Albares confía en que la crisis de Irlanda no influya en Gibraltar

"Son negociaciones separadas aunque al otro lado de la mesa esté el mismo actor", asegura el ministro español de Asuntos Exteriores

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, confía en que la crisis sobre el protocolo de la frontera norirlandesa, entre la Unión Europea y Gran Bretaña, no afecte a la negociación del Tratado sobre el futuro estatus de Gibraltar. Según sus palabras, la negociación entre la UE y Londres sobre Gibraltar «avanza a buen ritmo» y, de hecho, «hay textos concretos sobre la mesa». «Esperamos que comience la redacción pronto con soluciones concretas y jurídicas sobre los puntos importantes», ha indicado.

Albares, en declaraciones a los periodistas, deseó “una actitud constructiva” del Reino Unido sobre Gibraltar y en que las negociaciones de la UE con el Reino Unido sobre el protocolo irlandés no afecten a las que mantiene con España sobre el Peñón: «Son negociaciones separadas aunque al otro lado de la mesa esté el mismo actor», subrayó.

“Son dos negociaciones separadas más allá de que haya el mismo interlocutor, y esperamos una actitud constructiva del Reino Unido», ha subrayado Albares este viernes en una rueda de prensa tras reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores y Defensa de Irlanda, Simon Coveney.

Albares ha expresado su solidaridad con Irlanda, un socio que “hace frente a un asunto complejo y unas negociaciones de envergadura” con el Reino Unido, pero que «nada tiene que ver« con las negociaciones entre España y la UE con el Reino Unido sobre Gibraltar.

El Reino Unido ha asegurado que el protocolo que evita la aparición de una frontera física en Irlanda tras el Brexit precisa de «cambios significativos», por lo que amenaza con suspender unilateralmente partes de dicho acuerdo, algo que la UE ha rechazado de plano y que podría afectar a la negociación con Reino Unido sobre la relación futura con Gibraltar.

El ministro ha subrayado su “solidaridad” con Irlanda y ha animado al Reino Unido a que se involucre en el diálogo negociador ya que, «como todo acuerdo internacional, el protocolo irlandés debe ser respetado”.

“No comprenderíamos ningún tipo de decisiones unilaterales (…) no lo quiero barajar ni como hipótesis”, ha asegurado.

El ministro irlandés ha agradecido la solidaridad de España en un momento en que Reino Unido ha planteado una “potencial amenaza unilateral” que es preciso evitar en favor de “la negociación, la colaboración y el partenariado”.

Coveney también ha coincidido en que las negociaciones sobre Irlanda y Gibraltar son temas completamente separados y lo mejor es seguir manteniéndolos completamente separados”.

El ministro irlandés, según recoge un despacho de la agencia Efe, ha reconocido que en Irlanda del Norte hay una “minoría grande” de personas descontentas con el protocolo y su funcionamiento, a las que es preciso dar una solución que es posible si se tiene “voluntad y flexibilidad” y no con “potenciales amenazas unilaterales” como las que plantea el Reino Unido.

“Queremos evitar que eso se produzca y centrarnos más en la negociación y la cooperación”, ha subrayado el ministro, para quien “debemos respetar el derecho internacional y encontrar soluciones dentro del texto acordado”.

Para Coveney, “lo último que necesita la UE son tensiones con Reino Unido” sobre un texto que el Gobierno británico “acordó, firmó y ratificó”, por lo que la única solución es que “ambas partes trabajen juntas” y vuelvan a sentarse a negociar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − 10 =