Este lunes comienza la negociación del Tratado con Gibraltar en Bruselas

Ya hay acuerdos avanzados respecto al futuro tránsito de personas, pero faltan por resolver flecos en mercancías

La Comisión Europea (CE) iniciará este lunes día 11 de octubre las negociaciones con el Reino Unido, sobre la situación de Gibraltatras el Brexit: “Tras la adopción del mandato por parte del Consejo de la Unión Europea, la primera ronda de negociciaones tendrá lugar en Bruselas el 11 de octubre”, escribió en Twitter el vicepresidente de la CE Maros Sefcovic, quien se ocupa específicamente de las relaciones con el Reino Unido.

A ese primer encuentro, no podrá acudir Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar, ni Joseph García, viceministro principal, dado que ambos se encuentran autoconfinados hasta el martes: el primero, por contagio de Covid-19 y el segundo, por contacto estrecho. Sin embargo, todo parece apuntar que se tratará de una primera toma de contacto en la que no se adoptarán decisiones de calibre: según todos los indicios, los protocolos relativos al tránsito de personas se encuentran prácticamente resueltos, pero existen algunos flecos en lo que se refiere a las mercancías.

Hoy, desde Londres, Cecilia Maza, en las páginas de «La Razón», definía ambos escenarios: «Hay dos puntos clave en las negociaciones. Por una parte, la entrada, por primera vez, del Peñón en el área Schengen, de libre movimiento europeo de personas, para evitar los estrictos controles en la verja. Si se define el papel de Frontex para ayudar en dichos controles en puertos y aeropuerto durante los primeros cuatro años, en principio, esta cuestión no generaría problemas. Lo que plantea más dudas es el segundo punto: dejar a Gibraltar como parte del régimen aduanero de la UE para el tráfico de mercancías y transporte».

José Manuel Albares, ministro español de Asuntos Exteriores, ya ha mantenido contactos al respecto con su homóloga británica, Liz Truss, en lo que ha calificado como una «conversación fructífera». Así tuiteó el viernes el titular del Palacio de Santa Cruz: «Fruitful conversation with @trussliz on these key issues in the interest of all our citizens, including those from the Campo de Gibraltar Trabajamos por los intereses de nuestros ciudadanos y un acuerdo para crear una zona de prosperidad compartida en el Campo de Gibraltar»

Sefcovic también había mantenido una “buena primera llamada” con la ministra de Exteriores del Reino Unido, Liz Truss. “Esperando discusiones constructivas entre la Unión Europea y el Reino Unido con respecto a Gibraltar”, afirmó el político eslovaco, que será el encargado de conducir las negociaciones comunitarias con Gran Bretaña.

Ese día, un despacho de Efe, sintetizaba el proceso seguido en los últimos meses, no sólo para evitar un Brexit duro en la Verja sino para facilitar una especie de tiempo muerto en el contencioso sobre la soberanía, eso sí, sin renunciar ninguna de las partes a sus respectivas líneas rojas a este propósito: «El pasado 31 de diciembre, España y el Reino Unido lograron un principio de acuerdo sobre el Peñón, pero está pendiente del tratado que puedan alcanzar la Comisión Europea y el Gobierno británico sobre la situación en que quedará Gibraltar, en cuestiones como el tránsito fronterizo. Por ese motivo, en julio pasado, el Ejecutivo comunitario ya presentó su propuesta de directrices para la negociación».

«En cualquier caso, los Estados miembros de la UE analizaron desde julio el proyecto de mandato de la Comisión, introdujeron cambios y lo adoptaron de manera definitiva el martes pasado. Como los países ya han dado su visto bueno al mandato, las negociaciones entre la Comisión y el Reino Unido pueden comenzar. Fuentes diplomáticas constataron la semana pasada que los cambios en el mandato no son “sustanciales” y confiaron en que las negociaciones sobre la futura situación de Gibraltar entre Londres y Bruselas duren “poco, meses”, si bien señalaron que dependerá también “de los británicos”.

Gibraltar –también lo recuerda Efe– no estaba incluido en el acuerdo sobre la relación tras el Brexit que Londres y Bruselas cerraron a finales del año pasado, por lo que se necesita pactar un convenio separado. La postura gibraltareña ha vuelto a quedar también clara, esta semana, ante la Comisión 4 de Naciones Unidas, aunque la declaración del representante del Peñón en Estados Unidos, también guardaba un alto calibre de mensaje de consumo interno en la comunidad yanita. Las líneas sustanciales del discurso fueron las de apostar claramente por el Acuerdo de Nochevieja, pero dejando claro que cuentan con un plan B por si las cartas diplomáticas viniesen mal dadas, una hipótesis harto improbable después del camino que ya han venido recorriendo en los últimos años. Eso sí, Gibraltar, en la escena internacional, insiste en el ejercicio a la autodeterminación para resolver su situación colonial. Sin embargo, ese asunto no va a dilucidarse en las inminentes negociaciones.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =