El hundimiento controlado del granelero OS35, a cámara lenta

Un avión de Salvamento Marítimo supervisó las operaciones durante el día de ayer

En principio, durante la jornada de ayer, se esperaba que las tareas de hundimiento controlado de la parte de popa del granelero OS 35 durasen alrededor de cinco horas, pero por ahora se prolongan durante esta madrugada.

El Capitán del Puerto de Gibraltar, John Ghio, sin embargo, entiende que avanzan según lo previsto. Así lo puso de manifiesto al informar de nuevo, durante la tarde de ayer y a través de videoconferencia, al Grupo de Coordinación de Rescate del OS 35, presidido por el Ministro del Puerto, Vijay Daryanani.

El Capitán del Puerto ha confirmado que la operación Salvor –vendría a significar rescate en inglés–, sigue su curso. El plan, como ya ha informado este magazine, fue aprobado por la Autoridad Portuaria de Gibraltar (Gibraltar Port Authority, GPA), para hacer descender la popa del buque.

“Como resultado, el OS 35 se asentará durante la noche de forma segura en el lecho marino arenoso y se colocará en mejor posición para soportar las condiciones meteorológicas adversas y para las próximas operaciones de recuperación”, informó a última hora el Gobierno gibraltareño.

El Ministerio de Medio Ambiente sigue trabajando diariamente con la Autoridad Portuaria de Gibraltar y [con la empresa Oil Spill Response Limited] OSRL en la evaluación de la situación en la costa: “Esta tarde se han detectado algunas bolas de alquitrán en Catalan Bay y ahora mismo un equipo está situado en el lugar para recogerlas y limpiar la zona”, informó un comunicado oficial.

Los drones han seguido todo el operativo desde que se produjo la colisión. Fotografía: GBC

Las barreras que entonces rodeaban aún al buque se retirarán durante la jornada de hoy, sábado, “para permitir que cualquier residuo que pudiera escapar como parte del proceso de asentamiento del buque sea contenido y recogido en la medida de lo posible”.

Las barreras en las playas ya han sido retiradas, a fin de evitar que sufran daños “y se conviertan en una fuente de contaminación con el oleaje de Levante previsto para los próximos días”.

“La Autoridad Portuaria de Gibraltar, junto con el Ministerio de Medio Ambiente, seguirán vigilando constantemente el buque con el fin de proceder a cualquier otra operación de limpieza que fuese necesaria tan pronto como sea seguro y posible hacerlo”, informa el Gobierno.

A este lado de la Verja y en relación a este caso, el alcalde de Algeciras visitó ayer el puesto de mando avanzado del Grupo de Emergencias de Andalucía. Según informó el Ayuntamiento, desde esta unidad móvil, perteneciente a la Junta de Andalucía, se ha realizado un seguimiento del hundimiento controlado del OS 35 durante el día de ayer en las costas gibraltareñas.

“Los técnicos de la Junta desplazados a nuestra ciudad han seguido durante toda la jornada y a tiempo real las operaciones que se realizaban con el barco encallado, preparados para actuar de emergencia en cualquier momento. Desde el Grupo de Emergencias de Andalucía han querido agradecer al alcalde la predisposición y facilidades que se ha puesto en todo momento para la instalación y necesidades de este punto de control. El alcalde, por su parte, ha querido devolver el agradecimiento a “Salvamento Marítimo y a todos los medios de la Junta de Andalucía que están desplegados. Estamos en prealerta en el Ayuntamiento de Algeciras si hubiese algún tipo de vertido en esta fase de hundimiento de la popa del barco”.

Un avión de Salvamento Marítimo sobrevuela la zona del siniestro. Fotografía: GBC

“Este hundimiento debería haberse realizado unos días atrás, cuando no teníamos mal tiempo ni se preveía ningún temporal, pero no se le permitió a los medios de Salvamento Marítimo españoles que se colaborase en las tareas de prevención del vertido”, añadió Landaluce. Sin embargo, Salvamento Marítimo colaboró activamente durante las tareas de control de los vertidos del buque y, ayer mismo, uno de sus aviones supervisó la operación de hundimiento controlado del barco, según confirman las imágenes ofrecidas ayer por GBC.

En cualquier caso, el alcalde algecireño expresó su deseo de que “el hundimiento vaya bien incluso cuando termine de romper el barco con el temporal”. Sin embargo, a pesar de lo expresado esta misma semana por Antonio Sanz, consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía que puso en valor la colaboración entre distintas instituciones y banderas, Landaluce insistió en su tesis: “Volvemos a pedir al Gobierno gibraltareño que dejen colaborar a las administraciones españolas para minimizar todo el daño que se está produciendo”.

“La contaminación no entiende de fronteras, ni de territorios, tan solo de hacer daño”, había asegurado con anterioridad.

Landaluce, en el Puesto de Mando Avanzado de la Unidad de Emergencias de Andalucía

En la mañana de ayer, el alcalde algecireño presidió una reunión de coordinación de los servicios municipales que forman parte del Plan de Actuación Local contra la Contaminación del Litoral, que será activado en caso de que en las próximas horas se detecte un vertido de hidrocarburos procedente del buque granelero OS 35, hundido frente a la costa de Gibraltar.

“Los técnicos dan como muy probable el derrame de algún líquido contaminante procedente del barco tras el hundimiento controlado del mismo por parte de las autoridades del peñón, que comenzará esta misma mañana, a lo que se une que en la tarde del sábado comenzará a reinar en la zona viento de Levante, que conllevaría la rotura de otras partes del casco, y la salida de fluidos de las conducciones que recorren la estructura, y que no han podido ser retiradas”, informó el Ayuntamiento.

Se estima, según el Ayuntamiento, que en el caso de que pudiera producirse ese vertido y bajo las condiciones meteorológicas adversas, la contaminación podría llegar a las costas en el plazo de entre tres y seis horas, tiempo en el que serían desplegados los operativos de limpieza. Hasta ahora, la contaminación procedente del OS35 ha alcanzado fundamentalmente a las costas de Gibraltar y, en menor medida, al litoral de Poniente de La Línea, cuyo Ayuntamiento ha reclamado protección ante ulteriores vertidos como consecuencia del temporal y a pesar de que la práctica totalidad del combustible del granelero ya se extrajo días atrás.

Landaluce ha explicado que el Ayuntamiento “mantiene activado el nivel de preemergencia del Plan Local de Actuación contra vertidos en el litoral, al tiempo que ha destacado la coordinación existente entre el Consistorio, Salvamento Marítimo y la Junta de Andalucía a través del 112”.

Imagen aérea de la zona del siniestro

El capitán será juzgado el 27 de octubre

Por otra parte y tras conocer sus imputaciones, Abdelabari Kaddura, de 53 años de edad,  capitán del buque de carga OS 35, compareció ante el Tribunal de Magistrados el jueves por la mañana imputado por siete cargos en virtud de las leyes de transporte marítimo, conservación y patrimonio de Gibraltar. Según los supuestos que pesan sobre él, puso en peligro a otras embarcaciones y no tomó las medidas necesarias para evitar la colisión, lo que terminó provocando daños a los espacios protegidos y a la Cueva de Gorhan, Patrimonio Mundial de la Unesco.

El caso pasará a la Corte Suprema de Gibraltar, que ha fijado la vista para el próximo 27 de octubre. Tras su comparecencia, Kaddura quedó en libertad bajo fianza de mil libras y entrega de su documentación, a fin de evitar su huida.

Sin embargo, quizá un error burocrático pueda contribuir a su defensa, aunque el mismo fue prontamente corregido: y es que la colisión del barco se produjo el 29 de agosto y, en alguno de los cargos, figuraba erróneamente el día 31.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis − 2 =