Fuerte apoyo británico a Gibraltar en un National Day marcado por el Covid

El Reino Unido realizará reformas similares a las de España en la zona fronteriza

Banderas británicas y de Gibraltar, en los balcones, en los bares, en las farolas, incluso en los atuendos de los bañistas que aprovecharon el día para ir a la playa. Familias, parejas y grupos de amigos vistiendo de rojo y de blanco, como el pabellón gibraltareño. Calcetines con la Union Jack. Aires de fiesta desangelada: la pandemia del Covid-19 no ha permitido este año celebrar el National Day como suele ocurrir, con muchedumbres y algarabía en la explanada de Casemates. Al menos, se mantuvieron los fuegos artificiales a partir de las diez de la noche, aunque con acceso restringido al lugar de lanzamiento.

El propósito del Grupo pro Autodeterminación y del Gobierno de Gibraltar era el de plantear una celebración presencial y que coincidiera con la presencia en puerto de diversas unidades de la Armada británica. Pero todo ello, si ocurre, quedará para el año próximo, cuando se conmemoren 55 años del referéndum de autodeterminación celebrado en 1967 y que daría paso, a sucesivas restricciones por parte de España y al cierre de la Verja, dos años más tarde.

El Gobierno ha sido extremadamente cuidadoso con las medidas anti-Covid 19 para evitar un rebrote, a pesar de la prácticamente plena vacunación de los habitantes de la Roca. En declaraciones a la Gibraltar Broadcasting Corporation GBC, la doctora Helen Carter, nueva directora de Salud Pública del Peñón, aseguró que espera un aumento de los casos tras el National Day y el reinicio del curso escolar.

Fabian Picardo, durante la celebración del Gibraltar Day, en la programación especial de GBC

Descartados los grandes eventos, la televisión local, GBC, emitió, eso sí, una programación especial en la que no faltaron los mensajes de los diferentes líderes políticos de la Roca, comenzando por el discurso de Fabian Picardo, que ya anticipó ayer este blog. También tomaron la palabra Joseph García, viceministro principal y líder del Gibraltar Liberal Party, quien insistió en que el espíritu de la autodeterminación sigue vigente entre los gibraltareños.

«Todos echamos de menos la tradicional manifestación pública en Casemates, donde miles de gibraltareños han afirmado su derecho a la autodeterminación año tras año. Esta vez afrontamos el evento de manera diferente: con prudencia, con cautela y con responsabilidad. Debemos tener en nuestras mentes la protección de los ancianos y las personas más vulnerables en las reuniones familiares más pequeñas», aseguró.

Y remarcó esa línea del discurso: «Aunque la celebración es diferente, en restaurantes, en casa y en nuestras playas, el mensaje subyacente detrás del National Day sigue siendo el mismo. Es la expresión de nuestro deseo de ejercer el derecho a determinar nuestro propio futuro, libre y democráticamente, al igual que tantos otros países y territorios que nos han precedido», aseveró.

Todos ellos hicieron alusión a los efectos de este coronavirus. Por su parte, el líder de la oposición, Keith Azopardi, de Gibraltar Social Democrats insistió en que las negociaciones para el Tratado con la Unión Europea y las finanzas públicas constituyen los grandes retos que Gibraltar tiene por delante. Y la parlamentaria Marlene Hassan Nahon, lideresa de Together Gibraltar, aseguró que el Peñón se encontraba en una encrucijada.

Concentración de varios simpatizantes de Vox ante Gibraltar House, en Londres

Mientras el Peñón recibía un contundente respaldo por parte de los principales líderes políticos del Reino Unido, varios militantes del partido ultraderechista Vox se concentraban con banderas españolas ante Gibraltar House, en Londres. En su interior, Sir Bob Neill, presidente del Grupo Parlamentario Multipartidario sobre Gibraltar de la Cámara de los Comunes, tampoco quiso faltar a la cita y dirigió un claro mensaje a los yanitos:  “¡Hola Gibraltar! Les deseo un muy feliz Día Nacional. Hace un año, cuando me dirigí a todos ustedes a través de un enlace de vídeo, no creo que ninguno de nosotros pensara que tendríamos que volver a hacerlo así de nuevo. Pero así es, debido a las restricciones por la pandemia. Eso no significa que mis colegas y yo en el Grupo Parlamentario Multipartidario sobre Gibraltar (All Party Group on Gibraltar) no entremos en el espíritu festivo. Estamos aquí, como pueden ver, vestidos de blanco y rojo, para asegurarnos de celebrar el Día Nacional con ustedes. Este es el día más importante del año”.

