El 15-M llegó en punto a la comarca

Diez años atrás, se celebraron numerosas movilizaciones en Algeciras, La Línea y San Roque

El movimiento 15-M, diez años atrás, tomó carta de naturaleza en manifestaciones celebradas en distintos lugares de España, pero también en el Campo de Gibraltar, ese mismo día. Y al igual que en numerosas ciudades españolas, a raíz de la acampada en la Puerta del Sol de Madrid, Algeciras y La Línea vivieron acciones similares en los días siguientes.

Cinco días después de las manifestaciones, aquella indignación colectiva ante la falta de respuesta a problemas cruciales de la sociedad, volvió a hacerse visibles en la comarca, a partir de dos movilizaciones distintas pero cómplices que promovió la plataforma Democracia Real Ya en Algeciras y en La Línea.

Fueron las redes sociales las que posibilitaron la difusión de ambas convocatorias. En Algeciras, la primera asamblea de indignados tuvo lugar el día 20, en la Plaza Alta. Uno de los promotores de dicha concentración, Pablo Ivars, insistió en la necesidad de hacer visible y pública dicha iniciativa ciudadana: «Lo haremos a la vista de todos, para que se una quien así lo desee», declaró. En La Línea, la primera asamblea se fijó en la Plaza de la Iglesia, a partir de las 20 horas: “El movimiento es una llamada de atención a la clase política. Los ciudadanos estamos hartos de que nos dejen fuera», afirman los organizadores.

Uno de los carteles que circularon hace una década

En apenas unos días, las redes sociales, sobre todo Facebook y Twitter recabaron nuevos respaldos y las acampadas llegaron también a San Roque. Las distintas propuestas irían irrumpiendo en los espacios públicos de la comarca en las semanas siguientes, en especial en las manifestaciones convocadas contra el llamado Pacto del Euro. Ángel Núñez, de la Asamblea de San Roque, reivindicó por entonces «el derecho al trabajo, la vivienda, la educación y la participación» y recordó que estas acciones, nacidas al amparo del 15-M, buscan «defender la democracia».

El resto ya es historia. Pero queda poco. Quizá la misma indignación, pero, demasiado a menudo, menos esperanza. La resurrección de todo aquello puede ocurrir en cualquier fecha.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =