Botafuegos se plantó contra las coacciones a sus funcionarios

Más de un centenar de manifestantes secundaron una concentración a las puertas del centro penitenciario

Más de un centenar de personas participaron ayer, a las 11 horas, en una concentración de cinco minutos de duración a las puertas de la prisión de Botafuegos, en Algeciras, como acción de rechazo contra las coacciones y amenazas sufridas por sus funcionarios. Esta acción, convocada por los Sindicatos del Centro Penitenciario, fue secundada por la plantilla del centro penitenciario, incluyendo a su director, Francisco Márquez. La protesta contó con el respaldo de diversos colectivos, de las coordinadoras contra la droga, representantes de los cuerpos y fuerzas de seguridad, de la plataforma de especial singularidad en el Campo de Gibraltar y distintos organismos públicos como el Ayuntamiento de la ciudad.

Según ACAIP-UGT, se trata de exigir medidas a la secretaría general de Instituciones Penitenciarias y al ministro del Interior, en relación a las amenazas que vienen sufriendo desde hace, al menos, tres años y que se agudizaron a partir del último trimestre del pasado año. En los últimos seis meses, han sido incendiados tres vehículos. El primero de ellos, perteneciente a un miembro de la Unidad Técnica, a la puerta de su casa. Y en la noche del pasado lunes, 5 de septiembre, se desató un incendio provocado en la casa de una pareja de trabajadores de la misma Unidad que concluyó también con el incendio de sus dos vehículos particulares.

“A mí no me van a amedrentar, a mí no me dan ningún miedo. Yo aprendí de pequeño que es mejor morir de pie que vivir de rodillas y yo no me voy a arrodillar ante estos mierdas”, aseguró ayer el director del centro ante los periodistas.

Aunque no pudo asistir por motivos de agenda, el alcalde, José Ignacio Landaluce, aseguró que, desde sus responsabilidades en el Senado, preguntará al Gobierno sobre la situación de indefensión que sufre el colectivo. Además, el primer edil recordó que el pasado mes de abril, durante una reunión de la Comisión Mixta Congreso-Senado de Relaciones con el Defensor del Pueblo, él mismo llamó la atención sobre la necesidad de que los funcionarios de prisiones adquiriesen la consideración de “agentes de la autoridad”, lo que les otorgaría una mayor protección personal y jurídica ante situaciones y agresiones como las vividas estos últimos días, que en muchas ocasiones “salen gratis a a los agresores”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − 13 =