Gibraltar celebra hoy el día en memoria de los trabajadores

La víspera, fue presentado por el Gobierno el Consejo Asesor de Salud y Seguridad, con presencia sindical

La conmemoración del Día en Memoria de los Trabajadores –que, por error, este blog ha interpretado como un anticipo del 1 de mayo, que no lo es en España, como en muchos lugares del mundo, se celebra el 1 de mayo– se celebra hoy en Gibraltar, en una jornada festiva que incluirá una breve ceremonia en los Jardines de la Alameda a partir de las 10,30 horas, bajo la presidencia del ministro principal, Fabian Picardo. Se trata de una iniciativa en colaboración entre Unite the Union, el sindicato mayoritario del Peñón, y el Gobierno británico, pero organizado por Gibraltar Cultural Services, dependiente del Gobierno de la Roca.

La conmemoración local de The Workers’ Memorial Day coincide con la creación de un Consejo Asesor de Salud y Seguridad para monitorear las mejores prácticas en los puestos de trabajo. Y es que el lema elegido por Unite the Union de este año es, precisamente, «La salud y la seguridad son un derecho fundamental de los trabajadores». En un año en el que se han multiplicado las muertes por Covid, hasta llegar a 94, tampoco falta el recuerdo para aquellos que han muerto como consecuencia de accidentes laborales, en la historia local. Este día, de hecho, sirve para conmemorar las dificultades y pérdidas que han sufrido las generaciones anteriores de trabajadores para hacer de los lugares de trabajo un entorno más seguro.

Todos tienen derecho a condiciones de trabajo justas y favorables, asegura el sindicato, que subraya que «el tratamiento de la salud y seguridad de los trabajadores es sacrosanto y que los principios del deber de diligencia siempre deben tener preferencia sobre consideraciones políticas, económicas y lucrativas».

La central sindical reclama que la salud y la seguridad en el trabajo sea una práctica transversal a través del gobierno, la industria y el comercio para que redunde en que «los empleadores tomen todas las precauciones razonables para garantizar la seguridad y el bienestar de sus trabajadores».

«Nadie debería tener que arriesgar su vida por su trabajo», denuncian. Y reclaman leyes sólidas y recursos «para garantizar que se respeten y supervisen las obligaciones legales entre empleadores y sus empleados». Desde su punto de vista, los lugares de trabajo sindicalizados están mejor organizados en la gestión, implementación y desarrollo de programas adecuados de salud, seguridad y bienestar. Y pregonan algunos logros, como la incorporación de representantes sindicales especializados en Salud y Seguridad, así como la constitución del Consejo Asesor de Salud y Seguridad, que ayer martes se vio renovado y que presentó oficialmente el Ministro Principal, en vísperas de esta conmemoración.

Se compone de miembros estatutarios, sindicales, gubernamentales y de otro sectores relacionados con esta cuestión y que incluye a la Policía Real de Gibraltar, el Servicio de Bomberos y Rescate de Gibraltar, así como los tres sindicatos: Unite, GGCA y NASUWT: «El papel del Consejo es desarrollar y revisar sistemas de trabajo y procedimientos de seguridad», afirman desde su seno.

Cartel anunciador, que incluye las claves reivindicativas de este año

Tanto el Gobierno como la Oposición se han adherido a la celebración de este Día. Gibraltar Social Democrats cree que esta jornada debe aprovecharse para reconocer el papel de los trabajadores esenciales durante la pandemia. Y es que a su juicio, la sociedad debe mostrar su gratitud porque los servicios de salud y de atención, la educación, la policía, las fuerzas del orden y otros sectores mantienen a nuestra comunidad segura y en funcionamiento durante tiempos difíciles. En palabras del líder de la oposición, Keith Azopardi, en este día en que esta vez se remarca la importancia de la salud y la seguridad en el trabajo, también es oportuno conmemorar la muerte y celebrar la vida de quienes la perdieron en su puesto de trabajo. Como la explosión del Bedenham, el barco auxiliar cuya explosión en 1951 provocó la muerte de trece personas. Tal y como estaba previsto, se celebró ayer un servicio religioso en conmemoración de los fallecidos y fueron honradas de nuevo las tumbas de los dos bomberos condecorados entonces, a título póstumo, por su heroísmo.

Por su parte, el Grupo de Derechos de Igualdad reclama al Gobierno que promulgue una legislación que garantice los derechos de los trabajadores a pertenecer a un sindicato, sin duda uno de los más serios déficits democráticos de la sociedad gibraltareña. Hoy por hoy, la legislación permite a los empresarios negarse a reconocer un sindicato: «¿Cuántas muertes innecesarias se podrían haber evitado si los trabajadores hubieran tenido la fuerza de su sindicato para representar sus intereses y su seguridad?», se pregunta dicha organización.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =