque, con bandera de conveniencia de las Islas Marshall, ha partido inicialmente de Primorsk, el segundo mayor puerto de Rusia en el Báltico, cargado con petróleo procedente de los yacimientos de dicho país.

En un Tweet, el ministro principal, Fabian Picardo, que se encuentra en el Reino Unido desde el pasado jueves, dejó claro que «nuestras reglas ya impiden que este buque ingrese a British Gibraltar Territorials Waters (BGTW) y reciba cualquier servicio portuario o descargue cualquier carga rusa».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + 13 =