Europa bendice el Brexit pero aún no hay mandato para negociar Gibraltar

La UE cree que el Reino Unido ha incumplido sus obligaciones relacionadas con las "medidas de seguridad relativas a los productos del tabaco"

El Parlamento Europeo ratificó ayer por una mayoría holgada el acuerdo comercial del Brexit, lo que Boris Johnson considera el “paso final” de las negociaciones que se iniciaron tras el referéndum que marcó el abandono británico de la Unión Europea en 2016 y el inicio de conversaciones un año más tarde.

«Esta semana es el paso final de un largo viaje, proporcionando estabilidad a nuestra nueva relación con la UE como socios comerciales vitales, aliados cercanos y soberanos iguales», afirma el primer ministro británico.

Cuatro meses después del Acuerdo de Nochebuena, 660 eurodiputados han refrendado el acuerdo de cero aranceles y cuotas cero sobre bienes. Los parlamentarios de la Cámara de los Comunes ratificaron ese mismo acuerdo comercial el 30 de diciembre, en ese caso, por 521 votos contra 73. Al día siguiente, se suscribió el llamado Acuerdo de Nochevieja, que afectaba específicamente a Gibraltar y que quedaba pendiente de un Tratado que supuestamente tendría que resolverse el próximo mes de junio. No parece probable: los flecos del Acuerdo global han provocado que vuelva a retrasarse esta negociación y no hay tiempo material para cumplir el plazo previsto si lo que se quiere es que Gibraltar se incorpore al Escpacio Schengen.

Lord Frost, el ministro del Brexit y ex negociador del Reino Unido, se felicitó por el «voto abrumador» de la Eurocámara y agradeció a su contraparte Michel Barnier por «ayudarnos a llegar hasta aquí».

«Espero que ahora podamos comenzar un nuevo capítulo juntos como europeos, caracterizado por la cooperación amistosa entre soberanos iguales», escribió en un tweet.

Barnier dijo que los eurodiputados habían dado al acuerdo una «gran luz verde». «Es responsabilidad conjunta de la UE y el Reino Unido ahora garantizar que se respeten sus respectivos compromisos», añadió.

El acuerdo entre el Reino Unido y la UE se aplicó provisionalmente antes de finales de 2020 sin fecha límite para dar tiempo al parlamento para examinarlo antes de aprobarlo. Ahora entrará en vigor formalmente el 30 de abril.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, valoró que el acuerdo incluyera mecanismos de control a fin de garantizar que el Reino Unido implemente los acuerdos comerciales y de retirada. Pero no se trata de un cheque en blanco, como precisó  Christophe Hansen, eurodiputado de alto rango en el comité de comercio del parlamento, según recogió The Daily Telegraph: «La ratificación del acuerdo no es un voto de confianza ciega en la intención del gobierno del Reino Unido de implementar nuestros acuerdos de buena fe. desviaciones de lo acordado conjuntamente».

La inmensa mayoría de los eurodiputados ratificaron el acuerdo con el Reino Unido, pero no lo consideran como «un cheque en blanco»

Los eurodiputados también aprobaron una resolución no vinculante sobre el acuerdo comercial por 578 votos contra 51 y 68 abstenciones, en la que se llega a calificar al Brexit como un «error histórico». «Es una consecuencia lógica de la retirada del Reino Unido de la UE y, en particular, del fin de la libertad de movimiento, que las oportunidades para la economía británica basada en gran parte en los servicios se reduzcan enormemente», añade dicha resolución, que insta a la comisión a emprender acciones legales contra el Reino Unido por supuestos incumplimientos del Protocolo de Irlanda del Norte.

Nada se sabe del mandato que debe otorgar la Unión Europea a fin de iniciar la negociación entre España y el Reino Unido en torno a la situación de Gibraltar.

En enero, Ozlem Demirel, representante de The Left, la Izquierda Europea, preguntó en la eurocámara sobre el preacuerdo del 31 de diciembre y la posibilidad de que fueran agentes del Frontex, quienes controlaran las futuras fronteras externas de Schengen en el puerto y el aeropuerto de Gibraltar, aunque sin presencia de la Guardia Civil española, que podría ejercer dicho servicio cuatro años después de la fase de implementación de dicho Acuerdo, un supuesto que las autoridades gibraltareñas intentan evitar. El diputado quería conocer detalles que aún se antojan prematuros, como por ejemplo, la naturaleza y número de los funcionarios del Frontex que serán destinados a dicha misión, en caso de prosperar el futuro Tratado. También, preguntó por los países que aportarían dicho contingente.

La repuesta llegó el 2 de marzo, por parte de la presidenta von der Leyen respondió que el Acuerdo de Cooperación y Transporte firmado entre la Unión Europea y el Reino Unido no se aplica en Gibraltar ni tendrá efecto en dicho territorio: “España y el Reino Unido han discutido un borrador de la futura relación de Gibraltar con la Unión Europea y han elevado a la Comisión un non-paper (documento diplomático de menor rango que un Acuerdo pero que se acepta como tal), como un marco de referencia”.

En esa fecha, von der Leyen hablaba de que la Comisión Europea estaba trabajando en la redacción del mandato para negociar esta cuestión, un documento que sería trasladado al Consejo Europeo: “En este escenario –dijo la presidenta—es demasiado pronto para discutir cualquier detalle que podría ser incluido en el mandato a de la Comisión”.

Ursula ven der Mayen considera aún prematuro hablar sobre el Frontex en el Peñón

Ya a 29 de diciembre y cuando aún no se había suscrito el Acuerdo de Nochevieja, Miguel Urbán Crespo, también eurodiputado de la Izquierda Europea, preguntó sobre la situación en la que quedarían los trabajadores transfronterizos en caso de un Brexit duro.

