Cartel del Campo de Gibraltar

Un viejo cartel publicitario de la comarca sirve a la escritora algecireña para identificar al Campo de Gibraltar con el recuerdo de la poeta Julia Guerra, que llegó de Navarra para quedarse para siempre

Hace años, y no pocos, que pasada la Estación de San Roque de camino a San Pablo de Buceite; había un cartel publicitario del Campo de Gibraltar de fondo azul cielo con un delfín y un toro. Siempre me llamó la atención: ¿diversidad, tierra y mar buscando su camino? Podrían ser muchas las interpretaciones o los mensajes. A mi amiga la poeta Julia Guerra, que nos dejó hace años, le gustaba. Ella hablaba, admirando este cartel como una fusión muy especial que nos brindaba la comarca del Campo de Gibraltar.

Hoy yo recuerdo a Julia y ese cartel, y comprendo más que nunca sus palabras sobre el Campo de Gibraltar: fusión.

En verdad nuestra comarca es única, en ella el monte y las sierras trepan buscando las olas y no el agua, porque es sus ríos y arroyos corre el agua.
La laurisilva, los alcornoques, las gorgonias, los toros, los delfines, el atún, los caracoles y las ortigas pueblan nuestra realidad desde nuestras mesas a los paseos por la orilla o por las veredas.

Tierra de contrastes, de luz y sombras en el atardecer.

Ciudades y pueblos rodean la Bahía, abrigando el mar con sus destellos en la noche, esperando así la primera claridad.

Pueblos que buscan la sierra, manteniendo el olor del salitre; buscando la sal hendida en los troncos de quejigos centenarios.

El sol sale por detrás del Peñón y la luz se difumina en trazos cobrizos, que al avanzar el día se van diluyendo en el agua de la Bahía de Algeciras.

Toros entre dunas con el mar de fondo en Tarifa.

Cada uno de los pueblos del Campo de Gibraltar tiene su sello personal, intransferible y único, que no se presta porque forma parte de una identidad.

Si alguna persona que llegara a leer estas palabras recuerda y tuviera opción de poder hacerse con el cartel en cuestión; sería muy de agradecer que lo hiciera llegar a este medio.

Fusión, diversidad, mestizaje, amor a la naturaleza, el Campo de Gibraltar es todo eso y más. Es sus gentes, lugares, la vida que transita por sus calles.
La arena que trepa buscando el monte. El toro pastando y el delfín que salta entre las olas de un Estrecho de Gibraltar que refleja en sus aguas mestizas de mar y océano, la tierra que le contempla desde un campo gibraltareño, siempre abierto al mar y a la sierra.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =