Dos «bobbies», premiados en Tarifa por los «picoletos» en el Día del Pilar

Otros cinco agentes fueron agredidos por dos jóvenes en el Peñón

Los tiempos cambian. De la desconfianza entre las fuerzas y cuerpos de seguridad de un lado y de otro de la Verja, se ha pasado a un clima de colaboración creciente, en el que no faltan las medallas. Así, en la ceremonia de la Festividad de la Virgen del Pilar, Patrona de la Guardia Civil, celebrada el domingo en Tarifa, dos agentes de la Policía Real de Gibraltar (Royal Gibraltar Police, RGP) fueron galardonados con la “Orden del Mérito” por su trabajo transfronterizo, realizado junto a la Guardia Civil, en operaciones de blanqueo de capitales y tráfico de drogas.

Ante el numeroso público congregado, el Inspector Jefe Sean Perera y el Detective Inspector Craig Goldwin fueron especialmente distinguidos por su participación en una serie de operaciones internacionales llevadas a cabo en 2019.

«Estas operaciones tuvieron como objetivo a los miembros de un sindicato criminal español de alto perfil que utilizaba Gibraltar para efectuar algunas de sus operaciones de blanqueo de dinero y como escondite, fuera del alcance de la Guardia Civil –afirma una nota distribuida ayer por el Gobierno de Gibraltar–. Tras otras operaciones de la Guardia Civil en España, se detuvo a un total de 103 personas de este grupo de delincuencia organizada, incluidos todos sus líderes. Además, se incautaron numerosos bienes de alto valor».

El detective inspector Craig Goldwing recibe la distinción de manos de la Guardia Civil

En la operación de colaboración, los dos agentes de la RGP –en esta vertiente de la frontera se les sigue llamando «bobbies», asimilándoles a la policía británica– «habían participado en una serie de actividades, como recopilación de información, registros, detenciones y la extradición de varias personas de Gibraltar a España».

La labor de los dos agentes de la RGP fue reconocida por los altos mandos de la Guardia Civil, pero la aprobación final para la concesión de estas distinciones a Sean Perera y Craig Goldwin provino de Fernando Grande-Marlaska, ministro español del Interior.

“La labor de mis agentes ha sido de importancia internacional en la lucha contra el tráfico de drogas y el blanqueo de capitales, y estoy encantado de que haya sido reconocida formalmente de esta manera por los altos mandos de la Guardia Civil. De hecho, la concesión de esta medalla constituye un hito histórico, ya que fue aprobada por el propio ministro del Interior», declaró Richard Ullger, Comisario de la Policía (Commissioner of Police), quien asistió a la ceremonia celebrada en Tarifa.

En el acto del domingo estuvieron presentes la Directora General de la Guardia Civil, María Gámez, y el Coronel [Jefe] de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras [Francisco Almansa], cuyo papel fue decisivo para que los agentes de la RGP recibieran estas distinciones: «Ambos se deshicieron en elogios acerca de la excelente relación de trabajo existente entre la RGP y la Guardia Civil”, señaló Ullger.

El comisario jefe de Gibraltar, Richard Ullger, junto a los dos agentes gibraltareños premiados en Tarifa

Durante el acto celebrado en Tarifa, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez –muy ligada familiarmente a dicha localidad– confirmó que el ministerio del Interior estudia la aplicación de «beneficios o incentivos» para los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, destinados en el Campo de Gibraltar. Allí, Gámez valoró el Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar, por lo que ha supuesto «un importante esfuerzo en medios humanos y materiales» y ha cifrado en más de diez millones de euros la inversión de Interior en materia de equipamiento durante el ejercicio de 2021.

Gámez también recordó el papel que juega dicho Cuerpo en la lucha contra la inmigración clandestina y en el auxilio a sus víctimas.

Cinco agentes agredidos

La víspera de dicho acto oficial que precede a la Festividad del Pilar, que se conmemora hoy, otros tres agentes de policía y dos de aduanas, fueron agredidos en el Peñón en un servicio que terminó en batalla campal. Alrededor de las 08.10 de esta mañana, ese día, un comunicante anónimoinformó que dos personas estaban siendo agredidas en Laguna Estate.

«Los agentes de la RGP acudieron y descubrieron que un agente de aduanas que no estaba de servicio había recibido puñetazos y patadas mientras estaba en el suelo y sufría cortes en la cara y hemorragia nasal. Estas lesiones requirieron atención hospitalaria.   Una oficial de guardacostas y fronteras, también fuera de servicio, había sido agredida pero no presentaba heridas visibles.  Los agresores habían huido del lugar».

La policía les siguió la pista: «Según los informes de los testigos, los agentes de policía acudieron a una propiedad en otro lugar de Laguna para realizar más investigaciones. Dentro de la propiedad, los agentes encontraron a un menor de 16 años, a quien evaluaron bajo la influencia de drogas o alcohol. Mientras intentaban detenerlo, agredió a tres agentes provocando diversas heridas en la cabeza, que requirieron atención médica».

A partir de ahí, se procedió a la detención de otro joven, Callum Brayson, de 18 años y por lo tanto mayor de edad. Ambos fueron arrestados con cargos, según la legislación gibraltareña, de Agresión que ocasiona daño corporal real, amenazas de muerte, asalto común y, sobre el menor, pesaron tres cargos de asalto a la policía y resistencia a la autoridad.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 3 =