“El 25 % del PIB de esta comarca depende de un modo u otro de Gibraltar, por lo que el Brexit puede resultar muy negativo. El Campo de Gibraltar es uno de los territorios más deprimidos de la Unión, con actualmente más de 40 000 personas en desempleo. Además hay municipios como La Línea de la Concepción, la cuarta ciudad más pobre del Estado, con un 37 % de la población en riesgo de pobreza”, afirmaba en una pregunta que también cuestionaba si tenía la Comisión Europea prevista alguna partida económica de contingencia para paliar los efectos de un Brexit sin acuerdo en el Campo de Gibraltar.

A 25 de marzo, obtuvo respuesta por parte del comisario Schmit: “El Acuerdo de comercio y cooperación entre la Unión Europea y la Comunidad Europea de la Energía Atómica, por una parte, y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, por otra, no se aplica a Gibraltar ni tiene efectos en ese territorio”, dijo el comisario.

Su respuesta es muy similar a la que la presidenta formuló con respecto a la pregunta anterior: “España y el Reino Unido han debatido un marco para las relaciones futuras de Gibraltar con la Unión y han enviado a la Comisión un documento oficioso que contiene los principios por los que ha de regirse ese marco acordado, junto con una solicitud para iniciar el proceso de negociación de un acuerdo entre la Unión y el Reino Unido sobre Gibraltar. En este momento, la Comisión está trabajando en un proyecto de mandato de negociación, que posteriormente propondrá al Consejo”.

“Los trabajadores de la Unión residentes en el Campo de Gibraltar que ya trabajaban en Gibraltar antes del 1 de enero de 2021 y que siguen haciéndolo después de esa fecha deben considerarse trabajadores fronterizos a efectos del Acuerdo de Retirada. Estos siguen teniendo derecho a trabajar en Gibraltar y conservan los derechos de los que disfrutaban como trabajadores de ese territorio, entre ellos, las prestaciones de seguridad social”, añadió.

El 25 de diciembre de 2020, según recordó el Comisario, “la Comisión adoptó la propuesta de Reserva de Adaptación al Brexit («la Reserva»), que apoyará las medidas destinadas a contrarrestar las consecuencias adversas de la retirada del Reino Unido de la Unión en los Estados miembros, las regiones y sectores económicos, y a mitigar así los consiguientes efectos en la cohesión económica, social y territorial”.

“En el marco de la Reserva, se podría proporcionar financiación a los regímenes nacionales destinados a ayudar a las empresas y a las comunidades locales afectadas negativamente por la retirada, apoyando a los sectores económicos más perjudicados y al empleo. Así pues, el Campo de Gibraltar podría beneficiarse de esta ayuda”.

Mientras recupera la normalidad después del Covid-19, Gibraltar sigue pendiente de su futuro inmediato. Colas como las que se vivieron ayer en la Verja, harán presumiblemente que los gibraltareños insistan en incorporarse a Schengen y que se supriman las viejas cancelas. Hace unos días, el bicentenario The Gibraltar Chronicle” se hacía eco del diagnóstico socieconómico que la Junta de Andalucía impulsó respecto a Gibraltar y su entorno, favoreciendo “relaciones cordiales, estables y proactivas” con el Gobierno gibraltareño.

La Comisión Europea considera que el Reino Unido ha incumplido las obligaciones adquiridas en materia de contrabando de tabaco

Lo que si ha vuelto a reunirse es el Comité Especializado en el Protocolo de Gibraltar que celebró su tercer encuentro el viernes 16 de abril de 2021, copresidida por funcionarios de la Comisión Europea y el Gobierno del Reino Unido. Representantes de los Estados miembros, incluida España, asistieron como parte de la delegación de la UE.

“El Comité fue establecido por el Acuerdo de Retirada para facilitar la implementación y aplicación del Protocolo de Gibraltar incluido en el Acuerdo de Retirada, que es una prioridad clave para la UE y el Reino Unido. En el ámbito de los derechos de los ciudadanos, la labor del Comité se basa en las deliberaciones del comité de coordinación, establecido por el Protocolo y ejecutado mediante un Memorando de Entendimiento, como foro de debate regular entre las autoridades competentes sobre los derechos de los ciudadanos”, recuerda la Comisión Europea.

La UE y el Reino Unido intercambiaron actualizaciones sobre el Protocolo, en ese tercer encuentro del comité que vela por el cumplimiento de los memorandos ya firmados: “Compartimos el objetivo de garantizar la correcta aplicación del Protocolo para proporcionar seguridad y prosperidad continuadas a Gibraltar y su entorno, en particular al territorio de los municipios que integran la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar”.

“La UE y el Reino Unido reafirmaron su compromiso de respetar los compromisos en materia de derechos de los ciudadanos descritos en el Protocolo. La UE recordó que considera que el Reino Unido ha incumplido sus obligaciones estipuladas en el artículo 3 (3) del Protocolo de Gibraltar, relacionadas con el establecimiento de un sistema de trazabilidad y medidas de seguridad relativas a los productos del tabaco”, reprocha textualmente el comunicado oficial de la Comisión.

Los copresidentes de ambas delegaciones acordaron que el Comité Especializado se reunirá según sea necesario y al menos una vez al año para discutir cualquier tema relevante, incluidos los informes del comité de coordinación. Lo que habrá que ver es cuando comienzan de forma oficial las negociaciones del Tratado. Y cuando podrá firmarse este. No será fácil.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =