Fraude sobre ruedas

La Policía Nacional detiene en Algeciras y Lebrija a tres miembros de una organización que cometía delitos de estafa en la compraventa de vehículos

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Algeciras (Cádiz) y Lebrija (Sevilla) a tres miembros de una organización especializada en estafas por la compraventa de vehículos, algunos de ellos de alta gama. El importe de los ilícitos cometidos asciende a 45.000 euros defraudados a sus víctimas.

La Policía Nacional ha señalado que la investigación se inició tras recibir una denuncia por parte de un vecino de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), al que este grupo había estafado en la venta de su vehículo. De este modo, la Policía identificó a un joven de 18 años de Algeciras como uno de los autores de este delito. A partir de esta pista, el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Comisaría de Algeciras se hizo cargo del atestado policial para intentar esclarecer los hechos.

Según la información oficial, la investigación se prolongó por un intervalo de varias semanas, durante las cuales los agentes averiguaron que el joven de Algeciras «no actuaba solo», sino que formaba parte de un grupo en el que figuraban, al menos, otros dos individuos, entre ellos el supuesto cabecilla de la banda.

El procedimiento que seguían para sus estafas estribaba en que el primero de los sospechosos entreba en contacto con los propietarios de los coches, que ponían en venta sus vehículos de modo particular. Este, «tras negociar el precio, simulaba una transferencia bancaria y convencía a los propietarios de que les entregaran el coche inmediatamente, firmando un contrato de compraventa en el que aparece el algecireño como único comprador».

Tras otro «supuesto contrato de compraventa», el joven algecireño entregaba los vehículos falsamente adquiridos al líder, un individuo de 36 años y residente en la localidad de Lebrija, donde regenta un establecimiento de compraventa de vehículos y un taller.

Según la Policía, este otro inculpado transfería los vehículos a otro individuo, también de Lebrija, y de 38 años, que actuaba como «mula». Este último, ponía su «nombre en los vehículos conseguidos, estafando a sus propietarios, simulando una operación de compraventa legal». Algunos de los vehículos adquiridos de manera fraudulenta terminaban siendo posteriormente enajenados en otros países de la Unión Europea.

Con un cabeza de turco cuya identidad figuraba en todas las operaciones, los dos residentes en Lebrija descargaban «toda responsabilidad penal sobre el joven de 18 años», desvinculando a «los principales de la estafa».

Los agentes que investigaban el caso en la Comisaría de Algeciras se desplazaron hasta Lebrija, donde se procedió al registro de un concesionario de compraventa de vehículos, una nave industrial y un taller de mecánica, todos ellos regentados por el supuesto cabecilla del grupo criminal.

Así, se recuperó un vehículo de «alta gama», con el que habían realizado otra estafa. En la operación, que aún sigue abierta, se han esclarecido hasta el momento cuatro delitos de estafa cometidos contra víctimas repartidas por distintas localidades de Andalucía, ha subrayado la Policía en su información oficial.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − seis =