Sir Bob Neill, presidente del Grupo Parlamentario Multipartidario que apoya a Gibraltar desde la Cámara de los Comunes, donde ondeó por primera vez la bandera del Peñón

“Estamos aquí, con su gran equipo de la Casa de Gibraltar en Londres, para unirnos a las celebraciones y, muy importante, para enviar un mensaje de corazón de todos nosotros. Sé que este ha sido un año muy complicado. Lo ha sido para ustedes en Gibraltar, y lo ha sido para nosotros en el Reino Unido. Creo que a veces las adversidades compartidas pueden servir para unir a la gente. Así que, aunque no estemos con ustedes físicamente, no piensen que eso nos aleja de ustedes en nuestros corazones o en nuestras mentes, ni que disminuye en modo alguno nuestro compromiso absoluto de respaldarles a ustedes, así como a su derecho a ser británicos”, afirmó.

No faltaron, en sus palabras, alusiones a la pandemia: “Han sido tiempos difíciles, pero han sabido responder de forma magnífica. Ha representado un buen ejemplo de cómo la familia británica trabaja unida. El Gobierno del Reino Unido, me complace decir, fue capaz de proporcionar las vacunas que luego, gracias a su gran Servicio de Salud, pudieron inocular a su población a un ritmo que superó prácticamente a cualquier otro lugar del planeta. ¡Así se hace!”

“Pero esta inyección no fue únicamente un revulsivo para la gente. También fue un revulsivo para su determinación de mantener en marcha sus empresas, su economía, su vida política y social. Nos quitamos el sombrero y les felicitamos por ello”.

Junto a él, representantes de todos los partidos de la Cámara de los Comunes y de la Cámara de los Lores: “Estamos unidos en nuestro apoyo a Gibraltar; estamos unidos en mantener que ustedes son parte de esa familia, y en mantener su derecho a la autodeterminación”, afirmó.

La víspera, no muy lejos de allí, sir Lindsay Hoyle, presidente honorífico de la Cámara de los Comunes y “el gran amigo de Gibraltar”, según Neill, izó por primera vez en la historia la bandera del Peñón en los accesos al Parlamento británico: “La misma bandera que ustedes le presentaron, en el Parlamento, por lo que allí ondea, orgullosamente, en el Día de Gibraltar, trasladando igualmente el mismo mensaje”, añadió Sir Bob.

“Somos parte de la misma familia. Ustedes han elegido ser británicos. Lo han hecho mediante su derecho democrático. Les apoyamos en eso al 101% y todos los partidos, todos los integrantes de nuestro Parlamento está con ustedes al decir eso. Tienen todo nuestro apoyo, siempre”, insistió Neill, que esperaba que los gibraltareños tuvieran una fantástica Fiesta Nacional, esperando “poder verles bien y en persona el año que viene. Pero hasta entonces ¡disfruten y que Dios bendiga a Gibraltar!”.

Wendy Morton, viceministra británica para Europa y América, en su reunión con Joseph García, fue saludada por Fabian Picardo, ministro principal

También el día anterior al National Day, llegó a Gibraltar la viceministra británica para Europa y América, Wendy Morton, que fue recibida por Joseph García en el aeropuerto. Y esa misma tarde, asistió a una sesión de trabajo del Consejo del Preparación para un Desenlace No Negociado (No Negotiated Outcome, NNO), el célebre Plan B que, durante los últimos años ha venido desarrollando Joseph García y un amplio técnico. Tanto él como la ministra copresidieron la junta de dicho organismo que pretende “trazar planes de cara a la posibilidad de que no se llegue a un acuerdo sobre la futura relación de Gibraltar con la Unión Europea”.

El Ministro Principal hizo acto de presencia al comienzo de la reunión para dar la bienvenida a la viceministra y al trabajo de los allí reunidos. Al llegar al Peñón, Wendy Morton conoció las instalaciones de la terminal aérea, la zona fronteriza terrestre y, posteriormente, la terminal de contenedores del puerto.

