Cuatro años para el atracador del almacén de tabacos en Gibraltar

El robo, encubría, según la investigación, un caso de blanqueo

Un gibraltareño de 31 años de edad, ha sido condenado a cuatro años de prisión por su participación en el robo a mano armada de 1,5 millones de euros, ocurrido en junio de 2017, en Southease, un almacén de tabaco situado en el polígono industrial de New Harbours, en el Peñón.

Residente en la parte alta de la ciudad (Upper Town), fue detenido inicialmente poco después del robo y fue declarado culpable del mismo y de otro cargo por conspiración para robar el pasado mes de abril. Su condena ha tenido lugar esta misma mañana, por parte del Tribunal Supremo de Gibraltar.

«La sentencia se produjo tras amplias pesquisas policiales, la recopilación de pruebas forenses y de ADN, y la cooperación policial internacional», aseguraron ayer portavoces de la Policía Real de Gibraltar.

Durante el robo, el personal del almacén fue atado de piernas y manos. Tras su detención, H.M. fue trasladado a la Comisaría de New Mole House, donde se le acusó de conspiración para robar y atraco. Posteriormente fue puesto en libertad bajo fianza por el tribunal y luego huyó de Gibraltar.

El Tribunal Supremo de Gibraltar emitió una Orden Europea de Detención, por lo que fue detenido por la Policía Nacional española el 24 de octubre de 2019 en Tarifa, España.Más tarde, el 7 de noviembre de 2019, los agentes españoles lo entregaron a la Policía Real de Gibraltar (Royal Gibraltar Police, RGP) en la frontera terrestre con España.

El pasado mes de abril, en un juicio que duró dos semanas, un jurado emitió un veredicto unánime de culpabilidad contra H.M. Antes de la sentencia de H.M., otras dos personas fueron encarceladas por su participación en el atraco.

Tras el atraco, la investigación policial descubrió un caso de blanqueo, lo que motivó estas últimas detenciones, las de As.R. y Av.R. (de 67 y 34 años, respectivamente), a quienes se imputaron cargos por conspiración de fraude y por actividades para blanquear los beneficios derivados de conductas delictivas.

“Uno de ellos también fue detenido y acusado en su condición de director de Southease Limited, una empresa mayorista de tabaco, por la adquisición de bienes delictivos –informaron en su día portavoces policiales–. La investigación se inició como resultado del atraco a mano armada en junio de 2017 en el almacén de Southease Limited en New Harbours Industrial Estate, donde se mantenían importantes cantidades de efectivo en las instalaciones de la empresa”.

Estas acusaciones, según comunicó la Policía, “se derivan de la culminación de la meticulosa investigación de la MLIU durante más de dos años, junto con contables forenses independientes, que han revelado la infradeclaración al Servicio de Aduanas de Gibraltar de más de 12 millones de libras procedentes de la venta de tabaco entre 2015 y 2017”.

Southease Limited es una empresa tabaquera británica que cuenta con sede en Gibraltar, en la Unidad 45 de New Harbours, pero la trama ha llegado a alcanzar hasta Valencia, a través de uno de los implicados, Rachid Bendhaoui, de nacionalidad marroquí que ya había sido juzgado por dos robos con violencia en casas habitadas, detención ilegal, lesiones y malos tratos a los propietarios de las viviendas, ubicadas en Valencia y la Pobla Llarga junto a cuatro compinches más. Rachid desapareció poco tiempo después de ser condenado a dieciséis años de cárcel por estos hechos y fue uno de los detenidos en julio de 2017 por aquel atraco cuyo botín alcanzó a 1,5 millones de euros, según las estimaciones anteriores.

En Valencia, llegó a desvelar información sobre el supuesto secuestro de un empresario levantino y la policía llegó a utilizarlo incluso como confidente y como infiltrado, al grabar una conversación con los autores del frustrado secuestro. Tras otras dos detenciones registradas posteriormente, otro marroquí implicado en el caso, H.E.L., de 34 años, fue entregado a la Policía Real de Gibraltar, durante el pasado mes de agosto, por parte de las autoridades españolas hasta atravesar la Verja fronteriza, desde donde ya fue escoltado bajo arresto por la policía española, con cargos de conspiración para cometer un robo y en virtud de una Orden de Arresto Europea emitida por la Corte Suprema (Supreme Court) de Gibraltar en octubre de 2018 y que no llegó a practicarse hasta casi dos años más tarde. Fue detenido en calidad de sospechoso de conspiración para cometer el robo del almacén de tabaco, cargos que fueron confirmados por el tribunal.

Tras los procesos judiciales que tenía pendientes en España, H.E.L. fue puesto en libertad bajo fianza con la condición de entregarse a las autoridades españolas en el Tribunal de La Línea de la Concepción el 10 de agosto de 2020, desde donde fue entonces extraditado a Gibraltar. Las dos detenciones últimas, por otro lado, concluyen al parecer toda la operación y, a falta de la comparecencia del director local de la empresa robada, todo apunta a que el robo ocultaba otro propósito muy distinto: el de robarle al erario público, evadiendo impuestos a gran escala.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − 3 =