COVID-19: El Campo de Gibraltar aguarda a la cuarta ola

Suspendidos dos actos públicos en San Roque por recomendación de la Junta de Andalucía

El Campo de Gibraltar, a partir de los datos del pasado viernes, mantiene el descenso en la tasa de incidencia del COVID-19, pero en numerosas comunidades autónomas está creciendo en la medida que este coronavirus vuelve a estrangular a media Europa. La cuarta ola acecha, según todos los indicios. La gente lo sabe pero parece haber bajado la guardia de nuevo.

En Andalucía, según los datos que se dieron a conocer ayer de forma genérica, la tasa de incidencia vuelve a subir por cuarta jornada consecutiva, situándose en 129,02 por cada 100.000 habitantes, lejos de los 25 que marca la franja de normalidad. Quince nuevas muertes en las últimas veinticuatro horas en territorio andaluz tampoco estimulan el optimismo. Y 1329 contagiados, la mayor en un mes, no hacen augurar nada bueno para las próximas semanas.

Por su parte, los 15 fallecidos de esta jornada superan a los once del viernes pero son inferiores a los 21 del jueves, los 22 del miércoles y los 41 del martes, aunque superan a los dos contabilizados lunes y domingo.

Frente a todo ello, en Gibraltar vuelven a bajar los casos activos: cuatro menos que el día anterior, lo que reduce a once los contagios actuales, una cifra que sin duda dice mucho de la intensa campaña de vacunación que se ha vivido en la Roca y que ha permitido eliminar desde esta madrugada casi todas las restricciones motivadas por la pandemia. Ayer, se notificaron 144 nuevas primeras dosis y 966 de la segunda, lo que eleva hasta 57.646 vacunas administradas desde el pasado 10 de enero. Sin embargo, ha aumentado en once el número de personas en autoaislamiento, que en la actualidad se eleva a 64.

Como consecuencia de la pandemia, las dos convocatorias culturales en torno a la Semana Santa que estaban programadas para este fin de semana en el Teatro Juan Luis Galiardo, de San roque, fueron suspendidos por el Ayuntamiento de San Roque, dado que la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía desaconsejó su realización ante el riesgo de contagio por COVID-19.

Se trataba de los conciertos “Sentimiento Cofrade”, de la sevillana Joana Jiménez, previsto para ayer sábado, y de la “Exaltación de la Saeta”, a cargo de Carlos Vargas y numerosos artistas.

“Desde el Ayuntamiento se habían previsto para ambos las máximas medidas sanitarias y de seguridad, y se había reducido el aforo del teatro a sólo 300 personas”, según explica la web municipal. La capacidad real del teatro asciende a 686 personas, por lo que dicha cifra equivaldría a una reducción superior al 50 por ciento de su aforo.

Desde las delegaciones municipales de Cultura y Tradiciones, organizadoras de ambas actividades, se ha pedido disculpas a las personas afectadas y que se devolverá el importe de las entradas ya abonadas para el primero de los conciertos, ya que el segundo era de carácter gratuito, aunque había que retirar previamente las invitaciones.

“La Delegación Municipal de Cultura envió a la Delegación Territorial de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía documentación para realizar una evaluación de riesgo de los dos conciertos. En su respuesta, firmada por la delegada de este departamento en la provincia, Isabel Paredes, se señala expresamente que “no se recomienda la realización” de estas actividades, por lo que desde el Ayuntamiento se ha procedido a su suspensión”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − diez =