George Hills: “Los gibraltareños tienen derecho a la autodeterminación”

Apenas cuatro años antes de su fallecimiento, el periodista e historiador George Hills (6 de junio de 1918 – 13 de septiembre de 2002) concedió una entrevista al equipo de la serie “La vuelta a Cádiz en 80 mundos”, producida por la Diputación de Cádiz y Canal Sur Televisión.

En el transcurso de esta conversación, que ahora por primera vez ofrece íntegra este blog, el autor de “El Peñón de la Discordia” llega a declarar: “Echándole un vistazo a mi libro, me di cuenta de que carece de una cosa muy importante. Hablo de todas las guerras, de todos los datos, pero hablo muy poco de las poblaciones distintas de Gibraltar, desde la musulmana a la de hoy día. En aquel entonces, cuando estaba escribiendo ese libro, había indicios de que durante los años anteriores los gibraltareños habían empezado a darse cuenta de que constituían una comunidad distinta a la británica y a la española, con mezcla de las dos pero con elementos distintos. Tienen ahora esa conciencia de ser una comunidad. Los derechos que tienen deben ser los mismos, los derechos humanos, los derechos del hombre. Tienen que tener derecho a la autodeterminación porque son seres humanos, pero al mismo tiempo tienen también la responsabilidad de tener conciencia de no perjudicar los derechos de los otros y eso es quizás lo que los gobiernos de Londres y en Madrid, y quizás el de Gibraltar, no se han dado cuenta”.

En aquel momento histórico, los gobiernos del Reino Unido y de España negociaban sobre Gibraltar a propósito del acuerdo de Bruselas de 1984 pero con la férrea oposición del gobierno gibraltareño de Joe Bossano, del Gibraltar Socialist Labour Party, que abogaba por la autodeterminación de la población local.

Hills, en dichas declaraciones, reprocha que en torno a esta cuestión se mantengan aún ideas “abstractas” y “un poco anticuadas”, como la de soberanía. Añadía entonces: “Cuando, gracias a Dios, estamos a punto de forjar una Europa unida y vamos a quitarnos esa molestia que hemos llamado el nacionalismo, no el patriotismo.

Y cuidado que los gibraltareños no terminen con ser nacionalistas en lugar de ser lo que son ahora, personas que constituyen una comunidad aparte”.

Hills ejerció como periodista adscrito al Servicio Mundial de la BBC y fue miembro de la Royal Historical Society. Su trabajo como historiador estuvo siempre relacionado con la historia de España y en aquella ocasión llegó a comentar fuera de cámara que estaba interesado en escribir un nuevo ensayo histórico en torno al Partido Comunista de España, pero no llegó a concluirlo.

Nacido en México D.F., de padre británico y madre navarra, hablaba español e inglés indistintamente, como lenguas nativas, aunque su formación transcurrió en Londres, en cuyo King´s College se graduó. Jubilado en 1977, hasta su muerte mantuvo vínculos con España y, en especial, con la localidad de San Lorenzo de El Escorial.

En 1981 Hills asesoró al Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes británica que, bajo la presidencia de sir Anthony Kershaw, realizó un célebre y también controvertido informe sobre Gibraltar.

Durante buena parte de su vida, ofreció conferencias sobre temas españoles de forma habitual en distintas universidades británicas.

Entre sus títulos, figura Franco, el hombre y su nación (1968, publicado originalmente en inglés como Franco. The Man and his Nation, 1968), una biografía del general Francisco Franco al que tuvo acceso para realizar algunas entrevistas.

Sin embargo, su obra más conocida es “El peñón de la discordia: Una historia de Gibraltar” (1974, publicado originalmente en inglés como Rock of Contention. A History of Gibraltar); al que seguiría “Monarquía, República, Franquismo” (1975, publicada originalmente en inglés como Spain, 1970); y “No pasarán: objetivo Madrid” (1978, publicado originalmente en inglés como The Battle for Madrid, 1976).

Impulsor de la Universidad Francisco de Vitoria en 1977, obtuvo la distinción de miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE) en 1992.

En la entrevista que ahora ofrecemos, Hills se refiere a la consolidación de la identidad gibraltareña a partir del éxodo forzado por la Segunda Guerra Mundial. Al mismo tiempo, aborda desde cuestiones históricas como los hechos que conllevaron a la conquista británica del Peñón, el fenómeno del contrabando o el papel jugado por la colonia como lugar de refugio para españoles perseguidos: “El cierre de la verja fue el error más garrafal cometido por España, para solucionar el problema de Gibraltar”, llega a comentar frente a la cámara.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *