España y Marruecos, más allá de la reapertura de las fronteras terrestres

Migraciones, OPE, delimitación de aguas, reunión de alto nivel, hidroducto de San Roque o cumbre contra el Daesh, entre otros asuntos de la hoga de ruta común

Este lunes 17 de mayo, justo cuando se cumple un año de la llegada a Ceuta de más de 10.000 marroquíes a los que la gendarmería marroquí no puso impedimento alguno, se reabrirán las fronteras terrestres entre dicha ciudad y la de Melilla, con Marruecos. También se cumplirá el aniversario del hackeo sufrido en los teléfonos móviles de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, de su ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y del de Agricultura y Pesca, Luis Planas, que fuera embajador de España en Rabat.

Como el azar es caprichoso, también se ha sabido en las últimas horas que la consejera de Educación de la Embajada de España en Marruecos, la exministra María Antonia Trujillo, ha sido destituida en dicho cargo por las quejas suscitadas entre las asociaciones de padres, el profesorado y el personal de los colegios e institutos españoles en dicho país.

Antes de la reapertura, los sindicatos policiales han vuelto a protestar por la falta de personal y por las condiciones laborales que viven en Ceuta y Melilla, así como en las respectivas fronteras.

La normalización en las relaciones y comunicaciones entre Madrid y Rabat sigue a la carta dirigida por el presidente español al monarca alauita el pasado 13 de marzo y al célebre encuentro del 8 de abril en la capital marroquí, entre Pedro Sánchez y el rey Mohamed VI, que le invitó a la ruptura del ayuno tras el ramadán. El cambio de postura de España respecto al Sáhara, respaldando la posición de Marruecos, en aras de un régimen autonómico bajo su control, habría facilitado esta reconciliación que tuvo un reflejo prácticamente inmediato en el número de pateras que cruzaron hacia Canarias o hacia esta orilla del Estrecho. Según cifras citadas por el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, tras una reunión con su homólogo marroquí Nasser Burita, los migrantes llegados a Canarias se redujeron en un 70 % en marzo y abril con respecto a enero y febrero de este año.

Todos los indicios apuntan a que Albares, llegado a dicha cartera en julio de 2021 en sustitución de Arantxa González Laya, ha sido el artífice de este giro copernicano en las relaciones hispano-marroquíes. Más allá de las comunicaciones marítimas, de las reuniones de trabajo sobre migraciones y de los preparativos de la Operación Paso del Estrecho, hay otras citas en la hoja de ruta común. Así, en junio se reunirá el grupo «sobre la delimitación de las fronteras marítimas y la gestión del espacio aéreo» y, antes de final de año, se producirá una nueva reunión de alto nivel (RAN), entre ambos países, en Rabat: una cita aplazada inicialmente en noviembre de 2019 y que no llegó a celebrarse en febrero de 2020, cuando se había señalado, poco antes de que la pandemia justificara el cierre fronterizo marroquí.

«Nuestras relaciones económicas siguen aumentando y esta nueva etapa las va a dinamizar», dijo Albares para afirmar que 800 empresas españolas operan en Marruecos y España es el primer cliente y proveedor comercial del país magrebí”, ha declarado Albares, en aras de una cooperación global perenne y sistemática», en la que «los actos unilaterales y las crisis no tienen cabida».

Cumbre contra el Daesh, celebrada esta semana en Marrakech

Hay otra cita importante en el horizonte, la del grupo de trabajo sobre la delimitación de espacios marítimos en España, que volverá a reunirse durante el mes de junio, después de una larga espera de 15 años y que permitirá consensuar, sobre todo, la situación relativa a las aguas saharauis y canarias.

Pero aún hay más: esta misma semana, se ha sabido que el consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, planea la construcción de un hidroducto que permita importar hidrógeno desde Marruecos a la refinería de San Roque. Al menos así lo indicó el directivo en el desayuno organizado por Nueva Economía en el que explicó la estrategia de la petrolera: incrementar la exportación de productos tradicionales (carburantes) hacia África y utilizar los productos más sostenibles en Europa.

La compañía seguirá creciendo en los países en los que tiene presencia pero destacó que «No creo que España ni ningún otro país de Europa pueda tener éxito en promover el fracking», sentenció el máximo ejecutivo de Cepsa, quien durante dicho encuentro informativo cuestionó este sistema de producción para España.

Sin embargo, hay otros asuntos de interés común, como los que llevaron a Albares a viajar esta semana a Marrakesh, para participar en la reunión Ministerial de la Coalición Global contra el Dáesh, en cuya víspera mantuvo un nuevo encuentro con el ministro de Asuntos Exteriores marroquí.

​Por sugerencia española, se celebraba por primera vez en África una reunión de esta alianza internacional contra el terrorismo, creada en 2014 en la Cumbre de Gales y cuyas actuaciones están amparadas por Naciones Unidas.

Esta ha sido la primera conferencia ministerial de la coalición en el continente africano, en la que se han dado cita más de 90 socios internacionales reunidos para luchar contra el yihadismo. En su intervención, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, ha subrayado que España “apoya la seguridad y el desarrollo en la región”.

Durante su estancia en Marrakech, Albares volvió a reunirse con su homólogo marroquí, Nasser Bourita, “con quien ha tratado temas bilaterales y multilaterales, como la hoja de ruta de la nueva etapa de la relación entre España y Marruecos, la próxima reunión de alto nivel entre ambos países prevista para finales de este año, las relaciones comerciales, la cooperación en materia migratoria o la coordinación del Proceso de Rabat”, afirmó un comunicado de Exteriores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cuatro =