“Se está estudiando llevar a cabo una serie de obras de infraestructura en ambos lugares. La propuesta consiste en construir una ampliación del edificio de entrada peatonal en la frontera para albergar una serie de puertas automáticas de control fronterizo que podrían utilizarse en caso de que no haya acuerdo. Esto es similar a lo que se ha hecho en el lado español. Además, la sección terrestre de Aduanas podría trasladarse desde su emplazamiento actual a este edificio ampliado a fin de dejar sitio para acometer las obras de carretera dirigidas a mejorar el flujo de tráfico de entrada hacia el nuevo túnel que discurre bajo la pista”, asegura un comunicado oficial del Gobierno gibraltareño.

El Gobierno británico realizará reformas en la Verja similares a las que ya ha llevado a efecto el Gobierno español

Demasiados arreglos, a un lado y otro de ambas fronteras, para una Verja que se supone que va a suprimirse: “Esto va en paralelo a las discusiones para mejorar y reformar la terminal de contenedores del puerto con el fin de gestionar el mayor volumen de importaciones que se prevé llegará por mar en caso de no haber acuerdo. La propuesta incluye la repavimentación de una parte de la terminal, así como obras eléctricas destinadas a proporcionar puntos de conexión para un mayor número de contenedores que transporten productos congelados y refrigerados”, continúa la nota de prensa.

El Consejo del NNO, concluye la comunicación, fue informado pormenorizadamente sobre estos dos proyectos, “cuyo objetivo general es reforzar aún más la resiliencia de Gibraltar de cara al futuro. También se examinaron varias opciones de mitigación en otras áreas y se revisaron las propuestas del Grupo de Trabajo del NNO”.

“El Gobierno de Gibraltar y el Gobierno del Reino Unido continúan firmemente comprometidos con la negociación de un tratado entre el Reino Unido y la UE acerca de la futura relación de Gibraltar sobre la base del Acuerdo de Nochevieja. Con todo, resulta sensato y prudente trazar planes en paralelo de cara a la posibilidad de que no haya acuerdo para mitigar las consecuencias que esto tendría en las áreas que están bajo el control del Gobierno”, señala el ejecutivo de Fabian Picardo.

La Ministra para Europa invitó al Viceministro Principal a asistir en persona a una próxima reunión de la Junta del NNO que se celebrará en Londres. Ella trajo un mensaje de salutación de Boris Johson, primer ministro británico, mientras que el titular del Foreign Office, Dominic Raab, dedicó, a través de Twitter, sus “más cálidos deseos a todos en Gibraltar durante el día Nacional”. El compromiso del Gobierno británico, según dicho ministro de Asuntos Exteriores «con la seguridad y la prosperidad de Gibraltar es más fuerte que nunca».

Las actividades del Gibraltar Day se concretaron en un maratón televisivo de la GBC

El Gobernador británico en Gibraltar, el vicealmirante David Steel, fue el emisario que hizo llegar a Number 6 el mensaje de felicitación firmada por Isabel II. Y él mismo, a través de diversas redes sociales, escribía: «En este National Day, no solo celebremos el resultado del referéndum de hace 54 años y el vínculo inquebrantable con el Reino Unido, sino que también honremos a Gibraltar en general. ¡Su gente maravillosa, con sus grandes corazones y sus muy amplias sonrisas! Que tengáis un maravilloso National Day».

Como anticipo al National Day, tanto la GBC como el diario Gibraltar Chronicle se hicieron eco de las impresiones de sir Joe Bossano, actual ministro de Estabilidad Financiera del Peñón, afirmó que «España sigue siendo el único obstáculo para la descolonización de Gibraltar». «España ha estado participando en el proceso no para lograr la descolonización de Gibraltar, sino para impedirla», aseguró en un seminario sobre descolonización a escala regional celebrado por Naciones Unidas, a finales de agosto, en Dominica.

Pero también aprecia ahora que por primera vez en 57 años España no ha negado a los gibraltareños su condición genuina como un pueblo con su propia identidad. Y que el representante español, el diplomático Pablo Gutiérrez Segú, lo describió como uno de los principales arquitectos de la profunda transformación y el progreso económico de Gibraltar en los últimos 30 años. A su juicio, se trata de un significativo punto de partida respecto a la posición española si se tiene en cuenta que, en junio, ante un foro similar, España seguía arguyendo que los genuinos gibraltareños fueron aquellos que dejaron Gibraltar en 1704, cuando pasó a manos británicas. A juicio de Bossano, es el mayor reconocimiento que el Peñón ha tenido por parte de España en Naciones Unidas, aceptando que se trata de un pueblo diferente.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =