Ecologistas en Acción reclama que la Junta regule la energía fotovoltaica

Agaden, que forma parte de dicha organización, ya reclamó una moratoria para el de Jimena de la Frontera

Durante años, el símbolo del sol identificó a la energía alternativa que reclamaban los primeros conservacionistas españoles frente a la nuclear o la térmica. Ahora, Ecologistas en Acción ha reclamado a la Junta de Andalucía que regule la instalación de parques fotovoltaicos, como ya hicieron específicamente en el Campo de Gibraltar, especialmente en el término de Jimena de la Frontera, donde ya han desarrollado varias acciones de las que ha informado este blog.

A juicio de Ecologistas en Acción, “la proliferación de proyectos fotovoltaicos, ocupando tierras agrícolas y espacios con aves esteparias, está llevándose a cabo sin ordenación alguna en nuestra comunidad”.

“Desde esta entidad ambientalista se apoya resueltamente la alternativa fotovoltaica, imprescindible para la descarbonización de la economía, pero no de esta manera –insisten–. Como medida inmediata, se debería acordar una Suspensión Temporal de Licencias por parte de la Junta de Andalucía hasta que se produzca la regulación y ordenación de estos proyectos”.

Desde su punto de vista, frente a “la intención meramente especulativa de buena parte de estos proyectos, se está relegando la opción más sostenible social y ecológicamente: el autoconsumo fotovoltaico, la generación distribuida y los proyectos municipales y sociales de producción eléctrica”.

“Las plantas fotovoltaicas están llamadas a tener un lugar en esta necesaria transición ecológica, pero supeditadas al interés general y a la preservación de los recursos naturales, entre ellos los de fauna, flora y paisaje. Actualmente solo contamos para regular esta implantación con una zonificación sugerida por el Ministerio de Transición Ecológica, pero sin ningún carácter vinculante. La Consejería de Desarrollo Sostenible andaluza ha intentado ofrecer una guía para planificar la ubicación fotovoltaica, pero ha sido retirada sin explicación alguna”.

La Dirección General del Medio Natural, a juicio de Ecologistas en Acción, “solo se fija para realizar sus evaluaciones de impacto en las afecciones a las aves esteparias, pero deja al margen de toda consideración otros impactos de la fotovoltaica no desdeñables, como es el impacto paisajístico (el Convenio Europeo del Paisaje es ignorado), la preservación de agrosistemas extensivos o la protección edáfica”.

Así, Ecologistas en Acción reclama de la Junta de Andalucía una urgente ordenación y regulación de los proyectos fotovoltaicos (proyectos de <50 MW) y de la Administración central (proyectos de > 50 MW) una planificación, ordenación y regulación estricta y con carácter vinculante de la energía fotovoltaica.

“Los 2.672 MW de fotovoltaica instalados en Andalucía, a 31 de diciembre de 2020, se pueden ir a más de 13.000 MW si se atendieran todos los más de 300 proyectos fotovoltaicos presentados. Un disparate. Si cada MW de potencia fotovoltaica requiere entre 2 y 3 hectáreas de terreno, 13.000 MW de potencia instalada en suelo podrían requerir ocupar más de 30.000 hectáreas de suelo andaluz”.

A su juicio, la Junta de Andalucía debería tener en cuenta “esta gradación en la selección de los proyectos fotovoltaicos a autorizar, desde los más favorables hasta los excluidos”.

Agaden, que forma parte de Ecologistas en Acción, ya pidió hace una semana que se suspendieran las licencias para la instalación de parques fotovoltaicos en Jimena, comenzando por la suspensión temporal de la tramitación de licencias para la instalación de parques fotovoltaicos, mediante una moratoria.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + once =