El alga invasora de nunca acabar

A pesar de que la Unión Europea tomase cartas en el asunto sobre la catástrofe ecológica que supone la bio-invasión del alga asiática Rugulopteryx okamurae, sigue invadiendo nuestras costas.

Visto lo visto, llegó para quedarse. A pesar de que la Unión Europea  tomase cartas en el asunto  sobre  la catástrofe ecológica que supone la bio-invasión del alga asiática Rugulopteryx okamurae, este extraño fenómeno sigue invadiendo nuestras costas. Eso denuncia Verdemar Ecologistas en Acción, una organización que hoy por hoy tiene varios frentes de interés abierto en la zona, como puedan ser el de su oposición a las placas solares, al bunkering en la Bahía, a la enésima intentona por urbanizar Valdevaqueros o a la subestación eléctrica con Ceuta.

Probablemente, sin embargo, el problema medioambiental de mayor urgencia al que se enfrenta este litoral, sea el de la invasión del alga, que desde hace varios años llena de pestilencia a nuestras costas: «Lo peor es que sigue avanzando ante la pasividad de las Administraciones por el Parque Natural del Estrecho invadido,  un metro de altura tienen los arribazones de alga asiática», denuncia Verdemar.

«Las administraciones,  no están tramitando ante la UE Las ayudas  para la flota pesquera en virtud del Reglamento (UE) n. 508/2014 (Fondo Europeo Marítimo y de Pesca) que podrían contribuir a solucionar el problema descrito, usted señala en su correo los principales capítulos de ayuda. Dicha solicitud de ayuda al FEMP deberá provenir de la autoridad de gestión competente, que en el caso de España es la Secretaría General de Pesca, dentro del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación», añade dicha formación.

Algunos ayuntamientos ponen en marcha campañas puntuales de limpieza, pero poco más: «Nosotros decíamos que las administraciones Españolas podrían  haber hecho “dejación de funciones” ante la presencia y extensión del alga asiática Rugulopterix okamurae en el Estrecho de Gibraltar y otros mares cercanos. Esta plaga supone la mayor amenaza para la pérdida de la biodiversidad en los ecosistemas naturales. La presencia del alga  Rugulopterix okamurae ha supuesto una importante quiebra económica para el sector pesquero, turístico y ambiental de primer orden».

«La Junta de Andalucía se está evadiendo de este problema desde nuestras primeras denuncias en 2016, esta omisión de funciones ha generado un problema de su competencia en “aguas interiores” de Espacios Protegidos por la Ley de Espacios Protegidos de Andalucía. Según el ART. 9 del Real Decreto 630/2013, de 2 de Agosto, por el que se regula el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, se establece que las comunidades autónomos deben informar de este problema a la Red de Alerta del Ministerio de Transición Ecológica».

Este es el epígrafe en concreto de dicho decreto:

Artículo 9. Medidas urgentes. En caso de constatarse la existencia de una amenaza grave producida por la aparición de una especie exótica invasora, incluida o no en el catálogo, y paralelamente a lo establecido en el artículo 5, se informará a la red de alerta establecida en el artículo 12, y se aplicarán de forma urgente, por parte de las comunidades autónomas y ciudades de Ceuta y Melilla y de la Administración General del Estado en el ámbito de sus competencias u otras autoridades competentes, en coordinación con el Ministerio para la Transición Ecológica, las medidas necesarias para el seguimiento, control y posible erradicación de la citada especie, en el marco del operativo establecido en la red de alerta

«La expansión del alga asiática cada día que pasa es mayor. Se extiende por el Mar de Alboran y el Océano Atlántico –afirma Verdemar–. En un año el alga asiática  ha avanzado más 200 Km a ambos lados del Estrecho de Gibraltar».

Su principal reivindicación es que se aplique el artículo 4, apartado 4, del Reglamento (UE) 1143/2014, los Estados miembros podrán presentar a la Comisión solicitudes de inclusión de Especies Exóticas Invasoras en la Lista de La Unión, por los riesgos que esta especie está provocando en rodo el Mar Mediterráneo y Océano Atlántico: «Si no se actúa pronto, el problema será mucho mayor», afirma Verdemar.

«La UE según el Reglamento (UE) nº 508/2014 (Fondo Europe Marítimo y de Pesca) podría contribuir a aminorar el problema. A saber, el Art. 27 brinda apoyo para servicios de asesoramiento profesional sobre especies exóticas, el Art.35 ofrece compensaciones económicas por incidentes medioambientales causados por especies invasoras en el hábitat marino, el Art.40 (1) ayuda a científicos para evaluar la situación y el Art.80 (1) puede financiar cartografías y vigilancias para mejorar el medio marino».

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 8 =