El «Vigía» del Estrecho

El patrullero de altura Vigía, según informaron diversos medios gaditanos, zarpó dos días atrás de la Estación Naval de Puntales, su puerto base, para integrarse en las Operaciones Permanentes de vigilancia y disuasión que se llevan a cabo en aguas del Estrecho de Gibraltar y la Bahía de Algeciras.

La actividad del patrullero, según comunicó la Armada, se desarrollará en aguas al sur de la península ibérica, en el Atlántico, Mediterráneo occidental y mar de Alborán, donde hará presencia en las aguas de soberanía española próximas a los peñones de Alhucemas y la Gomera, islas Chafarinas, isla de Alborán, bahía de Algeciras, así como en una amplia zona del litoral español.

Dentro de sus principales cometidos, el Vigía efectuará actividades de verificación y control del tráfico marítimo y protección de las líneas marítimas de comunicación más importantes del sur peninsular, que unen los cabos de San Vicente y Gata a través del estrecho de Gibraltar. Además, el buque realizará labores de vigilancia en las zonas de especial protección medioambiental (ZEC) y lugares de importancia comunitarios (LIC) de la costa del sur peninsular. Para esta misión, el buque está integrado en el Mando Operativo Marítimo (MOM de las Fuerzas Armadas) bajo control operativo del Mando de Operaciones (MOPS).

El Vigía (P-73) es el tercer patrullero de la clase Serviola. Fue construido en los astilleros de la antigua empresa Bazán (hoy Navantia) y entregado a la Armada el día 23 de marzo de 1993. Desde entonces y hasta la fecha, ha realizado multitud de misiones, entre las que se encuentran las de vigilancia marítima y pesquera, participación en ejercicios nacionales y multinacionales, colaboración con otros organismos del Estado y escoltas de buques. Desde junio del pasado año y por un periodo de cuatro meses, navegó por aguas de Africa Occidental y el Golfo de Guinea, también bajo control operativo del MOPS, en misión igualmente liderada por el MOM, en un despliegue africano que ocupó buena parte del segundo semestre de ese año y cuyo espectro geográfico abarcó los puertos de Mauritania, Cabo Verde, Togo, Nigeria, Congo, Angola y Senegal

El “Vigía” está especialmente diseñado para navegar en alta mar durante períodos prolongados de tiempo y con mar gruesa, al tiempo que dispone de una cubierta de vuelo que le permite operar con helicópteros de tamaño medio. A bordo, incluye un hospital con ocho camas y dos embarcaciones semirrígidas. Su dotación la componen 47 miembros de la Armada entre oficiales, suboficiales y marinería, aunque con anterioridad ha llevado hasta 52 tripulantes.

Desde 2020, otros patrulleros de altura se han desplazado al puerto de Algeciras, tal y como ocurriera con el «Serviola», el «Centinela» o el «Atalaya».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 1 =